QUE VER EN NUEVA YORK: 15 IMPERDIBLES Y CONSEJOS

que ver en nueva york

¿Buscando información sobre qué ver en Nueva York? ¡Este post es para ti! Es una ciudad con tal densidad de atractivos como Nueva York, el planeamiento es fundamental para no pasar por alto ninguno de sus imperdibles. Manhattan es el barrio de la Gran Manzana donde se concentran esos íconos turísticos que, a través del cine, han pasado a ser parte del folclore global: el edificio Empire State, Wall Street, Broadway, el Central Park… Es este distrito el que ha pasado a representar Nueva York –y todo Estados Unidos- para el resto del mundo, y por eso vale la pena explorarlo en profundidad.

En este post te cuento qué es lo tenés que visitar en Nueva York sí o sí y por qué, trazando un itinerario con los imperdibles de Manhattan. También van links útiles para comprar online tickets para los principales atractivos que te permitan saltarte las colas (en una ciudad enorme como Nueva York, el tiempo es oro y es un error muy frecuente perder mucho tiempo al llegara las atracciones sin reserva y tener que hacer largas filas)

También te puede servir mi guía de qué ver y hacer en Williamsburg, el distrito hípster de Brooklyn, del otro lado del puente.

Check-list para tu viaje a Nueva York

Seguro de viaje

Viajar a Nueva York sin seguro de viaje puede ser una locura en un país como Estados Unidos, donde una fractura puede terminar costándote €5000 y una hospitalización varias decenas de miles, es fundamental viajar con un seguro médico. Los precios más económicos suelo encontrarlos en el cotizador de Asegura tu Viaje.

New York Pass

Si piensas visitar muchas atracciones, la New York Pass te puede hacer ahorrar bastante, ya que incluye entrada gratuita a más de 100 atracciones, incluyendo el mirador del Empire State, el ferry a la Estatua de la Libertad, el Museum of Modern Art, el Museo Guggenheim, el Top of the Rock, el Museo del 11-S y muchos más. Además, te saltás las filas y ahorrás tiempo.

Extrae dinero sin comisión

Para no pagar comisión al extraer dólares en los cajeros automáticos desde tu cuenta en euros y obtener un cambio favorable, te recomiendo utilizar la tarjeta N26. Puedes abrir una cuenta en poco más de 5 minutos y manejar todo desde la App.

Mis 10 lugares favoritos que ver en Nueva York

Times Square

publicidades times square

El corazón indiscutido de Manhattan es el Time Square que, con 50 millones de visitantes al año, es también el sitio más turístico de Nueva York. La intersección de Broadway y 7th Avenue es una de las áreas peatonales más traficadas del mundo, y un templo al poderío del mercado expresado en sus inmensas pantallas publicitarias. Pasó a llamarse Times Square cuando el New York Times mudó allí sus oficinas en 1904.

Ya que mencionamos al New York Times, si sos nuevo leyendo el blog, te comparto el artículo de ¡ocho páginas! que el periódico estadounidense le dedicó a mis viajes, tras enviar a un periodista a viajar conmigo durante una semana.

Te recomiendo visitarlo tanto de día como de noche, que es cuando expresa toda su mística. Si querés una experiencia bien neoyorkina podés comprar un hotdog en uno de los carritos y sentarte en las gradas rojas, desde donde también tenés la mejor perspectiva para una foto.

Si lo tuyo son las tiendas, anotá: las tiendas más famosas de Times Square son el Disney Store (que abrió en los años 90 y marcó el inicio de la revitalización de la zona, que había sido colonizada por shows de striptease y clubes de mala muerte), el M&M’s World y Hershey’s Times Square.

Broadway y los musicales

teatros de broadway

Otro sitio imprescindible que ver en Nueva York es Broadway, el distrito de los teatros. Mientras que Hollywood domina la industria cinematográfica, es Broadway el gran epicentro teatral donde la mayoría de los actores famosos han hecho sus carreras. En 2014, el distrito vendió entradas por un total de 1.4 billones de dólares. Ver un musical de Broadway en alguno de sus más de 40 teatros con espacio para más de 500 espectadores es toda una experiencia neoyorkina.

Cada uno de estos teatros tiene su fama propia, como el Majestic, que desde 1921 ha alojado las producciones más ambiciosas como South Pacific, The Music Man o, desde 1988, El Fantasma de la Opera, o el New Amsterdam, que abrió sus puertas en 1903 y es el teatro más antiguo abierto continuamente (y, además, dicen que está embrujado). Desde 1997, el New Amsterdam es cede de El Rey León.

Un truco: es más barato reservar tu entrada online en webs como Hellotickets que comprarla en boletería (además de que puedes conseguir mejores asientos, tener atención al cliente en español y pagarlas en cuotas). ¿Qué ver? Eso ya depende de vos, pero los musicales más famosos son El Fantasma de la Opera, El Rey León, Wicked, y Charlie y la fábrica de Chocolate.

Rockefeller Center y Top of the Rock

edificios del rockefeller center

Este complejo de 19 edificios y centros comerciales emergieron en la silueta de Nueva York entre 1933 y 1939, como cuartel general de la dinastía de banqueros Rockefeller.

Es uno de esos landmarks neoyorkinos que todos conocemos sin saber que conocemos, gracias a las películas. Te doy una pista: es donde todos los años se arma un árbol de navidad gigante y una pista de patinaje sobre hielo. (O, como dijo mi vieja, es donde el niño de Mi Pobre Angelito finalmente fue encontrado por su madre…)

Entre sus 14 edificios en estilo art decó, los más famosos son el Radio City Music Hall y el 30 Rockefeller Plaza, cuya plataforma de observación en el piso 70, conocida como Top of the Rock, ofrece una de las mejores vistas panorámicas de Nueva York, compitiendo con las del Empire State, justamente por incluir a éste en la vista que permite. Sólo por eso, el Top of the Rock es uno de los sitios imperdibles que ver en Nueva York.

empire state en el atardecer
Vista desde Top of the Rock, con el Empire State (detallado más abajo) en el centro.

La hora óptima para visitar Top of the Rock es antes del atardecer para tomar fotos con distinta luz. Las entradas cuestan $38 por adulto y se pueden adquirir aquí por anticipado. Si lo que quieres es visitar el Radio City Music Hall, puedes reservarlas aquí por $31.

Catedral de San Patricio

Justo en frente del Rockefeller Center, esta catedral católica de estilo neogótico fue completada en 1879 y, originalmente, sus torres de cien metros de altura, dominaban al cielo de Nueva York. Hoy, en cambio, vista desde la escultura de Atlas del Rockefeller Center, el templo parece pedirle permiso y perdón a los rascacielos que florecen a su lado, y ese contraste justifica la visita (y la foto).  

¿Qué quien fue San Patricio? Nada menos que el Santo Patrono de Irlanda, lo que demuestra el impacto en todos los órdenes que tuvieron los inmigrantes irlandeses en Estados Unidos.

Grand Central Terminal

que ver en nueva york

La estación de trenes más grande del mundo (en cantidad de andenes) fue completada en 1913 en estilo beaux-arts, con la grandiosidad y pompa acorde a la revolución que significó el transporte ferroviario hace cien años, y es uno de lo sitios que tienes que ver en Nueva York.

Boleterías en mármol italiano y suelos con mármol de Tenesee y, sobre todo, la inmensa bóveda de la sala central con sus constelaciones, obra del pincel del francés Paul César Helleu, quien lo pintó al revés, como si mirara a las estrellas desde arriba, en teoría de forma intencional.

Aquí el espectáculo es simplemente pararse a mirar el ritmo frenético de los miles de commuters que toman los trenes a diario, o admirar la estatua The Glory of Commerce, que corona la fachada, en la que se ve a Mercurio (dios romano del viaje y el comercio) con su clásico casco alado y, debajo, el gran reloj de la estación.

reloj de la grand central terminal
El reloj del hall central es un punto de encuentro favorito de los neoyorkinos.

Visitar la estación es gratis, pero para no perderte ningún detalle de este y otros sitos públicos, podrías sumarte a un tour de tres horas y media por Manhattan con guía en español que viene muy bien valorado por los viajeros.

Otro motivo para visitar la estación es el famoso Grand Central Oyster Bar & Restaurant, que ofrece dos docenas de variedades de ostras y otras opciones de frutos de mar en mesas comunales.

Visitar el Empire State

empire state manhattan

Si sólo podés visitar una atracción de Nueva York, que sea el Empire State. El que fuera el edificio más alto del mundo desde 1931, año en que fue construido, hasta 1972, es también un ícono de la Gran Manzana y sus dos plataformas de observación (pisos 86 y 102) brindan las mejores vistas panorámicas de Nueva York.

La entrada está incluida si tienes el New York Pass, o la puedes comprar online directamente desde este enlace, por anticipado y salteándote las interminables colas que se forman en la entrada.

Para mí, visitar el Empire State era una misión muy personal: mis padres habían visitado el edificio en 1960, por lo que crecí encontrando decoloridas fotografías Polaroid en el fondo de los cajones de casa. ¡Tenía que darme por ese sitio que era parte de la biografía familiar!

rascacielos en Manhattan
Vista de los rascacielos de Manhattan desde el observatorio del Empire State.

Y aunque este no sea tu caso, seguro ubicás el edificio: fue a esta mole de 10 millones de ladrillos y 6400 ventanas a la que se trepó King Kong para dar batalla a los aviones que lo acechaban a él y a la rubia que atesoraba en su puño. Una curiosidad: la famosa antena fue originalmente concebida como mástil para amarrar zepelines, pero el desastre del Hindenburg echó por tierra los planes.

Chrysler Building

Gran Central terminal y el edificio Chrysler (beaux-arts y art-decó cara a cara)

Para mí un concurso de belleza de rascacielos sería ganado sin dificultad por el Chrysler Building. Esta pieza maestra de la arquitectura art déco fue erigida en 1930 como cuartel general del emporio automovilístico y fue el edificio más alto del mundo durante apenas 11 meses, fecha en que fue sobrepasado por el Empire State.

La característica más famosa del Chrysler es su corona, formada por siete arcos concéntricos aterrazados, realizados en una aleación de cromo-níquel inoxidable desarrolada por Krupp en Alemania. En el mismo material están esculpidas las geniales águilas que se asoman como águilas en el piso 61 y los ornamentos del piso 31 que replican las decoraciones del capó de los vehículos de la marca.

edifico chrysler
Como todo ícono de Nueva York, el edificio Chrysler se transforma de noche.
lobby edificio chrysler
Las rutas de correo aéreo de Europa a Sudamérica inmortalizadas como lo más vanguardista del momento en los murales del techo del edificio Chrysler.

Aunque el Chrysler Building no tiene observatorio, es imperativo visitar su lobby (gratis), cuyo techo alberga el mural Transport and Human Endeavor, en teoría el más grande del mundo. El mural retrata un planisferio unido por hidroaviones (que aunque demoraban cuatro días en unir Europa con Sudamérica eran la forma de conexión intercontinental más práctica en la década de 1930) y hacendosos trabajadores en las líneas de producción: toda una promesa de prosperidad industrial. Sin dudas, otro sitio que ver en Nueva York.

Woolworth Building

imperdibles de manhattan
El Woolworth Building en primer plano a la derecha, con el One World Trade Center liderando las alturas.

Sí, adivinaste, otro rascacielos. Y es que no tiene sentido visitar Nueva York y dedicarle un par de días a examinar de cerca a sus montañas de concreto. Pero cuidado, que el Woolworth sería como el abuelo de los rascacielos.

Esta torre neogótica de 60 pisos fue construida en 1913 y mantuvo el título de más alto del mundo hasta que en 1930 lo sucedió el Chrysler. Fue uno de los primeros rascacielos de Estados Unidos y causó polémica: el clero apodó peyorativamente al edificio como una “catedral del comercio”, pero los propietarios lo tomaron como un piropo y lo adoptaron como slogan.

El Woolworth es el rascacielos menos visitado de Nueva York. Sólo se puede acceder a su lobby –un espectáculo de mosaicos en estilo bizantino – en tours que cuestan de $20 a $45 según su duración (puedes reservarlos aquí) y en los que se develan algunos de los secretos del edificio, como una entrada propia al sistema de subterráneos y una piscina secreta.

Biblioteca Pública de Nueva York: un sitio que ver en Nueva York

leones de la bilbioteca publica de nueva york

Aquí otro ícono neoyorkino pre-conocido gracias al cine. ¡Fue aquí donde los Cazafantasmas luchaban contra sus enemigos transdimensionales! Vigiladas por los leones de mármol llamados “Fortitude” y “Patience”, la Biblioteca Pública de Nueva York es uno de las mejores atracciones gratuitas de Nueva York, y puede ser visitada sin cargo en tours de 1 hora ofrecidos por la propia institución de lunes a sábado a las 11 am y 2 pm. Más info aquí. No debes perderte la Rose Main Reading Room, rodeada de anaqueles de roble repletos de libros y largas mesas de lectura.

sala de lectura biblioteca publlica de nueva york

Consejo Acróbata: si sos un bibliómano y amante incurable de los mapas como yo podés hacerte socio (es gratuito), y así poder acceder al Lionel Pincus and Princess Firyal Map Division, donde se archivan cientos de miles de mapas de todo el mundo (hay 20.000 distintos de Nueva York solamente). Allí logré encontrar mapas de África Oriental Alemana (actual Tanzania) que utilicé para planear un viaje por el país rastreando los vestigios de arquitectura e infraestructura de la era colonial.

Wall Street

Bolsa de Nueva York un imperdible de manhattan

El distrito financiero más famoso del mundo es otro de los sitios que ver en Nueva York y ofrece mucho más que finanzas. Desde ya hay que darse una vuelta por el edificio del New York Stock Exchange (la Bolsa), en estilo neoclásico con seis columnas corintias y Federal Reserve Bank of New York, que ofrece tous gratuitos de 45 minutos de lunes a viernes, en los que se puede apreciar su famosa bóveda con 7.000 toneladas de oro puro (sí, leyeron bien).

Más allá de estos íconos, la foto obligada es con la escultura del Charging Bull, instalada en 1987 por el artista italiano Arturo di Modica, que quiso simbolizar la pujanza del pueblo de EE.UU. después de la caída de la bolsa de 1987.

Otra coordenada muy frecuentada es el Battery Park, un parque público en la punta sur de Manhattan donde se encuentra el Castle Clinton, un fuerte militar de principios del s.XIX.

One World Trade Center y 11-S Memorial

one world trade center
El rascacielos que reemplazó a las Torres Gemelas.

Donde estaban las legendarias Torres Gemelas, derribadas por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, hoy se alza el One World Trade Center, un edificio en estilo internacional que, como homenaje, tiene la misma altura exacta que tenían sus predecesores. Es uno de los sitios imperdibles que ver en Nueva York.

 En los pisos 100 a 102 se encuentra el One World Observatory, desde donde podés tener una vista soberbia de Manhattan. ¡El ascensor cubre esa distancia en tan solo 50 segundos!

Eso sí, para no perder una hora en la fila, te recomiendo reservar la entrada online y asi poder saltarte la cola. Ten en cuenta que debes estar exactamente a la hora que señale tu ticket, o perderás tu plaza.

El Memorial del 11-S, situado en la llamada Zona Cero, homenajea a los más de 3.000 caídos en el atentado, con sus nombres inscriptos en dos monumentos, un árbol que sobrevivió al atentado y dos piletas en el sitio que ocupaban los cimientos de las torres. La entrada al Memorial es gratuita todos los días, de 7.30 am a 9.00 pm.

Si te interesa la historia de los atentados no deberías perderte el Museo del 11-S (éste no es gratuito) donde se pueden apreciar restos de los aviones que colisionaron contras las torres, elementos rescatados de la estructura del edificio y testimonios de los supervivientes (desde el momento en que los terroristas ocuparon el avión hasta las secuelas de los sobrevivientes años después). La entrada la puedes reservar aquí.

Central Park

central park de nueva york
El pulmón verde de la metrópolis.

Con 843 hectáreas verdes, el pulmón de Nueva York es uno de los espacios verdes más famosos del mundo, y el sitio favorito de los neoyorkinos para un picnic. Tiene un lago, kilómetros de senderos entre arboledas, un zoológico (sí, de donde se escapan los animales de Madagascar), un teatro al aire libre, un memorial a John Lennon, una calesita antigua y una estatua de Alicia en el País de las Maravillas.

Necesitarás más de un día para recorrerlo completo, o puedes reservar una visita con guía en español de dos horas de duración que también hace hincapié en curiosidad, anécdotas y en las películas que se filmaron en el parque.

Más cosas que ver en Nueva York

Museum of Modern Art

Desde 1929 el Museo de Arte Moderno (MoMa) acapara más de 200.000 obras que reflejan la evolución de los movimientos artísticos desde finales del siglo XIX. Si sos fan del arte, no podés dejar de visitarlo, con obras de Van Gogh, Picasso, Matisse, Warhol, Pollock y Bourgeois. Los viernes a partir de las 4 pm es gratis, pero ojo: hay demasiada gente para detenerse a apreciar las obras.

La entrada cuesta $25 y está incluida en el New York Pass. Si no tienes la tarjeta puedes reservar por anticipado tu entrada y saltarte las colas.

The Explorer’s Club

No es un sitio famoso, no aparece en ninguna guía de viaje sobre qué ver en Nueva York, pero ya sabés que en este blog somos viajeros fanáticos. Este club de exploradores y viajeros existe desde 1904, con el fin de preservar el espíritu de exploración. De él formaron parte Charles Lindbergh, Neil Armstrong, Amundsen y otros tantos. Muchas de sus charlas y conferencias son abiertas al público y podés enterarte en la web de club.

National Museum of the American Indian

artefactos de nativos americanos

Otro sitio poco visitado por turistas extranjeros, es el Museo Nacional del Indio Americano, alojado en la antigua aduana, un edificio beaux-arts de 1907.  es un tributo al rol de las culturas amerindias en la formación de los EE.UU. y contiene todo tipo de artefactos espléndidamente exhibidos, y paneles explicativos sobre la cultura y vida cotidiana. Me sorprendió aprender que los nativos americanos tuvieron un rol fundamental en la victoria norteamericana en la Segunda Guerra Mundial, ya que eran usados como code talkers para transmitir mensajes estratégicos en idiomas como el navajo y el cherokee, que nadie más podía comprender.

La entrada al museo es gratuita, de 10 am a 5 pm.

Metropolitan Museum of Art

museo metropolitano de arte nueva york

Este museo es uno de los imperdibles de Nueva York, y uno de las colecciones de arte antiguo más exuberantes del planeta, con más de dis millones de piezas alojadas en un edificio palaciego de 1870, ubicado dentro del Central Park. Contiene, incluso, un templo egipcio completo, trasladado en 1978 desde las orillas del Nilo para salvarlo de la inundación causada por una represa. Hay pintura europea de los siglos XIII al XX, arte islámico, y secciones de arte griego y romano que podrían nutrir a un museo separado cada una.

La entrada cuesta $25, pero está incluida en el New York Pass. Si decidiste no comprar el pase, puedas comprarla por separado aquí.

Tour Contrastes de Nueva York

Mahattan se llevará la mayor parte de tus días en Nueva York. Si tienes poco tiempo pero quieres explorar los otros cuatro barrios, te recomiendo el Tour Contrastes de Nueva York. Son 4 horas recorriendo Harlem, Bronx, Queens y Brooklyn, que son algunas de las zonas con mayor diversidad cultural del mundo. Desde comunidades de judíos ortodoxos, pasando por Chinatown o zonas del Bronx repletas de murales que honran a pandilleros famosos, el tour es una verdadera inmersión cultural. Es muy buen valor por $49. Puedes reservarlo aquí.

Mapa de principales atractivos que ver Nueva York

Además de los ya mencionados, en el mapa se incluyen estos sitios, que no llegué a visitar en mi propio viaje pero te los recomiendo.

  • Flatiron Building: uno de los rascacielos más extraños de Nueva York, apodado en honor de una…. ¡plancha!
  • The High Line: un pasarela verde elevada construido sobre una antigua vía férrea del New York Central Railroad, en el oeste de Manhattan. Fue inaugurado en 2009.
  • Union Square Greenmarket: desde 1976 granjeros locales venden sus productos en este mercado al aire libre, entre artistas callejeros, partidas de ajedrez y mucho hipster.

Espero que esta guía sobre qué ver en Nueva York te haya servido para organizar tu viaje. ¿Tienes algún lugar secreto o sugerencia para otros viajeros? ¡Déjanos un comentario! ¡La comunidad viajera te lo agradecerá!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual