VIAJAR A ETIOPÍA POR LIBRE: GUÍA PRÁCTICA

Viajar a Etiopía por libre–o de cualquier otra forma- ha de ser una de las experiencias más inolvidables de un viaje a África. Hace poco, Laura y yo recorrimos casi todo el país por tierra durante casi tres meses. En ese momento noté que casi no había información en español y lo poco que había eran paquetes. Por eso, redacté esta guía prática con todo lo que necesitás saber para viajar a Etiopía por libre: datos de visados, alojamiento y transporte, tips para sobrevivir a la monótona comida etíope y para organizar tu itinerario, sea que quieras recorrer el circuito histórico en el norte o las tribus del Valle del Omo.

No hay que atemorizarse, pero tampoco subestimar al destino. Etiopía es un país único desde todo punto de vista. Su ubicación geográfica, encaramado sobre un altiplano, lo mantuvo aislado durante milenios y así desarrolló su propio idioma, alfabeto y hasta su propio calendario. En África es muy común agrupar países en regiones, y ahí tenemos a East Africa con sus inseparables Kenia, Tanzania y Uganda, o a los países que comparten el Sahara. Pero Etiopía es Etiopía y punto: no se parece a nada y esa singularidad se traduce en todos los aspectos viajeros. Por eso esta guía.

En nuestro itinerario visitamos Gondar, Gorgora, Bahir Dar, Lalibela, Adis Abeba, Dire Dawa, Harar, Jijiga, Arba Minch y numerosas aldeas del Valle del Omo. También tomamos un ferry en el Lago Tana y hasta recorrimos un tramo a pie. La mayor parte de nuestro recorrido la hicimos en autoestop, y por ende nuestra exposición a la Etiopía cotidiana, cruda y no turística fue extrema. Aún habiendo recorrido países sin infraestructura como Afganistán o sumamente pobres como India, Etiopía fue para mí el más difícil de los 91 países de mi lista. Esto no tiene por qué ser tu caso: no es necesario viajar en autoestop ni quedarte tres meses para poder admirar lo mejor que Etiopía tiene para ofrecer.

monasterios en bahir dar

Contemplando la genialidad del arte religioso etíope en uno de los monasterios del Lago Tana.

 

Visado de Etiopía

¿Se necesita visa para viajar a Etiopía? Tanto españoles como argentinos requieren visa para entrar a Etiopía. Lo mismo para el resto de las nacionalidades latinoamericanas.

Si vas a entrar por aire, el visado se obtiene on arrival, en el Bole International Airport. Es  válido por 30 días y tiene un costo de U$D 52. También es posible obtener una visa de 90 días por U$D 72. En ambos casos, son válidos para una única entrada.

Es probable que al entrar te pidan prueba del seguro de viaje. Aunque no siempre lo solicitan, es una buena idea tener uno. Sucede que la infraestructura sanitaria en Etiopía está en estado calamitoso, y su tenés algún problema, vas a querer acceder a una clínica privada, que puede resultar costosa. Para conseguir seguros a precios más “mochileros” siempre uso el buscador de Asegura Tu Viaje que tienen más que aceptable cobertura sin ser caros.

Si estás cruzando desde Sudán o Kenia, tenés que tramitarlo en la embajada etíope en esos países. El precio es de U$D 40 por una de 30 días y U$D 60 para una de 90 días.

Para info más detallada lee mi post sobre cómo tramitar la visa de Etiopía

Mejor época para viajar a Etiopía

Etiopía tiene dos estaciones de lluvias bien definidas. La estación de lluvias en el centro y norte del país es de julio a fines de septiembre, con julio y agosto los meses más lluviosos. De todas formas, no pienses que en esos meses llueve todo el día. En África, en general, estación de lluvias significa que todos los días, a veces a la misma hora, caen chubascos épicos en los que terminás refugiándote en tu hotel o en algún café, pero luego todo vuelve a la normalidad. La ventaja de visitar en estos meses que es al ser temporada baja se pueden negociar los precios de hoteles y excursiones.  En el sur, Valle del Omo incluido, las lluvias caen entre marzo y junio, momento en que las carreteras que ya son malas se vuelven intransitables.

La mejor época para visitar es sin dudas de septiembre a enero. Las temperaturas son agradables, los cielos azules y las lluvias escasas en casi todo el país. La contra es que al ser temporada alta, sitios como Lalibela están repletos de turistas y los hoteles suben sus precios. Si pueden elegir, viajar a Etiopía en las primeras tres semanas de septiembre sería lo ideal para el circuito norte.

La mayoría de los atractivos de Etiopía se encuentran en un altiplano, por lo que el país es menos caluroso de lo que se piensa en el imaginario colectivo, con temperaturas diurnas entre los 22 y 28°C. Por las tardes, incluso, hay que tener algún polar o suéter a mano.

guerreros hammer

Dos guerreros hammer se decoran mutuamente antes del ritual del salto del toro.

Cómo llegar a Etiopía

Viajar a Etiopía desde Argentina

Ethiopian Airlines es la aerolínea de bandera y la aerolínea africana con mayores destinos en todo el mundo. Recientemente abrieron su ruta a Buenos Aires, con cinco vuelos semanales que hacen escala en San Pablo, Brasil antes de llegar al Bole International Airport de Addis Abeba. Ethiopian también vuela a Madrid, Roma, y otras ciudades europeas.

Por Tierra

Es posible cruzar de Sudán a Etiopía. La frontera Gallabat-Metema está abierta todo el año. La visa etíope, como ya expliqué, tenés que conseguirla con anterioridad ya que no es on arrival. Se te van a acercar locales a ofrecer su servicio de guías en el proceso de migración, a cambio de una propina, cosa que no suelo aceptar. Además, el procedimiento es sencillo. En la oficina de migraciones registran tus datos en una computadora, te toman una foto, y en 15 minutos estás listo para pasar a la parte de Aduana, un poco más adelante, donde te revisan toda la mochila. Laura y yo pasamos por esta frontera en nuestro recorrido de 15 meses por África, desde Cairo hasta Ciudad del Cabo.

Si venís subiendo, también es posible cruzar de Kenia a Etiopía, por la frontera de Moyale, aunque del lado keniata es una zona tribal conocida por el pillaje y los asaltos. Quizás no es segura para hacerla a dedo o en bicicleta, pero el transporte público va en covoyes y suele no tener problemas.

Continuando viaje desde Etiopía

En septiembre de 2018, la frontera entre Etiopía y Eritrea abrió luego de 20 años de estar cerrada, tras la guerra entre ambos países. Es incierto si los extranjeros pueden también usar este paso, ubicado en la localidad de Zalambessa. Además, la visa de Eritrea sigue siendo extremadamente difícil par a los viajeros independientes.

Es posible cruzar a Somalilandia, obteniendo la visa para este estado no reconocido en su embajada en Addis Abeba. La frontera con Yibuti también está abierta, aunque sólo suelen dar visas a quienes viajan en avión, y no por tierra.

Itinerario para viajar a Etiopía por libre

Recinto Real de Gondar

Los castillos y residencias imperiales de Gondar son un imperdible del norte de Etiopía.

El primer dilema a la hora de diseñar un itinerario por Etiopía es si querés abarcar uno (y cual) o los dos de sus circuitos principales: el circuito histórico en el norte o el circuito sur, cuyo atractivo indiscutido son las tribus del Valle del Omo en el sur.

El circuito norte se centra en cuatro ciudades con patrimonio histórico y recibe el 90% del flujo turístico que llega al país. Se suele hacer en sentido horario, comenzando en Bahir Dar, una ciudad famosa por sus mercados y por los monasterios medievales desperdigados por las islas y penínsulas del Lago Tana. Bahir Dar es también la base para las cataratas del Nilo Azul. Los itinerarios suelen seguir con Gondar, que fue capital de Etiopía durante 300 años desde 1635, período del que legó toda una serie de castillos del siglo XVI, además de la Iglesia de Debren Birhan Selassie. Gondar es base para hacer senderismo en las Simien Mountains. El recorrido sigue por Axum, en el noreste, cerca de la frontera con Eritrea. Era la capital del antiguo Imperio Axumita, contemporáneo al romano y es famosa por sus obeliscos. Axum es base para el monasterio Debre Damo, al que se llega escalando un precipicio por una soga. La joya del itinerario es Lalibella, con sus iglesias subterráneas cavadas en la roca. El tiempo mínimo recomendado para abarcar el circuito norte es de dos semanas.

El circuito sur está menos definido, con la excepción del Valle del Omo, que es casi un circuito en sí mismo. Esta zona remota está habitada por una docena o más de grupos étnicos que continúan con sus ritos y tradiciones como si el siglo XX nunca hubiera llegado. Los más famosos son los mursis, cuyas mujeres se embellecen insertándose un plato de barro cocido en los labios. Hay todo un debate entre los viajeros sobre si se debe visitar el Valle del Omo de forma independiente o en agencia. En el link te dejé mis consejos si lo hacés por libre. Por la lejanía y los malos caminos, este itinerario requiere mínimo 10 días.

Idioma

alfabeto etiope

Para un ávido lector es desesperante pasarse tres meses sin entender una sola letra.

El idioma oficial de Etiopía es el amárico, aunque se lo habla sobre todo en el centro y norte del país. Otras regiones tienen sus propias lenguas, como el tigriña, el oromo, el árabe o el somalí. Debido a que se escribe en su propio alfabeto, es doblemente difícil para los viajeros entender las señales públicas o el menú de un restaurante. Personalmente, cuando me dí cuenta que para decir gracias tenía que pronunciar como dieciséis sonidos, perdí las esperanzas.

Muy pocos etíopes dominan el inglés, salvo en los sitios turísticos. Algunas personas, debido a la conexión histórica con Italia, hablan italiano. Si vas a viajar en un grupo organizado esto no debería preocuparte. Tus guías seguramente hablarán inglés, y te llevarán a restaurantes donde también lo hagan. Si vas de mochilero, te será útil aprender algunas palabras en amárico.

Si sos de los que se da la cabeza contra la pared con los idiomas, lee mis consejos para aprender idiomas viajando.

Dinero

billetes de etiopia

Una familia etíope exhibe cual tesoro un viejo billete de la época de Selassie.

La moneda de Etiopía es el Birr (ETB) y se cambia aproximadamente a una tasa de 1 USD = 28 ETB.

  Hay cajeros automáticos en todas las ciudades grandes y medianas, pero la mayoría pertenecen a la red Visa, y algunos, más difíciles de encontrar, a Master Card. Si tu banco es de la red de Amex, vas a tener un problema porque no hay cajeros de esa red en el país. En todos los casos guardá el ticket de las extracciones. La extracción máxima es de 4000 y de 10000 por cajero, en tres extracciones, siempre y cuando tengan dinero suficiente.

Te recomiendo no sacar mucho dinero junto del cajero, sobre todo si tu viaje está terminando. El problema es que si al final de tu viaje te sobran Birrs, nadie te los va a cambiar a dólares, euros, ni a ninguna otra moneda extranjera. Como los Birrs no se cambian fuera de Etiopía, es como si hubieras perdido tu dinero. Nosotros teníamos un sobrante y, después de preguntar en todos los bancos y hoteles, terminamos recurriendo al mercado negro, donde pudimos comprar a una tasa desfavorable pero mejor que la nada. En el National Bank of Ethiopia nos dijeron que si habíamos extraído nuestros Birrs desde un cajero de ellos y teníamos el ticket que lo probaba entonces nos podían vender dólares, pero dudo que fuera cierto.

  Si llevás efectivo, es fácil cambiar de dólares o euros a Birr en cualquier banco. En el mercado negro te pueden dar algo así como un 10% más, máximo, por lo que no vale la pena. Asegurate de llevar billetes posteriores al 2006.

  Muy pocos establecimientos aceptan tarjetas de crédito en Etiopía, todo se maneja en efectivo.

No dejes de leer mis consejos sobre cómo llevar el dinero en un viaje,

Checklist mochila para Etiopía

Antes de viajar a Etiopía por libre, considerá empacar lo siguiente:

  Un buen mapa que tenga carreteras pero también señale las variaciones del terreno con distintos colores, para entender dónde estás parado. El más detallado es el de Reise Know-How.

  Una guía de viajes. Aunque está en inglés, la última edición de la Bradt de Etiopía es la guía más actualizada.

Filtro de agua instantáneo para zonas rurales (si vas de trekking o en una aldea de convidan agua de pozo, estarás protegido contra cólera y otras bacterias). Nosotros llevamos un Life Straw cada uno y no tuvimos problemas en 15 meses de viaje por África.

  Un buen par de botas si vas a hacer un trekking en las Simien Moutains.

  Desde ya querrás tomar buenas fotos. En este post te recomiendo cámaras fotográficas y otros gadgets viajeros que uso para documentar mis viajes.

Transporte: cómo moverse por Etiopía

En avión

La buena noticia es que si volaste a Etiopía con Ethiopian Airlines, tenés descuentos enormes para los vuelos internos, sobre los precios publicados en la página web. Para acceder a estos precios te convine comprar los pasajes estando en Etiopía y no por internet antes del viaje.Para dar un ejemplo, un vuelo Addis Abeba-Arba Minch vale normalmente unos 169 USD, pero con el descuento te queda en USD 69.

Algunos consejos extras:

  • Reservar 3 o 4 días antes porque, porque los aviones van llenos y no es raro el overbooking.
  • Dales tu celular a Ethiopian Airlines para que te avisen por SMS demoras y cambios de horario, que son frecuentes.
  • Para organizar tu viaje acá tenés un mapa con las rutas domésticas de la aerolínea.

En bus

transporte publico en Etiopia

Una postal de todos los días en el sur de Etiopía: una caravana de ganado crea un embotellamiento cerca de Arba Minch.

Viajar en bus por Etiopía es sumamente económico y se puede llegar virtualmente a cada rincón del país, pero te advierto, te vas a hacer devoto de San Expedito. (aunque si estás esperando eficiencia y rapidez, mejor ni ir a Etiopía.) Viajar a Etiopía por libre es un ejercicio de paciencia.

Los autobuses son básicos y lentos y, sobre todo los minibuses medianos que unen ciudades menores, van hacinados. Cuando unen distancias cortas, los buses salen sólo cuando se llenan (y suelen demorar más de una hora en hacerlo).

Muchas veces, sobre todo en zonas remotas, los buses son las clásicas minivan Hi Ace de toda África. Cada vez que ve a una persona caminando por la carretera (y eso en África sucede cada 50-100 metros) el conductor disminuye la velocidad y el ayudante abre la puerta corrediza y grita el destino para arengar a los potenciales pasajeros. Esto, sumado a la cantidad de animales que cruzan la ruta, o incluso de personas trasladando su ganado (a veces hasta un centenar de vacas) hace el viaje interminable.

En todos los casos hay que preguntar el precio antes de subir. En el sur, sobre todo, suelen timar a los extranjeros cobrándoles lo que les viene en gana. Unas pocas veces (pero hay que mencionarlo), los locales hacían de intermediarios con los choferes para intentar cobrarnos el doble y quedarse así con una diferencia.

En Etiopía la mayoría de los buses de larga distancia parten a las 6 am, y paran antes del anochecer en un pueblo intermedio donde todo el pasaje hace noche. Si estás en una ciudad con estación de buses podés comprar el pasaje el día antes para evitar ir una hora antes (a las 5 am). Vas a necesitar ayuda para identificar la boletería correcta ya que toda la información suele estar en amárico. Aunque tengas pasaje, llegá un rato antes y reclamá tu asiento tan pronto como puedas: las estaciones de buses etíopes son sitios caóticos. En ciudades pequeñas podés comprarle el pasaje al conductor del bus la tarde anterior a la partida, cuando acaba de llegar de su último viaje.

Hay un par de empresas de larga distancia que cumplen con estándares internacionales, como Selam. Tienen aire acondicionado pero su lujo más inusual es que parten y llegan a tiempo. Si estás en Addis Abeba podés comprar los tickets en Meskel Square.

Consejos para el viaje:

  • Tené en cuenta que a los etíopes no les gusta abrir las ventanillas, así que después de algunas horas los buses se vuelven algo… olorosos.
  • Si llevás una mochila chica la podés meter debajo del asiento, todo lo demás tendrá que ir en el techo. No pierdas de vista tu equipaje.

Precios de los autobuses en Etiopía

En cuanto a precios, para darles una idea, nosotros tomamos una minivan desde la frontera con Sudán hasta Gondar (96 km) y pagamos 3 USD. Un minibus de Gondar a Addis Abeba cuesta alrededor de 450 ETB, mientras que un tramo largo con Selam Bus, como Addis- Harar, ronda los 300 ETB.

A dedo

mochileros en etiopia

Lau a la salida de Gondar, al inicio de nuestro intento de rodear el Lago Tana a dedo.

Como parte de nuestro viaje a dedo desde Cairo a Ciudad del Cabo, hicimos gran parte de nuestro viaje por Etiopía en autostop. Desde ya, no se los recomiendo si tienen tiempo acotado, pero sí les cuento que se puede. Aunque muchos conductores pedirán dinero a cambio del tramo, también están quienes no lo hacen.

En una ocasión viajamos desde Dire Dawa hasta Addis Abeba durante un día completo, adoptados por un camionero que juraba que gracias a nuestra compañía podía mantenerse sobrio y no necesitaba emborracharse en cada bar del camino. También viajamos con un camión que llevaba alimentos de la FAO a zonas golpeadas por la sequía, y con ingenieros de clase alta que veían en su país superpoblado un futuro prometedor a lo chino. Cuatro etíopes musulmanes cerca de Harar nos invitaron a un ritual sufí en la cima de una montaña, entre otras propuestas inesperadas que uno recibe viajando en autostop.

Todas fueron experiencias enriquecedoras, pero nos pusieron en contacto con la realidad etíope más extrema, con sus comedores sucios y banquinas frecuentadas por locales sacudiéndose el pito y meando en cualquier parte, cuando nos tocaba buscar alojamiento en paradores de camiones repletos de talleres mecánicos, a galaxias de distancia de cualquier espacio ambientado para el turismo. Si te gusta la aventura, estarás en tu salsa. Sino, puede ser una experiencia estresante.

tomar café en Etiopía

Este camionero se encariño particularmente con nosotros durante el viaje de 24 horas desde Dire Dawa hasta Addis Abeba.

El tren de Addis Abeba a Yibuti

Etiopía está modernizando su red ferroviaria con fuerte inversión china y turca. El primer resultado es la renovación del tren de Addis Abeba a Yibuti, que comenzó a transportar pasajeros en enero de 2018. La línea fue construida por los franceses en 1880 y pasa por un paisaje árido de Far West punteado por pueblos olvidados, con algunas reliquias como el antiguo hotel de Awash. Si algún lector toma el tren, ¡cuéntenos en los comentarios!

El ferry del Lago Tana

Aunque Etiopía es un país sin acceso al mar, es posible navegar dentro de su territorio. Un ferry cruza el Lago Tana desde Górgora -un puerto lacustre al sur de Góndar donde los italianos dejaron algunos monumentos a sus efímeras conquistas y un hotel en estilo art-decó- haciendo noche en la aldea de Kunzula y llegando al otro día a Bahir Dar. Es un viaje alucinante, si tu concepto de alucinante incluye viajar con ganado en una barcaza cascoteada. El precio del ferry es de 275 ETB.

La comida en Etiopía

shiro comida etiope

Un plato de shiro servido en una humilde vivienda de campesinos.

No hay posición intermedia, a la comida etíope (Lee el post de Lau con todos los detalles) la amás o la odiás. Para nosotros, adaptarnos a su parsimonia y carácter fue parte del shock cultural etíope pero, repito, esto se vio acentuado porque nos quedamos tres meses y buena parte de estos fuera del circuito turístico.

Personalmente no termino de comprender la fama que la gastronomía etíope goza en el extranjero. Si sos un foddie y llegás al país con expectativas generadas por versiones for export de los platos nativos, podés llegar a decepcionarte.

Quizás, el motivo por el que la adaptación costó más que de costumbre fue que los protagonistas de la paleta de sabores etíopes son lo picante y lo agrio, cosa que nuestro “paladar cultural” rechaza como sinónimo de podrido, de algo que te olvidaste fuera de la heladera. Para los etíopes, más agrio, más un manjar. En etíope picante se dice “barbaré”. Recuérdenlo, me lo van a agradecer.

Otros factores que complican la situación del viajero son la gran cantidad de días de ayuno con lo que los etíopes celebran –o padecen- su religiosidad. Los etíopes más relajados ayunan de todo producto animal durante los 55 días previos a Pascuas, pero hay siete momentos de ayuno designados en el año para los más fervientes, totalizando 208 días. Esto, desde ya, resto restringe aún más el ya magro menú.

El plato nacional indiscutido es la injera, una especie de pan enorme y sin levar amasado con harina fermentada de tef, un cereal endémico de Etiopía. Todo lo que pidan en Etiopía va a venir sobre una injera, y sin cubiertos. No se le quejen al mozo: la forma correcta de proceder es cortando un trozo de injera y atenazando a los alimentos con ella. La injera tiene una textura gomosa y una apariencia casi coralina que hizo a un turista norteamericano preguntar por qué le habían servido una toalla.

De todo lo que se sirve sobre una injera, uno de los platos más comunes (y temibles), es el shiro wat, un puré espeso de garbanzos) que se puede conseguir por tan solo 20 ETB y que tiene aspecto de salsa golf. Un etíope al que le pregunté la describió como “a beautifil food for national people”. Y tenía razón, es riquísima sólo para ellos.

comida eriope

Un plato de “National Food” en el Four Sisters Restaurant de Gondar.

De entre los platos que me gustaron en Etiopía (que fueron pocos) el premio se lo lleva el fish goulash, que no tiene nada que ver con el goulash húngaro pero zafa bastante, con sus dedos de pescado fritos y acompañados de arroz y salsa agridulce de tomate con ají molido. Precio aproximado: 35 ETB

Muy de cerca le siguen los tibs, trozos de carne vacuna salteados y servidos con trozos de tomate, que en los buenos restaurantes te los sirven en un hornillo con brazas para que mantengan la temperatura. Precio: 55 ETB

tibs-restaurante

Una de las cosas más ricas que probé en Etiopía: unos tibs en un restaurante de Harar.

En algunas ciudades es posible encontrar pasta (50 ETB) y pizzas (60-90 ETB). Lo que sí se encuentra por doquier en Etiopía es el jugo de mango (15-19 ETB) y las sambusas (empanadillas triangulares de masa crocante) a tan sólo 5 ETB. Desde ya, tenés que probar el café, que se originó en Etiopía y se sirve siguiendo un ritual milenario.

Si tenían la esperanza de escaparse a comer una hamburguesa a escondidas del orgulloso monopolio de la cocina local, les cuento que fuera de Addis Abeba y de sitios turísticos como Gondar, no hay restaurantes occidentales. Una excepción es, en Gondar, el restaurante Four Sisters. Por 100 ETB tienen la opción de un “National Food” (lo mejor de la comida etíope en una bandeja) o un bistec a la Bismarck que está bastante bien.

bandeja con carne feteada

Juro que en una ciudad a la que llegamos nos agasajaron con el manjar local: carne cruda.

ceremonia del cafe

Invitados a tomar el café en una vivienda local. Al café en Etiopía siempre hay que decir sí.

Tampoco hay supermercados donde comprar los ingredientes para un sándwich. Esto, sin embargo, hace más auténtica la experiencia y hace más difícil para el viajero gambetear la cultura local. Estás en Etiopía y no hay formas de que vos –o tu estómago- no lo noten.

 

Alojamiento en Etiopía

El alojamiento en Etiopía es generalmente muy económico, aunque las opciones más baratas rozan lo tolerable, bajo cualquier parámetro de higiene (y miren que he dormido en cualquier parte).

Como regla general, pueden esperar encontrar una habitación doble con baño privado por 200-300 ETB la noche. Si buscan algo con servicios tales como wifi y desayuno, esperen pagar alrededor de 400-500 ETB. Si ya tenés un itinerario, te recomiendo reservar de antemano las noches en las ciudades turísticas desde alguna plataforma como Booking. (En el link configuré para que a modo de ejemplo veas los hoteles de Gondar).

En los pueblos pequeños, las habitaciones por lo general tienen baño afuera, y andan por los 100 ETB.  Muy pronto van a agradecer que los baños estén fuera, ya que por la falta de cloacas, si el baño estuviera dentro, los que dormirían fuera serían ustedes… Algunos de estos baños han sido los más inmundos y gráficos que he visto en mi vida. Hay que saber que muchos de estos “hoteles” también son utilizado como alojamientos transitorios. Encontrar alojamiento barato y limpio en un pueblo es uno de los desafíos de viajar a Etiopía por libre.

presupuesto alojamiento etiopia

Uno de esos sucuchos por 100 Birrs que se encuentran en las zonas no turísticas. El revoque te lo debo.

awash

El Buffet s’Aouache nació cuando el ferrocarril llegó al pueblito de Awash y es el segundo hotel más antiguo de Etiopía.. Vale menos de 10 dólares la habitación doble y mantiene la atmósfera de aquellos años.

hotel en awash

El baño más bizarro de mi vida me lo di en la bañera de hierro fundido de ese mismo hotel.

En casi todos los casos, los precios son negociables y un poco de regateo es recomendable ya que los empleados siempre intentan aplicar la tarifa para “faranjis”. (extranjeros).

Siempre pero siempre, inspeccioná la habitación para ver si lo que te ofrecieron es real. Muchas veces, los baños no tienen agua corriente y lo que ellos llaman ducha es un bidón con agua, o no hay enchufes. Una vez que estás conforme, que el agua caliente sale de la canilla y que la luz se enciende, pagá por adelantado cada noche. Sino, corrés el riesgo de que te tiren la puerta abajo a las 6 am al grito de “Money!”.

Si pensabas llevar la carpa, olvídate, sólo encontramos un camping en Etiopía, y como es considerado un excentricismo, costaba 20 dólares por noche. La única vez que acampamos en una aldea, una docena de hombres rodeó nuestra carpa para asegurarse de que los malos espíritus no nos convirtieran en hienas…

Precio de excursiones y atractivos

excursion en lalibela

Aunque vale 50 dólares, la entrada a las iglesias de Lalibela permiten entender de cerca la fervorosa religiosidad etíope.

Lo que sigue no es una lista exhaustiva sino un par de ejemplos para que tengas un parámetro.

Entrada al Royal Enclosure de Gondar: 150 ETB /75 ETB  sin/con descuento de estudiante.

Entrada a las iglesias de Lalibela: 50 dólares.

Precio diario de un guía: 200 ETB

Excursión a la depresión de Danakil: 500 dólares.

Internet en Etiopía

Para tener internet en tu teléfono, comprá una tarjeta SIM local, que cuesta alrededor de 60 ETB por 3 GB. La compañía nacional se llama Ethiotelecom y tiene oficinas en todas las ciudades. Vas a necesitar una fotocopia de tu pasaporte y dos fotos carnet.  Para recargar crédito podés comprar “scratchcards” de 100 ETB en casi cualquier parte, desde almacenes hasta vendedores ambulantes. Para chequear tu crédito, marcá *804#.

Si como nosotros sos nómada digital y dependés de la internet para trabajar, viajar a Etiopía puede ser un problema: internet no sólo es mala, también depende de factores políticos para su fluido funcionamiento. En nuestro viaje, el gobierno “apagó” internet durante dos días porque se habían filtrado los resultados de los exámenes de admisión a la universidad. En algunas zonas como Oromia, Wikipedia está censurada para evitar el acceso a la información a ciertos grupos étnicos.

Seguridad en Etiopía

A pesar de tratarse de un país bastante pobre y con 90 millones de habitantes, Etiopía es un país bastante seguro. Si venís de Latinoamérica, te digo a quemarropas que el riesgo de ser asaltado por la calle es mayor en tu país que en Etiopía. Desde ya, es más seguro que la vecina Kenia, y muchísimo más segura que Sudáfrica. En este post va un informe más detallado sobre los peligros, riesgos de viajar al país de  Haile Sellasie(Próximamente, un link)

Espero que esta guía de consejos para viajar a Etiopía por libre te haya sido de utilidad. Todo aporte o consulta es bienvenido a modo de comentario. ¡La comunidad mochilera te lo agradecerá!

 


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

4 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Excelente guía, como siempre! Tengo dos preguntas: 1) Tomaste el tren a Yibuti? y 2 (esta no tiene que ver con tu viaje, pero por si sabes se agradecería respuesta) Si la visa es por solo una entrada, para transito tenes que volver a pagarla? (ejemplo: desde Buenos Aires había salido una oferta por Ethiopian Airlines a el Cairo, y te ofrecían stopover en Adis Abeba, por lo tanto a vuelta tendría escala de unas horas). Gracias Juan, te seguimos!

    • Hola!No tomé el tren a Yibuti porque esntró en servicio este año. Pero ví como lo construían los chinos jeje 🙂 Para hacer tránsito no necesitás visa. Igual pronto se viene un post con toda la info de las visas. Claro que si salís del aeropuerto si vas a tener que pagar la visa completa. Ojalá te sirva esta info!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual