fbpx

Qué ver en Salta: la base para conocer el NOA

que ver en salta

Este post es mucho más que una lista de imperdibles que ver en Salta. Viajé a Salta 5 veces en un lapso de 20 años y vi a la ciudad posicionarse como el portal del turismo en el Noroeste Argentino, tanto por su arquitectura “colonial” (ya te voy a contar por qué esto es erróneo) como ser puerta de acceso a los Valles Calchaquíes.

Quiero contarte qué ver en Salta pero también compartirte el alma de cada uno de esos rincones, iglesias, peñas y plazas. Cualquier duda o consulta la podés dejar en los comentarios y estaré encantado de ayudarte.

Los precios de esta guía, dada la inflación constante de la moneda argentina, están en dólares (USD)

Mejor época para visitar Salta

La mejor época para visitar Salta es entre marzo y octubre, debido a que durante los meses de verano es la estación de lluvias, lo que resulta en rutas cortadas, además de las elevadas temperaturas.

De todas formas, en los meses señalados, se aconseja llevar abrigo porque la amplitud térmica es grande y por las noches refresca bastante.

Leete mi guía completa del Circuito de los Valles Calchaquíes

Cómo llegar del aeropuerto de Salta a la ciudad

El aeropuerto Martín Miguel de Guemes está 7 km al sudeste del centro de Salta, apenas 10 minutos de viaje. A la salida del sector de arribos hay siempre una fila de taxis, la forma más rápida (y cara) que te llevan por unos 4 USD.

Si prefieres reservar un transfer privado, hay empresas como Civitatis que permiten hacer la reserva previa por internet, con la ventaja que te están esperando cuando salís y te ayudan a cargar todo el equipaje y te dejan en la puerta del hotel.

Lo podés reservar aquí

También hay transporte público. La línea 8A se puede tomar a 700 metros del aeropuerto, sobre la RN51, pero para ello hay que comprar la tarjeta SAETA (la conseguís en el local “Salteños” del aeropuerto). Se demora unos 30 minutos.

que ver en salta teleferico
Quinto viaje a Salta para mí, el primero para Erika.

Dónde alojarse en Salta

A la hora de decidir donde alojarse en Salta, tenés muchas opciones, según tu estilo y presupuesto de viajes.

El mejor hostel de Salta. Te recomiendo el Prisamata Hostel, que fue mi base para recorrer la provincia y es punto de encuentro para mochileros y viajeros independientes. Tiene dormis con cargadores individuales y lockers enormes donde entran dos mochilas, pero también habitaciones privadas con colchones super-cómodos (el dueño tenía antes un hotel, así que el hostel heredó la calidad del descanso).

Como dice el nombre, la prisa mata, y el hostel hace honor al concepto del slow travel con amplias zonas de descanso y socialización. Se trata de una casona antigua cuyo corredores y patios cubiertos se convirtieron en zonas comunes con hamacas, almohadones y bibliotecas.

Tiene una cocina común enorme y una parrilla en el patio donde cada sábado se organizan asados. Si vas de parte del Blog Acróbata del Camino, mandá saludos y seguro te hacen alguna atención 😉

Departamento equipado. Muy cerca del centro, esta propiedad me fue recomendada muchas veces por lectores. Tiene cocina equipada, un living cálido y decorado con toda la onda y balcón con vistas a la ciudad. Podés reservar en el link.

Hotel moderno. Si lo tuyo no son ni los hostels ni los departamentos y buscás un hotel convencional uno que no falla es la Posada del Sol, un tres estrellas cerca del Cabildo con habitaciones con aire acondicionado bastante espaciosas y modernas. Si vas en auto es una buena opción porque te dan un voucher para una cochera.

hostel recomendado en salta
La gente del Prisamata, donde hicimos base durante nuestra estadía

Que ver en Salta: un circuito a pie

Este recorrido histórico por el centro de Salta se inicia en la Plaza 9 de Julio y va haciendo paradas en las edificaciones más antiguas y venerables que ver en Salta La Linda.

Si estás de paso por salta y disponés de poco tiempo para pensar el reoorrido (y querés exprimir todas las historias de la ciudad, te recomiendo hacer una visita guiada con un guía local experto.

Plaza 9 de julio

En 1582, Hernando de Lerma fundó la ciudad, con el esquema típico de cuadrícula sugerido por la Ley de Indias, dedicando dos solares a la catedral (poder de la Iglesia) y dos al cabildo (poder del Rey).

La calle del cabildo dividía la ciudad en la zona aristocrática y la zona pobre, y ese eje, implícitamente, se mantiene: el 70% de la población de Salta es clase media baja y vive del lado sur.

¿Qué edificios merecen un vistazo en la plaza de Salta? La Catedral basílica es del siglo XVII, pero sufrió varios sismos. Su presente reconstrucción, tras varios terremotos, data de 1856 y es en estilo italianizante. Fue declarada basílica tras la visita del Papa Juan Pablo II en 1977, quien salió de su puerta saludando a más de 800.000 personas luciendo un poncho salteño.

El Cabildo es de los pocos de Argentina que conserva sus dimensiones originales y está completamente construido en adobe. Aunque no te interese la historia, caminar bajo sus arcos blanquísimos y recorrer sus salas es una experiencia.

En la esquina de la peatonal Alberdi está el Club 20 de febrero, con techos de pizarra en estilo francés. Data de principios del siglo XX y funcionó como un club aristocrático. El gobierno local lo compró en 1995 y funciona hoy como el Club Cultural América, con exposiciones itinerantes.

En la plaza también están el Museo de Güemes y el MAAM (Museo Arqueológico de Alta Montaña) pero te voy a contar todo sobre ellos en el apartado de museos.

cabildo de salta
La alineación rítmica del Cabildo de Salta, uno de los mejores conservados del país.

Iglesia de San Francisco

Ni bien se fundó la ciudad, las distintas órdenes religiosas desembarcaron a fundar sus iglesias y conventos, entre ellos los franciscanos. Con sus muros color magenta esta iglesia es la postal de la ciudad y uno de los atractivos que ver en Salta.

La original era de 1625 y la presente fue concebida en 1882 por el italiano Luis Giorgi que, además de cura, era músico, pintor y escultor. El estilo es barroco italianizante.

De esto te das cuenta porque, en vez de campanario, tiene campanil (en vez de estar sobre el techo de la iglesia, es una torre independiente a su lado) y con 67 metros es el campanil más alto de América.

La campana que resuena dentro es la famosa Campana de la Patria, fundida con el acero de los cañones de los ejércitos españoles vencidos, por órdenes de Belgrano. ¡Sólo suena dos veces al año!

El motivo porque la iglesia fue elevada al rango de basílica es porque contiene una reliquia (un hueso) de San Severo, un santo de la época romano, que Giorgi se trajo en su baúl desde Italia.

¿Cómo visitar la iglesia de San Francisco en Salta? La iglesia está abierta todos los días, pero el campanil se puede visitar sólo desde 2016, y hay tours una vez cada hora.

que visitar en salta
La iglesia de San Francisco es el ícono indiscutido de Salta.

Convento de San Bernardo

Otro imperdible que ver en Salta es este convento de las carmelitas descalzas, que data de 1678. En esa época, las familias que querían ascender de estatus entregaban a sus hijas de 15 años a ese destierro espiritual (de la misma manera que estaba bien visto que al menos uno de sus hijos varones siguiera la carrera militar).

Las niñas no tenían más contacto con el mundo exterior, ya que no salían del claustro ni muertas, ya que el cementerio está dentro del convento. Hoy, las reglas han cambiado y el ingreso es voluntario, y pueden salir por motivos médicos urgentes.

Como es lógico, desde que la tradición es voluntaria, la tradición va en declive. Sólo quedan 7 monjas, la más joven de 40 años, y nadie ingresa al claustro desde hace veinte años.

Es notable la puerta de entrada, donada por una familia que, al no poder pagar la enorme suma de dinero que la iglesia exigía a cambio de la manutención de la futura religiosa, donó la puerta de su propia casa, exquisitamente labrada en madera.

¿Cómo visitar el Convento San Bernardo en Salta? No existe tal posibilidad, sólo se pude entrar al vestíbulo traspasando la rústica puerta. Allí hay artesanías en venta hechas por las monjas, que hacen la venta hablando con la gente a través de una puerta de madera con perforaciones, llamada “locutorio”.

fachada del convento de san bernardo

No te pierdas mi guía completa de Jujuy y la Quebrada de Humahuaca, con info pueblo por pueblo.

Qué ver en Salta: los 4 museos que no deberías perderte

Salta tiene una docena de museos interesantes, pero los cuatro imperdibles que debrías visitar son los siguientes.

Museo de Güemes: un héroe nacional desconocido

A todos nos suena el nombre de Güemes, pero, honestamente, no tenía mucha idea de su rol en la independencia antes de visitar este museo, que está en España 730, a cuadra y media de la Plaza 9 de Julio.

Es un museo que te va a sorprender, y eso no lo diría de cualquier museo. Por lo general, los museos sólo entretienen a quienes comprenden un nicho, pero éste es uno interactivo con hologramas, cuadros que hablan a lo Harry Potter y una visión entrañable de la vida personal de este hombre, que mantuvo a raya el frente norte y rechazó 14 invasiones realistas desde el Alto Perú, permitiendo a San Martín cruzar los Andes para liberar Chile.

¿Cómo visitar el Museo Güemes? Abre todos días a las 10 AM y el valor de la entrada es aprox 0,80 USD.

Museo Arqueológico de Alta Montaña

Impactante. Es la primera palabra que me viene en mente para este museo único en el mundo. El MAAM conserva tres momias halladas en 1999 en la cima del volcán Lllullaillaco, a 6739 de altura, por una expedición conjunta entre arqueólogos argentinos y científicos de National Geographic. Se trata de un niño de siete años, una niña de seis y una adolescente de quince, sacrificados por los incas como tributo y mensajeros a Inti.

Los cuerpos fueron encontrados en tal buen estado de conservación que parecían dormidos, con sus vestimentas intactas tras 500 años, y junto con un ajuar de objetos procedentes de todo el Tahuantisuyo. Por eso, son uno de los imperdibles que ver en Salta.

EL MAAM se encuentra entre los 5 museos más importantes de Sudamérica
El estado de conservación del ajuar funerario inca hace del MAAM un imperdible de Salta.

Museo Histórico del Norte

Este museo que funciona dentro del Cabildo tiene muestras que narran la historia de Salta desde la llegada de los españoles, la caída del Imperio Incaico hastas la historia contemporánea de la ciudad. Funciona en el Cabildo, que fue sede del gobierno de la ciudad desde 1626 hasta 1888, y contiene una colección de carruajes e incluos una limusina Renualt de 1911 que perteneció a un antiguo gobernador.

Un paseo interesante para hacer en Salta es tomar el teleférico (4 USD ida y vuelta, lunes a viernes de 9 a 18 hs) de fabricación suiza, instalado en 1987, que lleva a la cima del cerro San Bernardo. Desde la cima se puede apreciar la posición de Salta, rodeada del valle del Lerma y con ello el sentido de la fundación de la ciudad: proporcionar mulas y alimento para las minas de Potosí, en Bolivia. Andá con tiempo porque suele haber filas de media hora.

Qué ver en Salta: las peñas y la noche

Las peñas son toda una institución social en la provincia y uno de las cosas obligadas que hacer en Salta. Tal como los tradicionales pubs irlandeses o ingleses proporcionan un punto de encuentro donde confluyen la gastronomía, la música y la cultura.

La Casona del Molino es una de las peñas folclóricas más renombradas de Salta. Después de las nueve de la noche, cientos de personas hacen fila en esta antigua casa colonial, que abrió sus puertas en 1671 como almacén de ramos generales con su propio molino y curtiembre y que desde los años 90 se consolidó como peña.

La Casona del Molino tiene la particularidad de no tener escenario central, sino que las performances musicales suceden de improviso en cada uno de sus cálidos ambientes, repletos de fotos antiguas y testimonios de los folcloristas que han dejado su marca. De un lado suena el rasgueo de una chacarera, desde otro lado, late un bombo. La tradición no tiene guiones ni poses, no hay un “show montado” con una cartelera.

¿Cómo reservar lugar para La Casona del Molino? No se paga derecho de espectáculo pero hay que reservar con antelación.

La Vieja Estación (calle Balcarce 875). A diferencia de la anterior, es más un restaurante con un show musical que un verdadero punto de encuentro de artistas locales. El derecho de espectáculo es de

La calle Balcarce es muy renombrada, pero se trata exclusivamente de restaurantes que apuntan al turismo, con empleados vestidos de gaucho captando clientela en la vereda, y algún que otro músico en vivo. Si es lo tuyo, a por ello.

La zona de bares es la Calle Güemes, donde suelen salir los salteños para pasar un buen rato entre cervezas y amigos. Hay cervecerías, desde Viracocha, un emprendimiento local del que te cuento más en la sección “Dónde comer en Salta”, hasta una franquicia de Antares.

Qué comer en Salta: comidas típicas

Salta es famosa por sus manjares criollos, ¡aquí van los imperdibles!

Empanadas salteñas

A diferencia de sus pares tucumanas o mendocinas, las empanadas salteñas son diminutas y además de la carne cortada a cuchillo, lleva papa en el relleno, cocido en grasa de vaca con ají molido, morrón, verdeo y huevo duro.

Lo más memorable de la empanada salteña es su tamaño, que hace que se acaben en dos bocados, a tal punto que se calculan una docena por persona.

Tamales

Otro plato ancestral del Noroeste son los tamales salteños. Los tamales, como las empanadas, también han viajado. De hecho, su nombre es una palabra en lengua náhuatl que significa “envuelto”, y tiene origen en la Mesoamérica precolombina.

Envueltos en chala de maíz y con forma de caramelo. Al desatar cuidadosamente el piolín que lo amarra, vas a descubrir que el relleno también contiene masa de maíz cocida, mezclada con zapallo, carne vacuna, verduras, pasas de uva, aceitunas y huevo.

Entre los platos típicos salteños también están la humita, la sopa de quínoa y el locro. Y entre los dulces, merece la pena el dulce de cayote.

Dónde comer empanadas en Salta

Te recomiendo tres lugares típicos y céntricos para probar empanadas salteñas. Las direcciones las ubicacionesen el mapa al final del artículo.

Doña Salta. (Córdoba 46) Las mejores empanadas (dicen) de Salta, tanto que se comen “con las piernas abiertas y los codos arriba”. Cierra a las 15 hs y abre nuevamente a las 20 hs. También ofrecen comidas para llevarte al hotel.

La Tacita. (Caseros 396) Pasé un muy lindo almuerzo después de visitar la Iglesia de San Francisco (que está en frente) en este típico local donde estudiantes y salteños seniors por igual se detienen para comer al paso. Ventaja: en 10 minutos tenés la comida servida. Precio de la docena de empanadas: 3 USD.

La Salteñeria (Catamarca, 7) Abre hasta las 16 hs y reabre a las 19 hs. Aquí las empanadas son más pequeñas de lo normal, pero tienen particular fama, sobre todo las fritas. Además ofrecen empanadas potosinas.

que comer en salta
Las empanadas salteñas son imbatibles.

Cocina fusión andina en Salta

Para una experiencia gastronómica más moderna te recomiendo el restaurante bar Viracocha (Vicente López 353, en zona Güemes) que reivindica una versión más refinada de la comida loca, léase ¡basta de tamales y humita!

Te recomiendo dos platos: el cebiche de pescado blanco, súper bien servido con mote del bueno y cilantro, y el wok andino con quínoa y papines, que Erika todavía recuerda con cariño. J

Tienen un patio hermoso y colorido, que en días soleados es ideal para degustar sus cervezas artesanales.

Probamos una Pilsen andina con hoja de coca y una cerveza de naranja, para la que utilizan naranjas de la plaza 9 de julio. La fábrica está allí mismo y puede ser visitada.

Que ver en Salta: excursiones desde la ciudad

La Quebrada de Cafayate es la más famosa de las excursiones desde Salta

Hay múltiples circuitos y escapadas posibles desde Salta.

La más cercana es quizás San Lorenzo, una localidad aledaña con varios circuitos de trekking y mountain bike en la aledaña Quebrada de San Lorenzo.

La más famosa es la excursión a la Quebrada de Cafayate, que podés hacer de muchas formas. La más fácil en tu propio vehículo, pero también a dedo, o en una excursión de 12 horas con paradas en las formaciones rocosas más espectaculares.

PODÉS RESERVALA AQUÍ

Otra opción es la excursión a Cachi, un pueblo a 3100 metros de altura, sobre la mítica Ruta 40, cuyo nombre en quechua significa “sal”, y que es famoso por su arquitectura colonial compacta y homogénea. Está rodeado de ruinas precolombinas y viñedos de altura. Podés hacerlo en tu propio auto por la RP 33 (la Cuesta del Obispo) o, con mucho tiempo, en transporte público. Si tenés poco tiempo, podés hacerlo en una excursión de medio día.

PODÉS RESERVARLA AQUÍ

Espero que esta guía sobre qué ver en Salta te haya servido. Desde ya, todo dato, anécdota, o aporte es más que bienvenido en los comentarios. ¡Buenos caminos!


Para recibir en tu casa nuestro libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

¡Unite a la tribu!

Logo

Suscribite para recibir novedades sobre mis viajes, guías prácticas sobre destinos insólitos, reflexiones & filosofía nómada. Además, vas a ser el primero en enterarte sobre nuevos libros, talleres online, y las reuniones presenciales de la TRIBU Acróbata en todo el mundo. ¡Más de 8500 viajeros ya son parte!


Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

2 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Cachi, la ciudad de los pimientos y el Ovnipuerto. Cuando estuve fue el festival de los valles Calchaquíes y como no quedaba lugar donde alojarse, me quedé al costado de la barra de un bar de mala muerte, de una buena persona que ofreció. Fue divertido esquivar borrachos cada vez que tenía que hacer algo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>