VIAJAR A BOLIVIA DE MOCHILERO: GUIA PRÁCTICA

Si estás pensando en viajar a Bolivia de mochilero esta guía brinda toda la información que necesitás, con datos y precios de alojamiento, transporte y comidas, tips para no sufrir la altura o los cambios alimenticios y también para regatear en los mercados y contratar excursiones. Van también valores de productos cotidianos para que puedas calcular un presupuesto de viaje.

Bolivia es una de las gemas de la América andina. Desde 2008, viajé por el país tres veces, cubriendo buena parte del territorio desde la frontera argentina, pasando por Tarija, Sucre y Potosí hasta La Paz y el Titicaca, y desde la frontera paraguaya via Camiri hacia Santa Cruz de la Sierra y Samaipata, incluyendo la Ruta del Che. Me queda por conocer Uyuni y los departamentos amazónicos. Compenso con comunidades quechuas muy poco visitadas cerca de Sucre y otras similares de la etnia guaraní el Chaco de Chuquisaca.

Bolivia: un país diverso

Bolivia es un país diverso, lo que bien refleja su nombre oficial, el Estado Plurinacional de Bolivia. Aunque la iconografía que más representa al país en el exterior es la del Altiplano, con sus textiles policromáticos y su herencia quechua y aymara, no hay que olvidar que está compuesto por 36 etnias y que, de hecho, Bolivia es el país que tiene mayor porcentaje de su territorio (el 75%) dentro de la cuenca amazónica. Por otro lado, Santa Cruz de la Sierra, el polo económico del país y ciudad más productiva se encuentra en el Chaco boliviano, otra región poco visitada por los viajeros. Las dos fotografías que siguen ilustran lo amplio del espectro.

mujeres jalqas

Chicas de las comunidades jalqas cercanas a Sucre.

chicas cruceñas

Chicas “cambas” de Santa Cruz de la Sierra durante la celebración del día de la Unión Europea.

Para quien viene subiendo desde el Cono Sur, Bolivia es la continuación de un mundo que comienza a insinuarse en el Noroeste Argentino y que coincide con la antigua área de influencia del Imperio Inca, un eje donde las manifestaciones culturales están marcadas por la influencia indígena y el profundo sentido de la identidad ¿Todavía no te convenciste de viajar a Bolivia de mochilero? Te dejo aquí, como aperitivo, la introducción de Bolivia de nuestro libro Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antpartida a las Guyanas, sobre nuestro viaje de 18 meses de mochileros por toda Sudamérica.

“Todo viaje a Bolivia nace en la necesaria fascinación que ejerce sobre el viajero esa caleidoscópica tierra de salares que vencen al horizonte, ciudades construidas donde empiezan los cielos y los ancestrales rituales a la Pachamama. Si en el resto del planeta la modernidad uniforma sin clemencia, Bolivia resiste como orgulloso bastión de aromas y saberes milenarios donde respiran, sin temor a la extinción, mercados de brujas, carnavales y rústicas lenguas nativas. Para muchos viajeros, como había sido para Laura, Bolivia es la primera frontera, una iniciación en el continente de la comida callejera, el hospedaje barato, el maíz y el regateo. Vamos a Bolivia a que nos presten el alma que el cemento nos robó, un salto hacia lo otro que esconde una búsqueda propia.”

Antes de meternos de lleno en la guía, dos cosas, cortito y al pie: Bolivia es un país seguro y un país económico para viajar de mochilero. Eso no quiere decir que viajar por Bolivia sea fácil: la falta de infraestructura, el caos en algunas terminales, la geografía abrupta que obliga a los buses a brincar por carreteras demoníacas, la dieta a base de frituras, a veces hacen pagar peaje a las almas viajeras. Pero donde algunos ven déficit, yo veo magia y desafío.

Requisitos para entrar a Bolivia

Los argentinos no necesitan visa para entrar a Bolivia, al igual que los españoles y la mayoría de los nacionales de países europeos y latinoamericanos. Como argentino podés viajar a Bolivia con DNI sin necesidad de llevar el pasaporte (aunque siempre recomiendo tener el pasaporte al día porque nunca sabés lo que te espera). Al ingresar te sellarán el pasaporte o, si viajás con DNI, te entregarán un papel llamado tarjeta andina, donde señalarán cuántos días te dieron, normalmente 90. Algunas de las nacionalidades que necesitan visa son Cuba (USD 10), El Salvador (gratis), Guatemala (10 USD), Honduras (gratis), Nicaragua (Gratis), República Dominicana (gratis). La visa puede ser obtenida al llegar a la frontera o aeropuerto. Aquí el listado completo.

Consejo: si bien la estadía turística máxima es de 90 días, las autoridades migratorias en la frontera pueden, a discreción, darte menos días. A un artesano chileno que iba delante de mí le dieron sólo 30 días, en mi opinión porque era evidente que era artesano (siempre hay que esconder el parche, ya que en teoría para eso necesitás permiso de trabajo).

¿Qué vacunas necesito para viajar a Bolivia?

Siempre recomiendo tener todas las vacunas al día (Hepatitis A y B, fiebre tifoidea, tétanos, etc.) especialmente a los viajeros que les gustan los caminos alternativos y zonas rurales. Además, es indispensable llevar el certificado de vacunación internacional contra la fiebre amarilla. No suelen pedirlo para viajar a Bolivia si entrás por Villazón, pero si te lo llegaran a pedir no hay negociación posible.

Aunque no es obligatorio contar con un seguro de viajes para viajar a Bolivia, si vas a encarar un viaje largo es buena idea separar unos ahorros para estar cubiertos. Además, cada vez están más baratos. En este enlace hay unos a precio bien mochilero y aquí todos los consejos para elegir un seguro de viajes. 

Mejor época para viajar a Bolivia de mochilero

La mejor época para visitar Bolivia es de junio a septiembre, durante el invierno, que coincide con la temporada alta (vacaciones europeas). En esta época las temperaturas del Altiplano, con su clima árido y frío, se mueven entre los 5 a 15 grados cayendo a 0 por las noches, por lo que hay que llevar buena ropa de abrigo. En Sucre, por ejemplo, el arco es de 13 a 19 grados.

De noviembre a marzo las lluvias crean caos en algunas carreteras (sobre todo en los llanos y la Amazonía, que deben ser visitadas en invierno), eso es verdad, pero también es verdad que el pavimento ha avanzado tanto que esto no termina influyendo en muchos itinerarios. De hecho, Bolivia es literalmente invadida por legiones de mochileros argentinos cada enero, mes favorito de muchos para viajar a Bolivia. También es una de las mejores épocas para tomar buenas fotografías del Salar de Uyuni, cuando las últimas llenas aún no se han secado pero los cielos ya están azules. En febrero se celebran los carnavales (lo que hace que los precios y demanda de alojamiento aumenten en algunos sitios) y la festividad de la Virgen de la Candelaria.

cami+on cruzando un río crecido

La crecida de un río complica el paso de un camión que transporte gente local en el Chaco boliviano, a fines de marzo.

salar de uyuni inundado

En enero, en el Salar de Uyuni, es posible tomar fotos como esta.

Cómo llegar a Bolivia

Desde Argentina

La forma más frecuente de cruzar a Bolivia desde Argentina es por la frontera de La Quiaca-Villazón. La frontera está abierta de 7am a 11pm. La frontera de Yacuiba-Pocitos es más útil si quieren ir a Santa Cruz de la Sierra u otras zonas del Chaco Boliviano. La menos usada quizás es Aguas Blancas-Bermejo, que sale a Tarija. Para llegar a estas fronteras hay muchas opciones. Hay buses desde Buenos Aires y todas las ciudades grandes argentinas hasta Salta, Tucumán o Jujuy, las tres urbes del Noroeste Argentino. Normalmente desde aquí la gente comienza su viaje por el NOA y luego cruzan a Bolivia. Desde ya, también está el tren a Tucumán. Y no faltan vuelos no tan caros a Salta para después subir.

Si de camino vas a visitar el Norte Argentino, te puede servir leer mis guías del NOA.

Buses desde Buenos Aires

Hay buses directos a La Paz desde Buenos Aires, de las empresas Ormeño (Boletería 242), Puma Bus (237) y Quirquincho (247). De todas formas, no es una manera recomendada para viajar a Bolivia salvo que ya conozcas todo el Noroeste Argentino.

frontera Bermejo Aguas Blancas

Las fronteras son líneas imaginarias… pero no tanto (Frontera Bermejo-Aguas Blancas)

Desde Perú

Cruzar de Perú a Bolivia por el Titicaca es una opción popular, en ambos sentidos. Pero atención, que la frontera Kasani-Yunguyo por Copacabana, si bien es más lenta, es más segura –e interesante- que la frontera de Desaguadero. En esta última, lectores reportan que ocasionalmente hay taxis falsos que asaltan a los viajeros, y varias clases de timos. Si vas a visitar Perú te puede servir mi guía de Puno y el Titicaca o mi guía de Cusco.

Desde Paraguay

La ruta Trans-Chaco une Asunción y Santa Cruz de la Sierra pasando por la interesantísima zona de Filadelfia y las colonias menonitas. La carretera está en pésimo estado y el viaje directo en bus debe ser miserable, pero Lau y yo la hicimos a dedo, tomándonos una semana y conociendo la zona. ¡Recomendado!

Dinero

Seguramente te estarás preguntando, ¿me conviene llevar pesos o dólares a Bolivia? La moneda oficial de Bolivia es el Peso Boliviano (Bs), que tiene un cambio aproximado de 1 USD = 6.9 Bs. En esta guía los precios están en pesos bolivianos. Si llevás dinero físico, los dólares son más fáciles de cambiar que los pesos argentinos. Tratá de llevar billetes que estén en buen estado, ya que no te aceptarán billetes marcados o rotos. Pedí que te den cambio y no sólo billetes de 100 y 200 bolivianos porque puede ser difícil cambiarlos. Antes de salir de Bolivia, volvé a cambiar lo que te haya quedado a la moneda del país siguiente (soles, si seguís para Perú) en alguna casa de cambio, porque fuera de Bolivia, los Bolivianos no tienen mucha aceptación.

monedas y cartas de poker

Siempre está la esperanza que la combinación correcta de cartas improvise un paraíso.

 ¿Es fácil encontrar cajeros en Bolivia?

La manera más fácil es llevar tarjeta de débito o crédito para extraer moneda local desde cualquier cajero. En Bolivia la red de cajeros se ha extendido en casi todo el país, aunque éste no siempre es el caso en los departamentos amazónicos. Además, es bueno ser previsor y sacar abundante efectivo del cajero antes de aventurarse en zonas rurales donde con toda seguridad no habrá cajeros. El BNB y el Mercantil de Santa Cruz no cobran comisión por extracción.

Transporte: cómo moverse por Bolivia

En Bolivia, el transporte es un desafío desde el tiempo de los Incas, y por ese motivo es una de las preocupaciones de quienes piensan viajar a Bolivia de mochilero. Desde mi primer viaje en 2008 la red de carreteras ha mejorado muchísimo, y se han pavimentado casi todas las rutas principales con excepción de La Paz–Trinidad y La Paz–Cobija.  Aun así, moverse de una ciudad a otra sigue siendo una ardua labor a la que los locales están acostumbrados. Los horarios son sólo una referencia y demoras de hasta 3 horas son comunes. Las carreteras pueden ser bloqueadas sin previo aviso por manifestantes o crecidas de ríos. A favor, se puede decir que la red de buses cubre casi todo el país y es sumamente económica.

viajar por Bolivia en bus

La flota y la bandera del Tahuantisuyo.

Recorrer Bolivia en Bus

Los buses en Bolivia reciben el pomposo nombre de flota (que me parece casi un acto fallido tratándose de un país que aún reclama su perdido acceso al mar). Las terminales son normalmente llamadas terminales terrestres. Hay bastante frecuencia y muchas compañías compitiendo por la misma ruta, por lo que entre dos ciudades grandes siempre habrá muchos servicios diarios. Entre ciudades pequeñas es normal que todas las empresas salgan a la misma hora, por lo que a veces es bueno averiguar de antemano cual es el horario para ese destino. Normalmente, los buses salen al atardecer y llegan de madrugada. A modo de ejemplo, aquí van algunos precios.

 Precio de buses en Bolivia

Estos son los precios oficiales, pero tengan presente que en Bolivia el regateo es moneda corriente. Una vez, estaba haciendo dedo entre Bermejo y Tarija y frenó un bus, sin que le hiciera ninguna seña. Me dijo el precio, pero le expliqué que estaba feliz haciendo dedo. A seguido comenzaron a seguirme a paso de hombre y bajando el precio hasta que acepté subirme, porque ya lo que me pedían eran monedas, un tercio del precio original.

  • La paz – Santa Cruz, desde 100 Bs. (15 USD aprox.)
  • La Paz – Cochabamba, desde 40 Bs. a 80 (5 -11 USD aprox.)
  • La Paz –Sucre y Potosí, de 60 a 120 Bs. (8 – 18 USD aprox.)
  • La Paz – Villazón, 100 Bs. (15 USD)
  • Copacabana – La Paz: 20 Bs (3 USD)
  • Sucre – Potosí: 30 Bs (4 USD)
  • Riberalta a Cobija: 130 Bs. (18 USD)

Algunos consejos extras:

  •  Llevar buena ropa de abrigo para viajar en el altiplano, incluso no es mala idea dejar a mano la bolsa de dormir.
  •  No tomes nada literalmente. Una vez a Lau le dijeron que el bus era un coche cama con calefacción y terminó siendo un asiento semi-reclinable y al subir te daban una manta.
  • Lleva tu mochila con vos arriba del bus, para que no la carguen en el techo con el resto del equipaje. Porque entonces vas a tener que vigilar en cada parada que nadie se baje con algo tuyo.
  • Llevá agua y los snacks que consideres necesarios, aunque siempre hay vendedores ambulantes de comida callejera.
  • Llevá toneladas ilimitadas de paciencia, consejo fundamental para viajar a Bolivia.
  • No dudes en bajarte del bus si el conductor está borracho (suele suceder) o maneja con suma imprudencia. Una vez nos bajamos de un bus entre Vallegrande y Pucará porque dos veces terminó al borde del precipicio. Y cuando me bajé, todavía, me quisieron cobrar, cosa a la que negué sin mayores tensiones.
buses en Bolivia junto al precipicio

Choferes y pasajeros evalúan la mejor manera de salvar el bus que ha quedado al borde del precipicio, y en el que viajábamos también nosotros.

Trenes en Bolivia

A pesar de que la red ferroviaria fue severamente acortada con las privatizaciones de los ’90, viajar por Bolivia en tren sigue siendo una experiencia cómoda y económicamente competitiva con los buses. Las ventajas son que por un precio similar tenés aire acondicionado o calefacción y comida incluida, además de la posibilidad de estirar las piernas y conocer gente de forma más distendida que en la “flota”. Lo ideal es reservar, aunque a veces es difícil encontrar a los empleados de la boletería. Al comprar el boleto te pedirán el DNI o pasaporte.

Actualmente hay dos empresas operando:

  • Ferroviaria Andina: conocido simplemente por algunos como el tren a Uyuni, une Villazón con Oruro y Uyuni.
  • Ferroviaria Oriental: une Santa Cruz con Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil, y Yacuiba, en la frontera argentina. En el enlace están los precios e itinerarios.

Además de el tren existe el “buscarril”, básicamente un bus colocado sobre rieles, que cubre dos trayectos, Potosí-Sucre y Aiquile-Cochabamba, pasando por pueblitos recónditos como Ti Tin y Mizque. ¡Algo realmente único de Bolivia! Aquí, una crónica de un viajero que lo tomó.

 Viajar a dedo en Bolivia

Estoy en desacuerdo con el consenso general de que en Bolivia no se puede hacer dedo. Recorrí el país a dedo al derecho y al revés y eso me permitió conocer gente de toda clase y ser invitado a hogares, y vivir situaciones bizarras. Una vez me levantó el Chapaco Salinas, ex jugador de la selección boliviana de la época de Maradona, que andaba buscando nuevos talentos de pueblo en pueblo para el Bolívar FC. Un camionero que me llevó de Tarija a Entre Ríos me Viajé un día entero (y dormí en la carga sobre los cajones de gaseosa) con un camionero que antes se ganaba la vida con un circo ambulante, y viajaba de ciudad en ciudad con sus bártulos y un mono. Hubo viajes incómodos que ahora recuerdo como épicos, como llegar a Sucre tras 12 horas de viaje en el techo de un camión que llevaba 43 chanchos, mirando los valles y los caseríos de adobe azulados por la luna.

en ruta bolivia

Arriba izq: familia que me llevó 100 km en su auto. Arriba der: “La Joya del Pacífico” el camión del ex-artista de circo. Abajo izq: a veces, no tienen lugar…. Abajo der: camionero en la ruta a Sucre. Su frase celebre “Aquí somos libres como pajaritos, le puedes patear el trasero a un policía que no pasa nada”.

Cuestiones prácticas: es verdad que el concepto de viajar a dedo gratuitamente no existe en Bolivia (a excepción de la zona de Santa Cruz), porque hay una mentalidad de que se cobra por el transporte que proviene de la dinámica económica. Ejemplo: hay camiones (con cartel de la ciudad a la que se dirigen) que van subiendo campesinos que van a vender sus productos al mercado. Es un desplazamiento con fines onerosos. La lógica es: si te voy a ayudar a que ganes dinero, me corresponde una parte. El viajero viene a romper este esquema. Y si se anima, lo logra. Siempre hay que explicar que querés ir a x lugar, pero que no tenés dinero. Eso debe ser consensuado de antemano. En el caso que el camionero cobre, el precio justo es la mitad de la tarifa del bus. Los mejores lugares para buscar viaje son las “trancas” (peajes) que están a la salida de cada ciudad. El tiempo de espera es mayor que en Argentina, pero no tanto…

tranca bolivia

Ingenioso (y cómodo) sistema para levantar la barrera sin salir de la garita en los peajes bolivianos.

 Barcos por el Amazonas boliviano

Una de las regiones de Bolivia que no conozco es el Amazonas, que sí recorrí en sus secciones peruanas, ecuatorianas y brasileñas. Por eso, los datos a continuación son cortesía de nuestro enviado especial Julián de Almeida, avezado viajero de zonas inhóspitas.

Ya no hay barcos desde Puerto Mamoré a Trinidad, desde que asfaltaron la ruta a Santa Cruz la gasolina va en camión. Pero de Trinidad a Guayaramerín si hay balsas. Se demoran 6 días y cobran 250 Bs. con comidas incluidas. En Trinidad, parten desde Puerto Almacén, hasta donde se llega en moto-taxi por 10 Bs.

También se puede navegar el río Madre de Dios, de Riberalta a Puerto Heath (frontera con Perú) aunque no es un viaje para cualquiera (una semana en carguero). Tampoco hay horarios fijos y la única manera de saber cuándo partirá una embarcación es ir al puerto todos los días.

¿Qué mapas de Bolivia conviene usar?

Soy fanático de los mapas de papel no por romántico, sino porque su utilidad supera cualquier GoogleMaps, sobre todo en un país rural como Bolivia. Si pueden elegir, los mejores son los Reise Know-How alemanes. En Argentina, un mapa bastante pasable es el que viene en algunas ediciones del Atlas Firestone de Argentina, que dedica dos páginas a Bolivia.

Alojamiento en Bolivia

Bolivia tiene precios muy económicos de alojamiento, lo que la convierte en un paraíso mochilero. Los más económicos suelen anunciarse bajo los títulos de alojamientos o residenciales. Si vemos estos carteles, ya sabemos que será barato, con precios alrededor de los 25 a 30 Bs por persona. Vale la pena mirar las habitaciones y la higiene general del lugar antes de cerrar trato, ya que estos sitios suelen tener baños comunes poco limpios, pueden no tener enchufes o agua caliente. Luego singuen los hoteles y hostales locales, no pensados para los mochileros extranjeros, con mejores estándares que los alojamientos y precios rondando los 60 Bs a 80 Bs la habitación doble. Los hostels suelen estar ambientados en casas coloniales y tener todas las amenidades requeridas por los “backpackers” internacionales, tales como salón común, lockers y wi-fi (además del ambiente y el desayuno incluido) pero son más caros que los hoteles locales, con dormis (en habitación compartida) alrededor de 50 Bs y habitaciones privadas arrancando en 70 (single) a 150 (doble).

Camping en Bolivia

En Bolivia no hay campings organizados tales como los conocemos en Argentina, pero a lo largo de las rutas de trekking es posible acampar en cualquier parte. Por ejemplo, si hacés la caminata por las comunidades jalqas cerca de Sucre, siempre hay sitios cerca de los ríos o viejas terrazas de cultivo dónde acampar. Aunque el alojamiento es económico, si vas de viaje largo, te puede ser útil ahorrar incluso eso, al menos en zonas rurales. En todos nuestros viajes llevamos carpa y en infinidad de oportunidades hemos pedido permiso para acampar de forma gratita en patios de escuelas, iglesias, comunidades, etc.

La Comida en Bolivia

Comer en Bolivia no es un privilegio sino un derecho. Qué frase pomposa dirás, pero es cierto. Mientras que en Argentina relacionamos la palabra restaurante o “comer afuera” con las ocasiones especiales, Bolivia y gran parte de Sudamérica están repletas de pequeños comedores, restaurantes, puestos de mercado y comida callejera. Ante todo, cruzar la frontera de Villazón es pasar el umbral, bienvenido al planeta tierra, en 80% del cual la gente se sienta a comer por pocas monedas en cualquier parte.

mercado de sucre

Sector de comidas del mercado de Sucre.

¿Cuánto cuesta comer en Bolivia? Es posible pedir un almuerzo completo (sopa, segundo y bebida, que suele ser jugo) por 8 Bs en los mercados. Hay que aprender a leer los menúes bolivianos. El segundo se refiere al plato principal, que suele ser arroz, acompañado de un poco de carne, pollo o pescado. Yo amo esa “comida de olla” de los mercados, donde la “mamita” que cocina preside sobre un mesón al que se sientan, sin distinción, estudiantes, trabajadores de oficina y campesinos.

Otra clase de restaurantes populares son las llamadas “pensiones”, donde un almuerzo sale alrededor de 15 Bs. Claro está, no todo son rosas, el lado oscuro de esta cuisine popular es el amor boliviano por las frituras, que asesta diarreas con temible puntería en los viajeros que abusan de las empanadas o del pollo frito, cuyo aroma es la fragancia oficial de algunas calles bolivianas. El cambio de agua también suele ser un problema ni bien cruzás la frontera.

vasos de gelatina

Gelatinas en copa por unos pocos pesos. El postre dejó de ser un lujó.

chorizo chuquisaqueño

Chorizo chuquisaqueño en el mercado por 12 bolivianos.

mochila bolivia

La mochila se transforma en mesa para hacer un alto en el camino en una zona rural.

Precios de algunas comidas típicas de Bolivia

  • Pique a lo macho: (trozos asados de carne en salsa picante con tomate y cebolla) 20 Bs.
  • Silpancho: (milanesa servida sobre arroz y papas, con un huevo frito encima) 15 Bs.
  • Salteñas: (empanadas) 6.5 Bs.
  • Pollo frito: 22 Bs
  • Café y sándwich de palta en el mercado: 5 Bs.
  • Jugo natural en el mercado: 10 Bs.
  • Botella de agua mineral grande: 5 Bs.

  ¿Qué cerveza probar en Bolivia?

La cerveza más frecuente es la Paceña, elaborada a 3600 metros de altura con agua de deshielo glacial. En los bares cuesta entre 22 y 30 Bs (litro). Si sos amante de la cerveza negra como yo, buscá la Paceña Black. Si buscás una cerveza fuerte, una opción interesante también es la Judas, una ale dorada estilo belga de doble fermentación y 8 % de graduación alcohólica. Tiene un valor de 18 Bs en tiendas. Entre las cervezas artesanales está la Prost, hecha en Santa Cruz de la Sierra según la ley de la pureza alemana por Guido Muhr, maestro cervecero de esa nacionalidad. Viene en versión Weissbier, Chopp, Premium y Dunkel. Otra es la Niebla, hecha en La Paz, que tiene presentaciones de 350 ml a 15 Bs.

Qué ver y hacer en Bolivia

Si estás por viajar a Bolivia de mochilero por primera vez y no tenés aún un itinerario, aquí van algunas ideas sobre qué ver en el país. Pienso en el futuro (en algún momento) subir guías detalladas de cada sitio, esto es sólo un guía para que tengan una idea.

Tupiza

Subiendo desde La Quiaca este es un buen lugar para hacer escala camino a Sucre y Potosí, y también es base para excursiones al Salar de Uyuni. En sí misma Tupiza es célebre por los paisajes que la rodean, como una zona de valles erosionados y cañones llamada “El Sillar”, que muchos optan por recorrer a caballo, como lo hicieran los famosos bandidos Butch Cassidy y Sundance Kid, que tras escaparse de Estados Unidos robaron bancos en Sudamérica y se refugiaron en la zona en 1908.

Uyuni

Sin dudas un atractivo insignia de Bolivia, el Salar de Uyuni es el más grande del mundo (10.582 km2) y con razón meca de viajeros, que suelen visitarlo en tours de 3-4 días en jeep.  La vastedad, austeridad y amplitud cromática del paisaje (y también el frío) te pueden dejar sin aliento. Es una zona con escaso transporte público. Si no tenés presupuesto para el tour del Salar de Uyuni, podés tomar el bus de Uyuni (pueblo) a Llica, un pueblo del otro lado del salar, y cuesta sólo 25 Bs, y así acercarte a ese paisaje de otra manera inalcanzable.  El pueblo de Uyuni, en sí mismo, sólo es útil como base para contratar las excursiones, y por el espectacular cementerio de trenes de Uyuni, un museo al aire libre donde un ensamble de viejas locomotoras a vapor y vagones, llegados en 1889 para servir en la línea con Antofagasta, entonces puerto boliviano sobre el Pacífico se oxida lenta pero elegantemente ante un horizonte blanco implacable.  La mejor época para visitar el Salar de Uyuni, por el clima, es de julio a octubre. Si lo que querés es ver las salinas cubiertas de agua y reflejando el cielo, marzo y abril es lo mejor. Los tours al salar te los ofrecen en 650-750 por la calle en Uyuni, y son regateables hasta los 450. Que no te sorprenda si te toca ir sentado al lado de alguien que pagó 1200, todo va en tu poder de negociación.

Sucre

Sucre es mi ciudad favorita de Bolivia, por su arquitectura colonial de fachadas blancas y tejados escarlata. La capital constitucional de Bolivia se encuentra a 2750 msnm (lo que la hace un excelente descanso de los rigores del altiplano). Nosotros hicimos base en Sucre durante una semana, bastante ocupados con todo lo que ofrece la ciudad, como la Casa de la Libertad, donde en 1825 se declaró la independencia de Bolivia.  Créanme que aunque no sean religiosos vale la pena visitar la Capilla de la Virgen de Guadalupe, para apreciar una imagen pintada en 1601 e incrustada con rubíes, esmeraldas, amatistas y perlas, donadas por las familias patricias de la ciudad. Lo mismo uno se queda boquiabierto con los cóndores de plata que adornan el interior de la Catedral, o ante la vista que hay desde los campanarios y tejados de San Felipe Neri.

Comunidades jalqas y Tarabuco

Otro motivo para demorarse en la zona de Sucre es realizar una caminata por las comunidades jalqas, en el llamado distrito 8. Los jalqas habitan la Cordillera de los Frailes, en pequeñas comunidades que subsisten de la agricultura (choclo, trigo, cebada, papa). La zona es hermosa, y la caminata te permite un contacto íntimo con el corazón andino de Bolivia. Nosotros caminamos durante cuatro días, acampando junto a los ríos y siguiendo antiguos empedrados incas. En Maragua y Potolo hay alojamiento y algún que otro comedor, pero es necesario abastecerse de víveres (y de un buen mapa) para la caminata.

A 65 km al sudeste de Sucre, Tarabuco es un pueblo de raíces indígenas famosos por sus textiles que se pueden apreciar en el mercado dominical.

comunidades jalqas

Buscando el camino correcto en las comunidades jalqas.

Potosí

Una visita a Potosí es indispensable en cualquier viaje mochilero por Bolivia. El Cerro Rico, cuyos yacimientos de plata son explotados desde tiempos incaicos, le aseguró a los conquistadores españoles la plata necesaria para financiar buena parte de su aventura colonial. Hoy, es posible visitar la mina para comprender el alma de la ciudad, la mitología propia de los socavones (con su “Tío de la Mina”, alias el Diablo) y la dureza de la vida de los mineros, que diezma la expectativa de vida de los mineros a cambio de la esperanza de encontrar un gran filón. La otra atracción complementaria es la Casa de la Moneda, donde se acuñaron las monedas desde el siglo XVI hasta los años 50.

cerro rico

Plaza de Potosí con el Cerro Rico de fondo.

Cochabamba

Cochabamba es una ciudad de una vitalidad mediterránea, con una enorme población universitaria y una de las mejores escenas gastronómicas de Bolivia. Al ser menos visitada, los precios de alojamiento son más bajos que los de Sucre o La Paz. Entre sus atractivos está el Museo Arqueológico (con muestras sobre cada cultura indígena boliviana), el esplendor rococó de la Iglesia de Santo Domingo, el convento de San Francisco, el Palacio Portales, una mansión de estilo europeo de 1927 que ilustra el opulento estilo de vida de los barones del estaño. No la visité, tanto ustedes como yo la deberemos tener en la agenda.

Samaipata

Aún es un misterio si la enorme roca tallada de Samaipata, localizada en el cruce de caminos entre el mundo incaico y el guaranítico era un centro ceremonial o una fortaleza militar. Se encuentra a 120 km de Santa Cruz de la Sierra, en ruta hacia Cochabamba y se encuentra enclavado en el Parque Nacional Amboró.

Santa Cruz de la Sierra

La ciudad más pujante de Bolivia, donde se encuentra el polo industrial y la zona ganadera más productiva, se encuentra en la zona llana, oriental, del país. Sus habitantes son conocidos como cambas. Para mí, lo que hay que ver en Santa Cruz de la Sierra no es un atractivo turístico concreto, sino el sentido de identidad de los cambas, y sus filiaciones con las corrientes migratorias europeas que dieron origen a la mezcla. (El día que llegué había una celebración por el Día de la Unión Europea, en la sede de la Alianza Francesa, con eso digo todo). Al margen de la tonta rivalidad, me gustó encontrar una Bolivia cosmopolita. Hay muchas realidades allí que retratar. Por ejemplo, les dejo esta historia de una visita a una cooperativa de recolectores urbanos.

Villa Tunari

Por su cercanía a Santa Cruz está reemplazando cada vez más a Rurrenabaque como base para explorar la selva boliviana, principalmente al Parque Nacional Carrasco. También es popular entre los amantes del deporte de aventura.

Parque Nacional Madidi

La cuenca del río Madidi es uno de los ecosistemas más intactos del mundo, con 1.8 millones de hectáreas protegidas. Aquí viven el 44% de todos los mamíferos de las Américas, junto con casi un millar de especies de aves. El sitio es tan amplio que cada año salen a la luz nuevas especies, monitoreadas gracias al proyecto Identidad Madidi. Todo esto se ve afectado por el decreto 2366 de Evo Morales que, embanderándose en wiphalas y pachamamas ante las cámaras, puertas para adentro firmó sin chistar el decreto que abre todos los parques nacionales bolivianos a la explotación petrolera y gasífera. ¡Apúrense a conocerlo antes que lo transformen en leña de automóvil! Es una de las sorpresas que espera a quien decida viajar a Bolivia.

Coroico

Coroico es la puerta de las Yungas, y es la escapada ideal de La Paz, ciudad de la que dista apenas dos horas. Desde la ciudad hay vistas increíbles de las montañas envueltas en niebla, los cañones y a lo lejos las cimas nevadas del Mururata. Hay muy buenas caminatas en los alrededores.

La Paz

Una de las capitales más altas del mundo (3600 msnm) La Paz debe estar en cualquier lista viajera. Su caos alberga sitios de interés histórico, como la Iglesia de San Francisco (1548) en cuya fachada los ojos sagaces podrán descubrir chirimoyas y aves tropicales labrados en piedra o la Iglesia Indígena de San Pedro (1549). Es imperdible el Museo de la Coca y el Mercado de Brujas, donde se ofrecen medicinas naturales, hierbas, ungüentos, y todo tipo de ingredientes como picos de tucán o fetos de llama para los rituales de challa. El Museo de Arte Contemporáneo Plaza es válido tanto por las obras expuestas como por la mansión del siglo XIX que las aloja, con paneles de vidrios y hierro forjado diseñados por Eiffel. Desde ya, hay que visitar El Alto, la capital aymara del mundo, como le dicen, y subirse al teleférico. Pero más detalles pienso contarles en una futura guía de La Paz.

isla del sol bolivia

Lago Titicaca, vista desde la isla del Sol

Copacabana

Copacabana, en las costas del Lago Titicaca, es definitivamente una parada en la ruta mochilera por Sudamérica y a la vez una meca para los fieles que cada año visitan la Iglesia de la Virgen de Copacabana. Hay geniales vistas del Titicaca desde el Calvario, pero sin dudas lo principal es una visita a la Isla del Sol y la Isla de la Luna. Por las noches hay una miríada de barcitos con música en vivo, frecuentados por los viajeros de todo el mundo que recalan, camino de Cusco.

Espero esta guía práctica para viajar a Bolivia de mochilero te haya sido útil. Si tienes algún comentario, o viajaste hace poco y tenés valiosa información fresca, por favor dejá un comentario, que le será útil a toda la comunidad mochilera.


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

14 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Hola Juan y todos los viajeros! Respecto a los sellos de entrada y salida, entré a Bolivia por Bermejo en septiembre 2017 y salí por Copacabana en noviembre 2017 y en ambos casos nos sellaron entrada y salida, tanto a mí que soy argentino y entré con DNI como a mi compañera alemana que entró con pasaporte. Y es más, en todas partes nos indicaron (como en general se comenta) que es FUNDAMENTAL no perder la tarjeta migratoria (el papelito que llenás con tus datos a la entrada). Si de verdad esto cambió, debe ser MUY reciente (menos de un mes).

    Buenas rutas!

  • Hola. Me voy solo al norte. Me tomo el tren y llegaría a Tucumán el 20/2 y me lo volvería a tomar el 3/3 a la vuelta. La idea es ir recorrer salta y jujuy. Es la primera vez que voy solo. No sé cómo voy a manejarme. No quiero pagar nada de paquetes de turismo. Creo q dormiré en hostel. Tengo muchas dudas. Llegare a ver Bolivia con este tiempo? Me alcanzará llevar una mochila mediana o voy con una gigante? Cuanta plata necesitaré? Voy con efectivo. Podré hacer dedo? Tengo 26 años saludos

    • Hola! Con solo 11 días yo creo que no me extendería más de la provincia de Salta solamente, o Jujuy solamente. Realmente para hacer los tres no te quedan más que tres días en Salta, tres en Jujuy y tres en la frontera boliviana. Moverte de una ciudad a otra en Bolivia te lleva un día completo. Para las dos provincias mínimo 20 días. para Bolivia, super mínimo un mes.

  • Juan Pablo querido, ingresamos a Bolivia el 3 de Enero pasado (2018) vía aeropuerto de Viru Viru en Santa Cruz, nos dieron el papel o “Tarjeta de migración CAN- Mercosur” al hacer migraciones en Bolivia. En Aeroparque nos habían acreditado la salida de Argentina. El papel del que hablo nos fue pedido en la frontera de Villazón el 16 de Enero en un puesto de Migraciones Argentinas atendido por un personal Boliviano, después de entregar el papel y mostrar el DNI solo pasamos las cosas por el escaner y a otra cosa, nunca tuvimos que hablar con ningún agente de migraciones Argentino para “acreditar la entrada”. Al ingresar con DNI nunca nos sellaron nada, solo nos dieron el papel. Comento para complementar la información que debatían arriba y en el post. Espero que sirva.

    Anécdota aparte, a un compañero de viaje le pusieron mal el nombre en el papel y a mi se me perdió faltando cuatro días para volver, aparentemente si este papel no es devuelto al regresar a la Argentina o hay algún problema la multa al salir es de 250 Bolivianos.
    Estando en Uyuni, llamo al consulado Argentino en Villazón para pedir asistencia. Ahi me ofrecen hacerme un pasaporte provisorio por 30 dólares con el cual podía regresar a Argentina sin problemas. Acto seguido llamo también a Migraciones de Bolivia en La Paz , me comentan que me podían hacer una tarjeta nueva en cualquier oficina de migraciones (Gracias a un hostel yo tenía una copia escaneada del documento) y a mi amigo le cambiaban el nombre GRATIS en cualquier oficina de Migraciones de Bolivia. El detalle: quién me atiende me comenta que la oficina más cerca se encontraba en Potosí (lo mismo decía el todopoderoso Google) lo que implicaba volver para atrás y perderme de visitar el salar.

    ¿Cómo termina la historia? Inclinado por la opción del consulado ya que los bloqueos de ruta no nos dejaban volver a Potosí y decidido a disfrutar del salar, denuncio en una comisaría para el “turista” la pérdida del documento para poder hacerme el pasaporte provisorio. Cuando mi amigo le comenta su situación a la agente de policía, la misma nos muestra en un papel fotocopiado de dos por dos la ubicación de la oficina de Migraciones en Uyuni. La misma, escondidísima, ¡se encontraba adentro de un Hostal! Increíble. Ahí nos atendieron de 10 y nos hicieron una tarjeta nueva a cada uno, pasamos la frontera sin problemas.

    Una vez más se comprueba lo que me dijo un amigo que vivió en Bolivia: “En Bolivia, no todo esta en internet”

  • Muy buenos y completas tus recomendaciones este año quiero ir a conocer el salar de uyuni y parte del sur de bolivia no tengo muchos dias asi que he decidi dividir mi viaje a bolivia . De mucha utilidad este articulo y muy buenos en general los articulos del blog.

  • hola, felicitar pues con tu guia ya no ire a Bolivia tan perdida, siempre es bueno saber algunos tips que no estaría demas conocerlos.
    Viajaremos con mis amigas la primera semana de marzo, pero nos habían dicho que no era necesario el tema de las vacunas. en la frontera í piden el certificado de vacunas o algo asi ??
    y también como lo hicieron con el tema de la altura, creo que igual es un problema para algunos viajeros que sufren mareos o nauseas.

    • Hola! La vacuna de la fiebre amarilla hay que tenerla siempre, nunca sabés cuando te la pueden pedir, en cualquier parte del mundo. Esa es la úncia que legalmetne debés tener. Como viajo mucho tengo todas las vacunas al día, como la de hepatitis, fiebre tifoidea, etc. Sobre el tema de la altura, debo escribir un post al respecto ya me que me preguntan mucho, pero más que algo genético depende de tener las precauciones básicas: no hacer mucho esfuerzo físico ni caminar demasiado el primer día que llegas a una ciudad alta, comer poco y beber mucha agua. Mascar coca puede ayudar! Buen viaje!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual