DE PUNO A CUSCO: SECRETOS EN EL CAMINO

El Titicaca, accesible desde Puno, y Cusco son dos destinos que no necesitan presentación. Sin embargo, lo que yace entre ambos es un misterio para la mayoría de los viajeros que transitan la ruta de Puno a Cusco, quienes rara vez se detienen a explorar las perlas que esconde el camino. Del Titicaca a Machu Picchu y viceversa, se pasan por alto sitios de una magnitud natural o histórica que deslumbran, desde el magnífico pueblo colonial de Lampa hasta la quietud mística de las aguas del Lago Umayo. Seguramente no es una lista completa, y se aceptan a modo de comentario cualquier sugerencia sobre qué ver en el camino. Son 387 km asfaltados de Puno hacia Cusco. De sur a norte, así sería un itinerario:

Antes de seguir:

Si buscás información de Cusco, te dejo mi guía práctica de Cusco. Si  ya estás allí y vas para Puno, lee mis consejos para visitar Puno y el Titicaca.

  Si todavía no contrataste seguro de viajes, te recomiendo separar unos ahorros y viajar con uno. Vas a estar mucho más tranquilo en caso de accidente o enfermedad. Además, están cada vez más baratos.  Los que más se adaptan al presupuesto mochilero son estos.

Te dejo, además, un mapa con todos los sitios de los que hablo a continuación ubicados.

Lago Umayo y Chullpas de Sillustani

Si no te empachaste de lagos con el Titicaca o si estás buscando una alternativa menos turística, el Lago Umayo es tu elección. Se encuentra a 34 km de Puno y  3844 metros de altura, y es un lago cerrado, es decir, el agua entrante sale sólo por evaporación. Al margen de los datos técnicos, el sitio es de una grandeza minimalista, un dominio absoluto del silencio y del viento.

Tuve la oportunidad de cruzar el lago de costa a costa en SUP, que para el que no sabe sería más o menos como remar arriba de una tabla de surf gigante (actividad organizada por RowPerú). Yo no soy muy adepto a los deportes extremos, ni siquiera de los no tan extremos, porque por lo general procuro mi dosis de adrenalina de otras maneras cuando viajo, y esta deriva más del contacto social y de la incertidumbre (autostop, llegar al medio de la nada sin alojamiento planeado, etc) que del desafío hombre-naturaleza. Pero en esta ocasión me obligaron a punta de cámara a subirme, y sí que valió la pena. Más que conexión con el paisaje fue ser parte de él y valorar cada uno de sus elementos, viento, sol, marea, para avanzar. El cruce duró unas tres horas y no fue un paseo (el regreso, con viento en contra, fue agotador), pero nos permitió meternos en rincones al que pocos visitantes llegan.

row peru en lago umayo

Ser parte del paisaje

lago Umayo

Invitación a repensarse.

chulpas de sillustani

Eternos recordatorio de quiénes fueron los primeros dueños de estas tierras.

Uno de esos sitios fue la cabaña abandonada de la foto. Cuando llego a esta clase de lugares, donde el paisaje mismo habla de soledad, de existencias en estrecha unión con la naturaleza, soy feliz. Pero es una felicidad compleja, como un buen vino que al cabo de unos segundos se subleva en el paladar y te arroja nuevos sabores. Una felicidad, como decía, que se mueve entre la sospecha inconsciente de una certeza y la contradicción. Conozco poca gente a quien realmente le gustaría vivir en esa casita de adobe maltrecha, sin servicios, lejos de todo. Pero que en nuestra tan cómoda era moderna, echemos de menos postales tan agrestes, nos dice que algo está desbalanceado en nuestra vida urbana. Que a pesar de que no quisiéramos ser habitantes permanentes de esa magnitud precaria, perdimos algunas esencias en el trueque de naturaleza por comodidad. El lago Umayo me instaló esa reflexión. Es un sitio que, a cada viajero, llama a repensarse.

Las chullpas

En la meseta que envuelve al lago se encuentra el sitio arqueológico de Sillustani, con sus famosas chullpas funerarias. En total, son casi 90 y se encuentran esparcidas en un área de 150 hectáreas. Se trata de una de las necrópolis más grandes del mundo, y fue utilizada por collas e incas como mausoleo para sus nobles, alrededor del siglo X al XV. Parado a la sombra de una de ellas, no pude dejar de pensar en cómo, en Perú, los sitios sagrados coinciden con los paisajes extraordinarios. Al revés que en nuestra cultura, la conexión con los dioses no se ejecutaba en la abstracción de una catedral, entre muros, sino en plena naturaleza.

Cómo llegar

Distancia de Puno: 33 km. Los buses de Puno a Juliaca te dejan en el cruce a Sillustani. Los tomas en la Terminal Villa Fátima, de Puno, y cuestan alrededor de S/4. De ahí son S/3 más hasta Sillustani. La entrada al complejo arqueológico son S/15. Quienes prefieran un tour organizado, se contratan en las agencias de la calle Lima, y tiene un costo de S/35 que no incluyen la entrada.

 

La ciudad rosada de Lampa

Lampa, la “ciudad rosada”, es uno de esos sitios injustamente poco visitados. Un pueblo de esplendor colonial esquivado por el turismo de masas. Sus casonas fueron levantadas cuando los españoles llegaron en 1540 para explotar el oro y erigieron moradas como aposentos para sus familias, intentando recrear la comodidad europea. Los habitantes de Lampa son orgullosos custodios de ese sentimiento de españolidad, fenómeno similar al que observé en Vallegrande, Bolivia.

A diferencia de lo que observé en Juli, donde todo salvo las iglesias fue presa fácil de las topadoras y de un progreso berreta de durloc, los habitantes de Lampa han logrado conservar su patrimonio. Se nota una coherencia estilística en todas las edificaciones coloniales que rodean sus dos plazas: la Plaza de Armas y la Plaza Grau. Sobresalen la municipalidad, que es una replica (más pequeña) del Escorial de Madrid, y la Iglesia de Santiago Apóstol.

En esta última entró Tupac Amaru durante su rebelión de 1780, cortándole la cabeza al cura sobre el altar, según recitan aún las lenguas más morbosas. Descendiendo unas escaleras es  posible visitar las catacumbas (donde los revolucionarios pasaron a sable a 40 oficiales españoles). Desde Lampa fue que Tupac Amaru intentó irradiar su revuelta y tomar la Plaza de Armas de Cusco, fracasando en el intento.

casas de lampa

Lampa se salvó del progreso berreta de Durloc que se llevó puesto a Juli y Puno.

iglesia de lampa

El tamaño de la iglesia habla de glorias pasadas.

boveda iglesia lampa

Los fans del death metal puede inspirarse en las catacumbas de la iglesia de Lampa.

Otro detalle imperdible de la iglesia es la Capilla de la Piedad. En 1950, el potentado minero Enrique Torres Belón costeó la reconstrucción de la iglesia y encargó a su amigo el Papa Juan XIII una réplica de la famosa “Piedad” de Michelangelo para colocar en la capilla. Hasta entonces el Vaticano nunca había autorizado una reproducción de la emblemática escultura, pero accedió a enviar una a esta casi desconocida población del Altiplano. Aunque el gesto indignó a muchos, la réplica terminó salvando a la original cuando en 1972 un húngaro fuera de sí le propinó 15 martillazos. Al conocerse la existencia de una réplica exacta en Lampa, el Vaticano envió a sus técnicos para tomar las medidas correspondientes y reconstruir la original. Hoy, la réplica se encuentra en la municipalidad de Lampa, y otra más, de aluminio descansa sobre el domo de la capilla. (la de mármol resultó ser demasiado pesada, encargándose esta réplica de la réplica y convirtiendo a Lampa en el único lugar del mundo con dos réplicas autorizadas de La Piedad).

Dentro del domo de la capilla cuelgan además los esqueletos de cientos de sacerdotes, hacendados y antiguos pobladores cuyos huesos habían sido sepultados en la capilla y salieron a la luz durante las excavaciones de reconstrucción.

Durante mi viaje pude conversar con Oscar Frisancho, presidente del Patronato de Lampa, órgano responsable de la excelente conservación del pueblo. Además de abrirme gentilmente las puertas de su casa (de 380 años de antigüedad) me compartió su visión: Lampa debería engrandecer al Titicaca como destino, ya que le agrega el ingrediente de una arquitectura colonial intacta que ya es imposible encontrar en Juli o Puno.

Cómo llegar

Distancia de Puno: 78 km. Hay que llegar primeramente de Puno a Juliaca, y desde allí buscar el “Parador Lampa”, desde donde salen las combis.

 

Pucará y sus toritos

toros de pucara

Toros de Pucará tuneados. (Los tradicionales son blanco y nogal). Fuente: http://theandrogyny.com/

Pucara significa, en aymará, fortaleza. De hecho, hay una multiplicidad de parajes en la antigua zona quechuaparlante de Sudamérica que aún ostentan ese nombre, pero dentro del contexto peruano esta Pucará es famosa por ser el origen de los “toritos”, un souvenir consagrado que originalmente se vendía sólo en la estación de trenes de la localidad.

Inicialmente era usado como amuleto de fertilidad utilizado en la marcación del ganado, y pasó a ser un ícono de la identidad andina de esta parte del Perú. En Pucará es posible visitar los talleres de los artesanos, y también el Complejo Arqueológico de Calasaya, un centro ceremonial del 300 AC que incluye una pirámide de 30 metros de altura.  Hay, además un Museo Lítico con una muestra de esculturas y monolitos de la cultura Pucará, y una zona de andenes preincas.

Distancia de Puno: 107 km

 

Ayaviri, cuna del kankacho

kankacho de ayaviri

¡Kankacho caliente, para quemarse los dientes!

A ver, tu vida no va a ser un antes y un después de visitar Ayaviri, un célebre pueblo ganadero a pleno altiplano. Pero para quienes andan en busca de gastronomía local o simplemente van en ruta a Cusco y les da hambre en el kilómetro 139, frenar a almorzar en este pueblo puede ser una buena idea. El kankacho, su plato bandera, es un cordero al horno preparado con corderos machos de un año y servido con papas serranas y ajíes. Originalmente, el plato se ofrecía desde los andenes a los pasajeros del tren Puno-Cusco. Hoy, el mejor lugar para probarlo es en “El Gran Kankacho de Doña Julia”, en la plaza principal.

Distancia de Puno: 139 km.

 

La Raya

La raya es el punto más elevado de la carretera Puno-Cusco, y se encuentra a más de 4335 mts de altura. El sitio indica además el límite entre ambas provincias y cuenta con un mirador desde donde se aprecian varios nevados. También funcionan numerosos puestos de artesanías. Es el típico lugar donde muchos pasajeros de buses turísticos se toman fotos con la llama o alpaca de turno…

 

Raqchi

El complejo arqueológico de Raqchi es más famoso por su atracción principal, el Templo de Viracocha. Se pueden observar los restos del muro central, de unos 20 metros de altura. Se sospecha que se trataría de la estructura techada más grande realizada por una cultura precolombina. Detrás del mismo se encuentran antiguas colcas incas o graneros, destinadas al acopio de alimentos. En las cercanías se encontró una enorme estatua de Viracocha, enterrada por ser calificada de idolatría. La cabeza está exhibida en el Museo de América, en Madrid mientras que el cuerpo reposa en el Museo Inca de Cusco.

Distancia de Puno: 269 km. Precio de la entrada: S/6

 

Puente colgante de Q’eswachaka

puente qeswachaka

El recuerdo de cómo se hace un puente puede ser en sí un puente, entre culturas. FFuente de la foto: Amauta Spanish School

El puente colgante de Q’eswachaka tiende sus sogas pensadas hace siglos sobre el río Apurimac, a 31 km de Combapata (que se encuentra en la ruta Puno-Cusco) y 3900 msnm. Es reconstruido año a año siguiendo las técnicas tradicionales incas, de trenzado de paja de ichu. La renovación del puente tiene el carácter de celebración. En ella aúnan fuerzas personas de todas las edades de varias comunidades vecinas, configurando un verdadero ritual colectivo de traspaso de conocimientos ancestrales bajo la tutela de un chaqaruwaq, ingeniero inca. El puente –o su concepto, su necesidad en ese punto preciso- forma parte del Qhapaq Ñan, o red de caminos incas, la columna vertebral del Tahuantinsuyo. Es un bello ejemplo de una materialidad endeble sustentada por una idea. La ceremonia de construcción es en junio.

Cómo llegar

Suponiendo que vienen desde Cusco se puede tomar una combi a Combapata (2.5 horas) o directamente hasta Yanaoca (3 horas, sale desde el paradero junto al Coliseo). Si es domingo Combapata puede ameritar una parada para inspeccionar la feria de ganado y su puente colonial de dos arcos. De Combapata a Yanacoa es media hora de camino (S/5). Luego se toma un taxi compartido hasta Quehue (S/6) y finalmente caminar una hora. (Se puede contratar transporte privado pero qué mejor que experimentar el paisaje). No se debe pagar entrada.

Distancia de Puno: Combapata está a 280 km, luego son 31 km en dirección sur por un desvío.

 

Pitumarca y la montaña arcoíris Vinicunca

Porteador en el Vinicunca

Expedición al Vinicunca y Ausangate. Autor: Arturo Bullard.

El Cerro Vinicunca, nombre original en quechua para montaña arcoíris, es un verdadero destino emergente en la provincia de Cusco, famosa por sus franjas policrómaticas resultantes de la sedimentación de distintos minerales. Las agencias de Cusco ofrecen excursiones relámpago de un día, saliendo desde Cusco a las 3 am, con traslados a Pitumarca, y caminando 8 km hasta los 5000 metros a las 6 am, en grupos que llegan a sumar 500 personas al día. Me ha parecido muy interesante el artículo de mi colega Arturo Bullard denunciando estas prácticas de “turismo irresponsable” en Vinicunca, sin prudencia ni contemplaciones ni hacia la salud de los excursionistas ni hacia el destino. También allí recomienda maneras más disfrutables y menos mártires de visitar la zona.

Pitumarca en sí parece un sitio entre lo bucólico y lo típico. Le paso el teclado a un lector, que la describió así, y a esto no puedo ni debo agregar una coma: “Hay una pequeña población, en la vía que de Cusco conduce a Puno, y queda en mitad del camino a Vinicunca, es un lugar tranquilo, mágico, habitado por vicuñas salvajes y llamas, parece detenido en el tiempo, pero cuando te das un sorbo de aire fresco, y te dejas llevar por la sensación de soledad y tranquilidad que habitan sus calles, descubres que detras de cada puerta, de las casonas de barro corroídas por el tiempo, hay unas manos tejiendo sueños, en hilos de lana de oveja, en alpaca, y vicuña y es así como de poco a poco vas descubriendo una tradición milenaria, como lo es el tejido andino”.

Iglesia barroca de Andahuaylillas

Nuestra última estación es Andahuaylillas, cuya iglesia de finales del siglo XVI ostenta una abrumadora decoración barroca con panes de oro, metales preciosos, tallas y murales. Fue pensada para impresionar a las masas locales, en una época donde la evangelización iba solapada al dominio político de las nuevas colonias, y buscaba convencer a los nativos de la superioridad de sus nuevos señores. Algunos la han apodado la “Capilla Sixtina del Altiplano”.

Distancia desde Puno: 349 km. Precio de la entrada: S/15. No se permite videos ni fotografías en el interior.

Espero esta guía les sea de utilidad para hacer un viaje diferente en vez de correr de Puno a Cusco. Hay mucha riqueza en Perú más allá de íconos como el Titicaca y Machu Picchu, hay que perseverar y aguzar el ojo en las pequeñas localidades del mapa y en las atracciones regionales. Si tenés sugerencias de nuevos lugares o comentarios, que sumen detalle a lo que describo, ¡sos bienvenido a dejar un comentario! Por último, les dejo el video de Puno que realizamos junto al equipo de 3 Travel Bloggers.


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

2 Comentarios

Dejar un comenentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual