EL GAUCHITO GIL, UNA EXTRAÑA DEVOCIÓN MESOPOTÁMICA

El Gauchito Gil es sin dudas uno de los ídolos locales. Con epicentro espiritual en Mercedes, Corrientes, la religión se expandió por todo el país con las migraciones internas y los camioneros que fueron construyendo altares repletos de cintas coloradas al costado de los caminos. Después de leer lo que sigue a continuación, yo sigo sin entender si se lo venera por sus poderes milagrosos o por enamorar viudas adineradas. En ese caso fue un verdadero adelantado de los gigolós….
Nos cuenta WIkipedia:
Las historias populares varían pero, en términos generales, la leyenda cuenta que Antonio Gil fue un gaucho trabajador rural y que una viuda adinerada se enamoró o tuvo un romance con él. Esto le hizo ganar a Gil el odio de los hermanos de la viuda y del jefe de la policía local, que había cortejado a esa misma mujer. Dado el peligro, Gil dejó el área y se alistó para pelear en la Guerra de la Triple Alianza (18641870) contra el Paraguay. Luego de regresar, fue reclutado por el Partido Liberal para pelear en la guerra civil correntina contra el partido opositor Autonomista, pero Gil desertó.
Finalmente capturado, fue colgado de su pie en un árbol de algarrobo, y muerto de un corte en la garganta. Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en nombre de Gil por la vida de su hijo, quien estaba muy enfermo; el verdugo así lo hizo y su hijo sanó milagrosamente. Él le dio al cuerpo de Gil un entierro apropiado, y las personas que se enteraron del milagro construyeron un santuario, que creció hasta hoy día.

Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual