Las 12 mejores playas de Latinoamérica (que deberías conocer)

Llegando esta época del año, la brújula viajera se olvida del norte magnético y busca la arena blanca y el agua cristalina. En este post te cuento las mejores playas de Latinoamérica, mezclando experiencias personales y recomendaciones de lectores, para que vayas pensando en un destino playero para este verano de 2020. No es un ranking en orden, y no he seleccionado más de una playa por país para que sea representativo y variado.

También he intentado abarcar todo el espectro de gustos: desde playas resort hasta remotos paraísos mochileros, playas hippies, otras en parques nacionales, algunas con accesorios únicos, como una pirámide maya o un tanque de guerra abandonado. ¡Los dejo con la lista, a ver cuántas conocen y cuales las tienen en la agenda!

1. Baía do Sancho (Brasil): la mejor playa del mundo

mejores playas de latinoamerica

Las 21 islas del archipiélago Fernando de Noronha, a 350 km de la costa brasileña, tendrían en realidad suficientes playas increíbles para ocupar todo este post, pero elegimos Baía do Sancho, que el año pasado fue elegida la mejor playa del mundo por TripAdvisor. El archipiélago es conocido por la abundancia de fauna marina (tiene la colonia de delfines del mundo y cantidad de tortugas marinas y mantarrayas), por lo que es una meca del buceo y el archipiélago entero está declarado patrimonio por la UNESCO y sin dudas yo la incluyo entre las mejores playas de Latinoamérica.

Sus playas tienen una arena fina y dorada, y está rodeada de morros forestados. El agua es cálida todo el año. Para descender hasta la playa hay que bajar unos 40 metros de escaleras enclavadas en las rocas del acantilado. De febrero a junio, se observan dos cascadas. Es aconsejable llevar tu propia sombrilla porque hay pocas áreas con sombra en la playa.

Cómo llegar a Baía do Sancho: hay vuelos al aeropuerto internacional de Fernando de Noronha (FEN) desde Sao Paulo. En la isla hay una ruta circular que llega a todas las atracciones y playas y es posible alquilar coches.

2. Manuel Antonio (Costa Rica): a la playa en un parque nacional

playa solitaria en Manuel Antonio

En la región Pacífico de Costa Rica el Parque Nacional Manuel Antonio es uno de los destinos turísticos más populares del país gracias al espectacular paisaje y su biodiversidad. A 200 metros de la entrada del parque se encuentra la Playa Espadilla, de 3,5 km de arenas blancas de longitud que invitan al descanso pero también tiene una zona donde se practica el surf. Con paraísos así, es entendible por qué los costarricenses dicen saludan diciendo pura vida en vez de simplemente buen día. Las playas continúan dentro del parque con nombre Espadilla Sur, a la que sólo se accede pagando la entrada. Si llevás comida tené extremo cuidado con los monos, que son legión y disfrutan de zamarrear las mochilas de los viajeros en busca de morfi.

Cómo llegar a Manuel Antonio: hay buses directos desde San José, que demoran 4 horas y cuestán aprox 8 USD. La entrada al parque cuesta 16 USD. Hay opciones de alojamiento tanto en Quepos, la localidad más cercana (más económico), como en la carretera entre ésta y el parque.  Tenés más info en la web oficial del parque.

3. Playa Blanca (Colombia): paraíso popular mochilero

atardecer en playa blanca colombia

He ido unas tres veces a Playa Blanca y me he quedado rendido ante la belleza de sus atardeceres y a la atmósfera de refugio alejado del bullicio de la vecina Cartagena de Indias. Las playas tienen mucha más onda que las de la ciudad e incluso que muchas de las islas privadas (que tiene playa de roca ensanchada con arena traída de otra parte). Si bien es verdad que desde la construcción del puente Campo Elías Terán (antes había que cruzar un tramo en lancha) llega demasiado turismo local los fines de semana, de lunes a viernes la atmósfera sigue siendo relajada.

El alojamiento es en cabañas rústicas (tan rústicas que un monje zen podría quedarse sin pecar de lujuria) con mosquitero en el primer piso de paradores donde se puede desayunar y comer. En los últimos años han abierto opciones de alojamiento de rango medio con baño privado y aire acondicionado. Mi consejo “Acróbata”: comprá una buena botella de ron en el supermercado de Cartagena

Cómo llegar a Playa Blanca: en este post te dejo todos los detalles, así como precio de alojamientos y comidas. Pero los precios son accesibles, por eso alguna vez denominé a este lugar “paraíso popular mochilero” y por eso integra esta lista de mejores playas de Latinoamérica.

4. Mazatlán: la Perla del Pacífico

hotel mazatlan con playa privada y palmeras

Mazatlán, la Perla del Pacífico, es una de los destinos de playa más concurrido de México, con un perfil de relax y all inclusive. Se da el lujo de tener un centro histórico muy coqueto además de su Zona Dorada: 17 kms de playas donde se concentran los balnearios y hoteles. Es muy concurrida por turistas europeos y norteamericanos (y no tanto por los argentinos, que más habituados a Playa del Carmen aún no la han descubierto). Además de las interminables playas hay un faro desde el que tomar fotos panorámicas, un malecón escénico y una oferta gastronómica centrada en los mariscos y el pescado. Hay playas para todos los gustos, desde aquellas ideales para el surf como Playa Olas Altas, hasta Playa Gaviotas, una de las más extensas y tranquilas.

Dónde alojarse en Mazatlán: hay una amplia oferta hotelera. Este es un destino con perfil all inclusive. Si ésta es tu onda, una muy buena opción en la zona es el Hotel Playa Mazatlán, con una piscina espectacular junto a su playa privada, suites con vistas panorámicas y salones para eventos de negocios.

5. Roatán (Honduras): la isla bilingüe

peces de colores en roatan

No sabía qué esperar el día que fui a Roatán, una de las tres Bay Islands pertenecientes a Honduras, a 40 km de su costa. Los ingleses poblaron las islas con esclavos en 1797 y muchos de sus habitantes descienden de esa camada, por lo que en la isla se habla más inglés que español. De las tres playas principales, West End es la base mochilera, donde alojarte barato (25 USD una cabaña para dos personas con baño compartido, heladera wifi y mosquitera), y desde allí son 4 km de caminata o autostop hasta West Bay, donde están las mejores playas. Las aguas son verde aguamarina y cardúmenes de pececitos amarillos vienen a nadarte cerca de los tobillos.

Cómo llegar a Roatán: te podés tomar un ferry desde La Ceiba (21 USD, 1.5 hs) o el vuelo más corto de tu vida: 20 minutos en una avioneta a hélice, por 38 USD. En éste post de te dejo mi guía de viajes de Roatán con toda la info para visitar una de las mejores playas de Latinoamérica.

6. Playa Flamenco (Puerto Rico): una playa con tanques de guerra

tanque de guerra en playa flamenco puerto rico

Cuando pisé las arenas de Playa Flamenco creí que estaba pisando azúcar y entendí enseguida por qué está considerada una de las mejores playas de arena blanca del mundo. No sólo era el color celeste telepático del agua, cálida y calma, sino el aspecto agreste y virgen, selvático, de la zona, sin cadenas de hoteles y sólo interrumpido por muy oportunos puestitos donde abastecerse de piña colada… Lo más curioso y singular de esta playa son sus tanques de guerra abandonados, juguetes perdidos de la Marina estadounidense, que utilizó la playa para maniobras militares hasta 1975, dañando seriamente los corales, que aún se están recuperando…

Cómo llegar a Playa Flamenco:  desde el Puerto Fajardo es posible tomar un ferry que demora 1 hora y cobra $5 ida y vuelta.

7. Cabo Polonio (Uruguay): la playa hippie

mejores playas de latinoamerica cabo polonio

Una de las gemas secretas de Uruguay es este caserío perdido entre dunas a 90 km de la frontera brasileña. Cabo Polonio nació como refugio de pescadores en el siglo XX, acurrucados en las vecindades del Faro Cabo Polonio (1881), inmortalizado en la canción de Jorge Drexler Doce Segundos (una referencia a la frecuencia de los destellos lumínicos del faro). Artistas, bohemios se fueron sumando a ese paraíso terrenal sin luz, ni teléfono ni agua corriente, ni automóviles, condiciones que mantiene al día de la fecha. Aunque los hostales y alojamientos disponen de grupos electrógenos, lo más normal sigue siendo cenar a la luz de las velas.

La zona es reserva natural desde 2009, debido a una importante reserva de lobos marinos que prolifera en tres islotes cercanos. De enero a marzo Cabo Polonio atrae a viajeros conscientes ansiosos de desconectar y no estar ansiosos. Ideal para hippearla. Por su carácter único, para mí es sin dudas una de las mejores playas de Latinoamérica.

Cómo llegar a Cabo Polonio: los buses de la compañía Rutas del Sol salen desde Rocha y pasan por el cruce/información turística. Desde ahí hay que tomar unos viejos camiones 4×4 que parecen recién salidos del Día-D (13 USD, ida y vuelta). Si llegás en auto propio tenés que dejarlo sí o sí en el estacionamiento (6 USD por día) y tomar los camiones. O podés caminar desde Valizas: son 10km por la costa y 6 km si cortás camino por las dunas. Para leer más de Cabo Polonio te recomiendo este post de la viajera española Carmen Teira.

8. Cayo Largo (Cuba): una opción all inclusive

foto aérea de cayo largo del sur

Dicen que Cayo Largo es el mejor “cayo” de Cuba, y por eso merece de pleno su lugar entre las mejores playas de Latinoamérica. Esta isla de 26 km es famosa por su arrecife de coral con 30 puntos de buceo y por su vida silvestre –tortugas, iguanas, flamencos, etc- El pueblo en sí es poco más que un caserío junto a la marina desde donde salen las excursiones para hacer snorkel o buceo, porque la isla nunca estuvo habitada antes del desarrollo del turismo en los 80s.

Las playas son impecablemente blancas y con una extensión que diluye muy bien el turismo que absorbe. Una de las más celebres es Playa Sirena, con arenas blancas que al ser coralinas siempre están frías. La única manera realista de conocer este paraíso es quedándose en uno de los hoteles all inclusive.

Cómo llegar a Cayo Largo: es posible volar desde La Habana o Varadero con Aero Gaviota por aprox. 220 USD ida y vuelta.

9. Choroní  (Venezuela): con ritmo de selva y cacao

mejores playas de venezuela

Tuve un gran dilema al llegar a esta parte del artículo, debido a la falta de seguridad actual en Venezuela que, es real, puede afectar al turismo. Aun así, en vez del paraíso internacional de Los Roques –donde uno puede hasta no enterarse que está en Venezuela- le subo el pulgar a Choroní, un pueblo de casitas de colores engolfado por el frondoso y montañoso Parque Nacional Henry Pittier. En Choroní respirás selva, montaña y Caribe al mismo tiempo y yo, particularmente, evoco el aroma de las arepas rellenas con atún, canela y cilantro que eran nuestro almuerzo habitual la semana que pasamos allí, vendiendo libritos artesanales en la playa.

A 2,5 km de Choroní, carretera abajo, está Puerto Colombia, sobre la playa. (Choroní fue fundado algo retirado del mar no porque fueran tontos sino porque los atacaban los piratas). La mejor de las playas se llama Playa Grande: extensa, repleta de botes de pescadores y gente con su conservadora –al estilo local- bebiendo su roncito en la arena. Se llega a pie en 5 minutos desde Playa Colombia. Una excursión es caminar hasta Chuao, un pueblo mágico al que sólo se llega a pie, dedicado con apego y tradición al cultivo del cacao, y rodeado por selva. Por todo este blend con la cultura local, se gana con los ojos cerrados su lugar entre las mejores playas de Latinoamérica.

Cómo llegar a Choroní: la manera clásica de llegar a Choroní es en una colorida guagua (autobús) desde Maracay, que cuando la tomé me pareció una discoteca rodante reggaetón incluido. Literalmente a Choroní se llega bailando. Últimamente, por la merma de visitantes hay menos frecuencia, y más taxis compartidos. Pero sigue habiendo suficientes opciones de alojamiento para los pocos valientes que llegan. Para leer más de Choroní les recomiendo este post de Adriana Herrera, blogger y escritora venezolana que siente ese lugar como casa.

10. San Blas (Panamá): la playa gobernada por los pueblos originarios

chica en hamaca en la playa de san blas panama

El atractivo de San Blas no es sólo la multiplicidad de islas y cayos en donde tirarse a ver pasar la vida desde la hamaca y hacer snorkel, sino la oportunidad de compartir la isla con sus dueños: la comunidad originaria Kuna Yala. El turismo en la isla se encuentra totalmente administrado por las comunidades locales, y es posible además acercarse a la cultura local en los numerosos festivales que tienen lugar a lo largo del año. La mejor de las islas para el snorkel es la Isla Perro.

Cómo llegar a San Blas: llegar a una de las mejores playas de Latinoamérica no es tan sencillo, hay que tomar yates charteados que te llevan por 150 USD. También hay veleros que zarpan de Cartagena de Indias, Colombia y hacen viajes de 5 días conociendo las islas por aprox 300-500 USD. Atención: en las islas no hay cajeros. En este post, te dejo una guía sobre qué hacer en Panamá, por Lau.

11. Mar del Plata (Argentina): el poder del océano

mejores playas de latinoamerica mar del plata

Ok, ya sé, no soy objetivo porque soy marplatense, pero después de haber recorrido 94 países sigo sin hallar el encanto exacto que le encuentro a Mar del Plata. Esta localidad en el Atlántico Sur argentino tiene medio millón de habitantes que se duplican en verano cuando el turismo interno, mayormente de Buenos Aires, cae en modo cascada. Por eso recomiendo sus playas hasta diciembre y después de marzo. Aquí, el hechizo es el Caribe a la inversa. Allá, vas con tus preocupaciones y tu mente alterada a que el mar cristalino y calmo te apacigüe. Es un mar pasivo, que cura desde el silencio.

El Atlántico Sur, en cambio, te habla cara a cara y te seduce por su fuerza y actitud. Es un mar con carácter, con enormes olas espumosas y grises que literalmente te pueden empapar si caminás en ciertos tramos de la costanera a ciertas horas. En las tardes de otoño e invierno el panorama puede ser dramático, con una atmósfera neblinosa y olas picadas con fondo de tormenta. Por eso hay una arraigada cultura de surf, sobre todo en la zona de Acantilados, donde además se va formando una colonia de artistas y gente bohemia.

Desde ya, desde octubre en adelante el clima mejora y en verano llega a los 30 grados, a pesar de lo cual el agua es siempre fría. Te recomiendo la Playa Verde Mundo, en el sur de la ciudad, camino al Faro, para escapar de las playas del centro. Si no querés caminar mucho, podés ir a La Perla, o a Varese, pero nunca a las playas del Casino. Como yapa, la ciudad es la capital de facto de la cerveza artesanal en Argentina y tiene la mejor noche del país.

Cómo llegar a Mar del Plata: tenés micros desde Buenos Aires (5 horas) y trenes (7 horas) además de vuelos con Aerolíneas Argentinas y varias low cost. Nota al pie: cuando me agarra la nostalgia marplatense miro siempre este video de Rondamon

12. Tulum (Yucután, México): nadar entre ruinas mayas

playa con pirámide maya

¡No en cualquier lado podés bañarte mirando una pirámide maya! Por esto sólo ya merece un sitio entre las mejores playas de Latinoamérica. Antes de la llegada de los conquistadores, Tulum era un puerto maya con una comunidad de 1000 habitantes. El pueblo de Tulum, donde se encuentran los hoteles, está a algunos kilómetros de las ruinas, y tiene restaurantes, bares y hoteles. Además, hay otras playas increíbles de arenas blancas, en la vecina Reserva Ecológica Sian Kaan, al este del pueblo.

Cómo llegar a Tulum: hay buses desde Playa del Carmen por apenas 4 USD. Los buses van por la autopista 307 y hay que bajarse en la intersección «Tulum ruinas». Para bañarte y tomar una buena foto con la Pirámide de fondo te recomiendo ir antes de las 9:30, que es la hora en que llegan los buses de turismo. Vas a tener que pagar la entrada a la Zona Arqueológica, de 75 pesos mexicanos.

Mapa con las mejores playas de Latinoamérica

Espero que te haya gustado este post sobre las mejores playas de Latinoamérica. ¿Cuáles ya conocés y cuáles agregarías a la lista? ¡Dejame tu respuesta a modo de comentario, para mantener este blog como base de datos para todos los viajeros!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

6 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Agregaría Jericoacoara (Brasil) y cualquier playa de Los Roques (Venezuela). La primera porque tiene una de las puestas de sol más hermosas del mundo (aparte de dunas, manglares, lagoas, acantilados, aguas mansas y aguas bravas tiene una mini-movida nocturna para todos los gustos: forró, axé, samba y hasta la fiesta Revellion a fin de año!).
    Los Roques tiene playas hermosas de arenas blancas y aguas turquesas, quizás similares a muchas en el Caribe, pero tienen un no sé qué muy particular y hermoso…).

  • Jajaja ni en pedo pondria a Mardel , es carisima , es sucia , es ruidosa , va mucha gente pedante , el tiempo es una loteria y tiene olas bastante fuertes ademas de agua oscura .
    Yo habria incorporado a la Praia do porto da barra en Salvador , Bahia , tiene de todo .Agua transparente , cardumenes de peces que te pasan entre las piernas , está demarcada entre dos fuertes coloniales de 1800 , la puesta de sol es increible ya que parece que el astro entrase al mar , es fácil de llegar , cerca hay un faro con cañones portugues antiquisimos y venden Queso asado en la playa y cerveza barata .Jajaja , de Argentina me quedo con Claromeco o con las playas sobre el lago nahuel huapi en bariloche , agua transparente , piso de piedras , pocas olas , poca profundidad , ahua helada para refrescarse .Eso .Saludos desde Sao Paulo ( de camino a la playa esa en Bahia ) Juan !

    • jajj No hermano, no viste nada de Mardel!! O te llevaste la impresión de turista de verano ajja Tiene mucha más onda que los balnearitos brasileños esos. Te hablo de fogones en la playa, música reggae, cervecerías artesanales, centros artesanales culturales, playas desiertas si salís del centro y sabés donde ir, festivales alternativos de tres días de duración como Quinta Esencia. La gente pedante que mencionás son «los porteños» jajja Y claro, los porteños cuando van a Mardel se miran en un espejo con aumento y su propia imagen los espanta. Igual, la puse como alternativa justamente a las playas de aguas cristalinas, porque son mares distintos. No sé, con que el agua sea cristalina al menos a mí y a mucha gente no le alcanza para enamorarme ajjaja Hablando del agua: el agua en MdQ no es sucia, sólo en las playas del centro: es oscura por la concentración de sales y la fuerza de la marea del Atlántico Sur que arrastra el fondo marino. Cerca, tenés una colonia de Lobos Marinos y, si sabés desde donde mirar, hay ballenas. Las olas fuertes, es justamente lo que me gusta! 🙂

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual