QUE VER EN LA HABANA: 20 LUGARES CLAVE

que ver en la habana

¿Preparando un viaje a Cuba? Entonces este post sobre qué ver en La Habana te vendrá como anillo al dedo. La capital cubana emerge victoriosa, no a pesar, sino gracias a la combinación del encanto decadente de sus 60 años de abandono y el espíritu de supervivencia legado por una revolución y el sucesivo embargo norteamericano. A primera vista la ciudad es demasiado para abarcarla en pocos días: salsa, mojitos, castillos y plazas coloniales, viejos almendrones –coches clásicos americanos- moviéndose por todas partes. Para que no te asustes, preparé este post para ti con los 20 lugares imperdibles de La Habana que ver sí o sí.

Te recomiendo leer mi Guía de Consejos para viajar a Cuba, con información general sobre el país, precios de alojamiento y comidas, tips para el cambio de dinero, internet, y mucho más.

Antes de seguir, recuerda que un seguro de viajes es requisito obligatorio para entrar en Cuba. En este enlace te dejo los que suelo usar, que además de tener excelente cobertura tienen unos precios bien mochileros.

Mis 20 imperdibles que ver en La Habana

Plaza de la Revolución

imagen del cheguevara en la plaza de la revolucion de la habana

Una especie de kilómetro 0 de La Habana y coordenada imperdible, es famosa por la silueta del Che Guevara adornando el Ministerio del Interior, junto con la de Camilo Cienfuegos, y la estatua de José Martí (prócer de la independencia cubana). Con 72.000 metros cuadrados es una de las más grandes del mundo. No hay sombra, así que recuerda llevar sombrero o algo que te proteja.

Tip de transporte barato: un taxi colectivo (compartido) de aquí a La Habana Vieja, te costará alrededor de 10 pesos cubanos. Hay autobuses turísticos que cobran 5 CUC, con aire acondicionado, ¡tu eliges!

Caminar por el Malecón

Sin dudas, caminar por el Malecón al atardecer es una de las cosas imprescindibles que hacer en La Habana. Aunque es un favorito de los turistas, a mí me pareció una manera genial de mezclarse con la cotidianidad local: familias, parejas enamoradas, gente tocando música, pescando o nadando. Además, tenés vistas inmejorables de la bahía. Si lo quieres hacer entero, preparate, ¡porque son 8 km!

El Capitolio: a imagen y semejanza

capitolio de la habana

El Capitolio de La Habana data de 1929 y se inspiró en el de Washington en la época en que Cuba era una república aliada de EE.UU. y proveedora del azúcar que era procesado en fábricas en lo que hoy es la zona hípster de Brooklyn. Su función legislativa cesó en 1959 con la Revolución Cubana, y es hoy sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El Capitolio abre de 9 a 20 hs y es posible realizar visitas guiadas por 4 CUC

El Hotel Inglaterra: para un cóctel a lo dandy

Si venís cansado, te la dejé fácil, a metros del Capitolio se encuentra el mítico Hotel Inglaterra, un sitio ideal para tirarse en una poltrona de dandies y pedir un daiquiris o mojitos a precio razonable. La habitación doble ronda los 80 dólares (puedes consultar disponibilidad aquí) Es el hotel más antiguo en funcionamiento de La Habana, desde 1875, con fachada neoclásica pero interior mudéjar (lo que hace que el nombre Inglaterra, ahora que lo pienso, quede bastante fuera de lugar). Cerca del Capitolio, y del elegante paseo del Prado, sus cafés pronto se convirtieron en cita obligada tanto de la aristocracia del siglo XIX como de los simpatizantes de la causa independentista (José martí pronunció allí uno de sus discursos). ¡Rendirle homenaje es encontrar una excusa noble para empinar un par de tragos!

Paseo del Prado: glamour urbano

gente paseando en el Paseo del Prado en un día de lluvia

En el Límite entre Centro Habana y La Habana Vieja, el Paseo del Prado es un boulevard arbolado y señorial que se extiende en sentido norte-sur desde cerca del Capitolio (en la Fuente de la India) hasta el Malecón, por unos 2 km. Fue trazado en 1772 bajo el gobierno colonial español y entre sus ornamentos figuran leones de bronce (hechos en el siglo XX con el bronce fundido de los antiguos cañones, entonces obsoletos, que antes defendían la ciudad) , copas y ménsulas y farolas de hierro forjado. Fue la primera calle asfaltada en La Habana. Suele haber vendedores de artesanías y pinturas, pero el atractivo central es la arquitectura exquisita que va dejando a su paso…

 Hay un abanico de opciones para visitar Cuba en un viaje organizado. La ventaja es que te ahorras toda la logística de hacerlo por libre y optimizas los tiempos con todos los traslados ya concertados. Si esta es la manera en que más disfrutas viajar, en el enlace te he dejado una agencia que viene muy recomendada por mis lectores.

Fábrica de Arte Cubano: vanguardia artística

Totalmente fuera de la ruta turística, esta antigua fábrica de aceite de cocina fundada en 1910 fue entregada por el gobierno cubano a un colectivo de artistas –en un gesto que para muchos simboliza la creciente apertura-  que la convirtieron en un centro artístico experimental. Hay exposiciones de arte, música en vivo, noches de discoteca, y mucho debate bohemio entre cócteles y cervezas.

La Fábrica de Arte queda en la Calle 26 & 11, en el barrio de Vedado y abre a las 8 pm de jueves a domingo. La entrada vale 2 CUC. Mirá la agenda de eventos en su web.

Plaza de Armas: para los amantes de los libros antiguos

La plaza en donde se fundó la ciudad, es por definición uno de los lugares obligados que ver en La Habana. Alrededor de la estatua de Carlos Manuel de Céspedes se extiende un mercado de libros antiguos, en el que vale la pena hacer un poco de book-diving. Ya saben que soy un bibliómano, así que revolví bastante y, como modestos trofeos personales me llevé un billete de la era colonial (1890) y un álbum de figuritas de la Revolución de la década del 60.

Plaza Vieja: homenaje al barroco

Planeada en 1559, la Plaza Vieja es la plaza arquitectónicamente más ecléctica de La Habana, con ejemplos de barroco cubano junto a art-noveau inspirado en Gaudí. Es un sitio vibrante, con bares y restaurantes, su propia cervecería artesanal, una fuente enrejada, una escuela primaria y espectaculares vitrales en su lado oeste.

La Floridita: inspiración literaria

daiquiri en el floridita

El bar donde Hemingway solía inspirarse daiquiri en mano es hoy día frecuentado exclusivamente por turistas, una de esas visitas obligadas, pero sólo para un trago (5 CUC). El sitio cobró fama mundial cuando el escritor norteamericano escribió de puño y letra en las paredes del local “Mi mojito en la Bodeguita y mi daiquiri en el Floridita”. Si sos fan del escritor te podés sacar una foto con una estatua de Hemingway acodado en un rincón del mostrador.

En este guía puedes ver mi selección especial de mis lugares favoritos que ver en Cuba para que puedas pensar un itinerario. Y atención, que no todos son conocidos ni playas.

Donde alojarse en La Habana

La oferta de alojamiento en La Habana es muy amplia, y va desde camas en habitaciones compartidas de hostels por €4 a habitaciones privadas o apartamentos enteros de €20/30 en adelante, y desde ya hoteles patrimonio como el Nacional o el ya descripto Inglaterra por aprox €70. Puedes chequear precio y disponibilidad aquí.

Gran Teatro de La Habana

gran teatro de la habana

Originalmente erigido como un club social gallego entre 1907 y 1914, el Gran Teatro deslumbra por su intrincada decoración neo-barroca. Es la sede del ballet nacional, y hay presentaciones todas las semanas. Sus 1500 butacas fueron testigo de presentaciones de grandes de la talla de Enrico Caruso, Anna Pavlova y Maya Plisetskaya.

Escena cotidiana en Habana Centro

Tropicana

El Tropicana es un célebre cabaret cubano, que abrió sus puertas en 1939 con un espectáculo nutrido de las influencias del balet, el circo, el carnaval, el bolero y el cha cha chá. Durante la época prerrevolucionaria era frecuentado por mafiosos, políticos, artistas de Hollywood y marineros norteamericanos. Hoy, matizado y reciclado para el turismo, el llamado “paraíso bajo las estrellas” sigue siendo el espectáculo mejor producido de la isla, lo que lo hace un sitio obligado que ver en La Habana.

Para evitar los revendedores y el regateo te recomiendo que reserves las entradas de antemano. Podés reservar tus entradas aquí.

Real Fábrica de Tabacos Partagas

mujer enrrollando hojas de tabaco en real fabrica de tabacos partagas

Una de las fábricas más antiguas de Cuba, más de 500 personas trabajan “torciendo” hojas de tabaco para dar forma a los tradicionales habanos. Una visita guiada te muestra las distintas dases de enrolle, prensa y empaquetado, como si fuera un museo vivo del tabaco. Al final del tour hay una tienda y, aunque los precios son más caros que los que te van a ofrecer por la calle, la calidad es otra (los de la calle normalmente están hechos con las sobras barridas de la fábrica)

Viajé de La Habana a Matanzas en tren y de allí en autostop a Santa Clara, viajando en autos de 1927 (mi record absoluto), gruas, camiones, etc y alojándome con gente local. En los enlaces te cuento mi aventura.

Museo de la Revolución

Alojado en el antiguo Palacio Presidencial, de 1913, donde residieron todos los presidentes cubanos hasta el dictador Batista, este museo es otro sitio imperdible que ver en La Habana. Además de fotografías históricas contiene el despacho original de Bastista y un anexo con el yate Granma, la embarcación en que Fidel Castro y su tropa desembarcaron en la isla para iniciar la Revolución Cubana. El interior de palacio está decorado por la casa Tiffany, de Nueva York, y el Salón de los Espejos está hecho a imagen del original de Versalles.

La entrada al museo cuesta 8 CUC.

Castillo de los Tres Reyes del Morro

faro y castillo de los tres reyes del morro en la habana

Este castillo, hoy un ícono de La Habana, fue construido en 1630 para proteger la entrada al puerto de La Habana de piratas e invasores (el corsario francés Jacques de Sores había saqueado la ciudad en 1555). Con su foso y sus muros en forma de polígono es un ejemplo de arquitectura militar renacentista. El faro emblemático fue añadido en 1844. El castillo incluye un Museo Marítimo que narra con detalle la era de los ataques corsarios.

Precio de la entrada: 6 CUC.

Castillo de la Real Fuerza

La fortaleza más antigua del Viejo Mundo, iniciada en 1558, es hoy un Museo Marítimo dedicado a la tradicional naval cubana, con una réplica de cuatro metros de la Santísima Trinidad (1769), la mayor embarcación del mundo durante el siglo XVII, con unos 140 cañoñes a bordo. La muestra hace énfasis en la historia de los astilleros de La Habana, que construyeron más de 200 galeones para la Armada Española.

Precio de la entrada: 5 CUC

Edificio Bacardi: triunfo del art-decó

edifico bacardi arte deco

El Edificio Bacardí, apenas visitado por turistas, es uno de los mejores ejemplos a nivel mundial de Art-Decó y otro imprescindible que ver en La Habana, situada en la Avenida Bélgica 261. El edifico fue comisionado por la compañía ronera Bacardí S.A. en 1930 (mismo año que el Empire State era erigido en Nueva York) para sus oficinas centrales, ´desalojadas luego tras la nacionalización que sobrevino a la Revolución Cubana.  No es posible visitar más que el lobby, pero eso sólo vale la pena. Allí podrán ver una decoración exquisita con diez variedades de mármoles y buzones para el despacho de cartas por Correo Aéreo, todo un lujo en la década de 1930.

Museo Nacional de Bellas Artes

Un museo dedicado por entero al arte cubano, tres pisos completos. Para no perderse entre tantas obras, les recomiendo ir directo a las de Guillermo Collazo, considerado el primer gran artista cubano, a los sketches y caricaturas de Rafael Blanco, o los lienzos en estilo pop art de Raúl Martínez.

El precio del Museo de Bellas Artes es de 5 CUC

Centro Habana: Cuba real

vendedor de habanos en la habana

Más allá de La Habana Vieja, es en este otro barrio donde trascurre la vida sin maquillaje de los cubanos y el alma afrocubana, cultos santeros incluidos, están a flor de vereda. Más allá del Museo de Bellas Artes, la Plaza de Revolución y otros atractivos previamente mencionados en este post, que están en Centro Habana, merece la pena caminar las callejuelas. Aquí los edificios tienen mucho menos mantenimiento, y una pátina de olvido y polvo post-revolucionario lo cubre todo.

Espero que este post te sirva para organizar tu viaje a Cuba y tu itinerario en la ciudad. Si conocés más cosas que ver en La Habana, déjame tu comentario, sugerencia o corrección, ¡el resto de la comunidad viajera te lo agradecerá!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual