Autor -Juan Pablo Villarino

Transilvania a pata: entre la identidad y el nihilismo.

Llegué a Sighisoara (Schassburg para los sajones) con la esperanza de satisfacer tanto mi curiosidad intelectual por el caso transilvano como mi sensibilidad estética por una ciudadela medieval amurallada. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudadela albergó hasta el S.XIX los talleres de los distintos gremios de artesanos sajones, herreros, sastres o carpinteros, a los que la […]

Seguir Leyendo

EL PASO POR CLUJ NAPOCA Y MARAMURES: DE CASUALIDAD EN UNA BODA.

A los artificios literarios del novelista anglo- irlandés Bram Stoker (y a Hollywood) debemos el desagradable reflejo de diluir la riquísima textura histórica de Transilvania para postular una relación biunívoca de esta tierra con Drácula. Para desbaratar esta injusticia es menester recordar, simplemente que el escritor en cuestión basó su novela en una tierra que jamás pisó, escribiendo desde la […]

Seguir Leyendo

DE HOLANDA A RUMANIA CON UN EURO. (EL KARMA DE UN BILLETE)

Había viajado desde Gdansk, en Polonia, hasta Amsterdam con el sólo fin de recoger mi pasaporte italiano. Tres días de viaje sólo para llegar al consulado, garabatear un par de firmas y salir de vuelta a la ruta para retomar mi itinerario original, hacia Rumania. Para aliviar mis penas y agazajar mi segunda impredecible visita, mi amigo Stephen, el holandés […]

Seguir Leyendo

1 al 6 de Septiembre de 2005. De Gdansk a Amsterdam por un pasaporte. La gente de Pniewo me declara un waiza. Llegada a Holanda (otra vez)

La semana comenzó en la antigua ciudad de Gdansk. Allí me esperaban Kinga y Chopin, una pareja local que durante 5 anios dio una vuelta al mundo a dedo. Naturalmente fui todo oídos. Afuera, Gdansk. La ciudad tiene razgos comunes a otras ciudades hanseáticas, como Amsterdam o Lubeck, y al igual que en estas se observan las lujosas sedes de […]

Seguir Leyendo

25 al 31 de Agosto de 2005. Pontificio en Vilnius. Salvado por la gran gente de Uzupis. La taza de te y sus increíbles consecuencias.

Ya tenía bien aprendido que el viaje es una constante dislocación de las expectativas cuando el destino propuso un memorandum. Vladas, mi anfitrión, fundador del Club de Autostop de Vilnius, me puso de patitas en la calle por tocar el timbre a las 2 am, de regreso de un recital de jazz al que me había invitado Sigita, una amiga […]

Seguir Leyendo

18 al 25 de agosto de 2005. El brochet Báltico: Estonia, Latvia y Lituania.

Cuando el lento ferry me hubo depositado en Tallinn, capital de Estonia, apresure mi paso por la intrincada madeja de callejuelas del centro medieval del pueblo. Tecnicamente, estaba en Europa del Este. Hablar de las ex-republicas sovieticas se complica. A muchos de nosotros estos paises nos resultan tan indistinguibles como los son a los ojos del gringo la molleja, la […]

Seguir Leyendo

COMUNIDADES SUSTENTABLES EN FINLANDIA: RECOLECTANDO FRESAS EN KATAJAMAKI

Si algo me gusta de Finlandia es que el país está a la vanguardia europea en ecología y comunidades sustentables. Katajamaki es sólo una del centenar de comunidades sustentables descriptas en la edición 2005 de Eurotopia, un volumen que cada año compila los experimentos sociales existentes en el continente, su población estable, las hectáreas que ocupan, el sistema de toma […]

Seguir Leyendo

UN ARGENTINO EN LAPONIA

  Gamvik, la aldea pesquera del norte de Noruega en que me habían confundido con un ave migratoria y anillado con el número BA20016, se me había terminado en continente. Hacia el norte sólo las Islas Spitzbergen y el Polo Norte. Era tiempo de re-orientar velas, pulgares y suenios hacia Estambul en el sur, una caída de varios meses a […]

Seguir Leyendo

CÓMO PASAR DEL PAN DURO AL PORSCHE, Y SER DECLARADO AVE MIGRATORIA.

¿Cómo se dice “donde el diablo perdió el poncho en noruego”? Eso se dice Finnmark. Aunque el nombre hace innecesario cualquier ulterior palabrerío, digamos que este es el extremo norte de Noruega, el punto más septentrional del continente. El paisaje es inhóspito y desolado, con temperaturas en verano en el orden de los ocho grados. A pesar de esto un […]

Seguir Leyendo

4ta semana de julio 2005. Persiguiendo a los hippies por el ártico: encuentro Ting-Rainbow en Dividalen.

Hace 7 días que vivo un larguísimo día al que sólo mi reloj biológico fragmenta en períodos de vigilia y de suenio. Es verano en el norte de Noruega, el sol brilla a medianoche, y las doce y cinco ya es el amanecer… Dos noches permanecí en Bodo en casa de Mohamed y Josefina, dos músicos locales. Bodo en sí […]

Seguir Leyendo

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual