15 Planes alternativos para hacer en Barcelona

Barcelona es una de esas ciudades en las que he vivido mucho pero sobre las que he escrito poco. Quizás la amplia aceptación de su lado bohemio sin perder su status de niña bonita del Mediterráneo ha hecho que demore indefinidamente mis elogios. En algún momento se volvió un lugar tan común escuchar que Barcelona era una ciudad cool y cosmopolita y abierta a los extranjeros que supuse que era una chica demasiado linda para necesitar piropos. Cuando días atrás un lector me preguntó si podía darle algún consejo especial para visitar la ciudad, me di cuenta de que tenía una larga lista de ideas y sugerencias, de cosas alternativas que hacer en Barcelona, además de cumplir con las visitas de rigor a las casas de Gaudí y a los paseos por la Rambla. En este post les cuento algunas.

El Raval

Mi primer recuerdo del Raval, cuando lo visité en 2001 en mi primer viaje mochilero por Europa, cuando todavía se usaban las pesetas, es el de una barriada popular que aunque estaba my cerca de la Rambla era esquivada por cualquier turista en su sano juicio. Era un baluarte de inmigrantes y en sus plazas y callejuelas se escuchaba y se sigue escuchando hablar en urdu o árabe tanto como en castellano o catalán. En mis últimas visitas no fallé en reclamar un plato de comida hindú en alguno de sus bodegones ni dejé de sentarme en la plaza, ya más iluminada y pintada, a ver el collage demográfico que ha nutrido a Barcelona por décadas.

Colección de carrozas fúnebres

Si te aburriste de tanta fiesta y alegría y te pinta la sensibilidad gótica, podés darte una vuelta por esta exhibición que explora las tradiciones fúnebres de la ciudad a través de sus carrozas, que datan del siglo XVIII al XIX. Todas prestaron servicio en la ciudad, y trasladando a sus alcalades o toreros en su último tramo terrenal. También hay algunos automóviles antiguos como un Hispano Suiza o un Studebaker que realizaron sepelios hasta la década del 40. La muestra fue inaugurada en 1970 y funciona actualmente en el Cementerio de Montjuic.

bandera-catalana

Torre de Colserrolla (por las vistas)

Desde esta torre de telecomunicaciones de 288 metros de altura se pueden obtener las mejores vistas aéreas de la ciudad. Su arquitecto Norman Foster la pensó como un “nuevo símbolo para la ciudad, una torre constante en su lugar pero a su vez cambiante según el momento y la perspectiva”. No sé hasta qué puto su obra se convirtió en un símbolo, pero las vistas son para aplaudir. Precio: €5,60

Escapada a la Costa Brava Girona

El laberinto bohemio, sofisticado y hedonista de Barcelona se vuelve para muchos una cárcel a puertas abiertas de la que es difícil partir. Pero no hay que subestimar los pueblitos costeros, las playas y caletas de la Costa Brava que se estrecha hasta la frontera con Francia. Weekendesk ofrece opciones económicas de alojamiento tanto en Barcelona como en el resto de la región, incluyendo extras como cenas, piletas o spa. Si va a romper el chanchito para darte un lujo en ese merecido viaje por Europa, puede ser una opción a considerar.

costa brava

Barrio de Gracia

Si me preguntaran cual de los distritos de Barcelona es el más “hipster”, sea lo que sea que esta palabra signifique, nomino sin dudar a Gracia. Aunque mucha gente identifica esta zona con las casas de Gaudí, el paño es mucho más amplio. Las angostas callecitas transversales están ocupadas por negocios de productos reciclados, librerías y cafés, entre los que destaca el célebre Heliogabal, que desde 1995 es una plataforma para artistas independientes y alberga numerosos conciertos y festivales.

Betahaus

Los co-working space o areas compartidas de trabajo son una tendencia en toda Europa, desde que diseñadores gráficos, escritores y todo tipo de emprendedores freelance y artistas se dieron cuenta que era mucho más económico compartir instalaciones comunes que alquilar cada uno un estudio. Además, la sinergia de la comunidad que por allí transita es una incubadora de nuevas ideas y oportunidades laborales. En Barcelona, fuimos invitados a presentar nuestro libro en Betahaus, lo que me dio una oportunidad de explorar de cerca este nuevo tipo de ecosistema creativo. ¡Lo super recomiendo! Dirección: Carrer de Vilafranca, 7 en el distrito de Gracia.

betahaus

Todo espacio creativo debe tener una barra a mano…

Caixa Forum Barcelona

Cuando un empresario textil de la ciudad encargó a Josep Puig i Cadafalch, uno de los arquitectos más virtuosos del modernismo catalán, no sabía que además de una fábrica modélica estaba creando un espacio cultural. La Fundación La Caixa compró en 2002 el edificio para abrirlo al público con una interesante agenda de charlas, cine y muestras de escultura.

Museo Erótico

Este compacto museo propone un paseo por los hábitos sexuales de otras civilizaciones, desde el Kamasutra hasta la obsesión por la voluptuosidad oriental de los exploradores del siglo XIX, pasando por artefactos eróticos japoneses de la era Edo. Es un museo pequeño que despierta todo tipo de reacciones, a favor y en contra. Nada como una visita para tener una opinión propia.

Altair

Si vas a Barcelona y te gustan los viajes (y los libros) no podés dejar de ir a Altair, una librería especializada en viajes de dos pisos. Además de literatura de viajes es el lugar ideal donde aprovisionarse de guías y mapas de los destinos más recónditos, sobre todo si tenés un viaje largo en puerta. Los mapas que cargo en este viaje a dedo por África los compré todos de una sola tarde, y nunca me voy con menos de dos o tres libros. Dirección: Gran Via 616.

Los refugios antiaéreos

Sin dudas una de las actividades más interesantes que hacer en Barcelona. Dos de los más de 1400 refugios antiaéreos usados durante la Guerra Civil española pueden visitarse, el Refugio de la Plaza del Diamante y el Refugio 307. Barcelona se transformó en la primera ciudad en sufrir un bombardeo masivo contra su población civil. Cada familia pagaba 2 pesetas por semana por el derecho a refugio. Información sobre horarios y visitas guiadas.

vista de barcelona

Parque del Laberinto de Horta

Es el parque más antiguo que se conserva en la ciudad, ubicado en el distrito de Horta-Guinardó. Fue iniciado en 1794 por el arquitecto italiano Domenico Bagutti en las tierras de la familia Desvalls una ladera de la Sierra de Collserola. El espacio incluye un jardín neoclásico del siglo XVII y un romántico del siglo XIX.

Museu de la Xocolata

Este museo es propiedad del gremio de pasteleros de Barcelona y ofrece un recorrido a través de la historia del chocolate, desde sus orígenes como bebida picante de las civilizaciones mesoamericanas hasta sus reencarnaciones más refinadas como bombones o incluso obras de arte realizadas a base del producto. Entrada: €5. Web del Museo.

Alcantarillados

Es posible sumarse a una visita guiada gratuita a los alcantarillados de Barcelona, organizada un sábado por mes por el área de Medio Ambiente del ayuntamiento de la ciudad. El punto de encuentro es el Paseo San Juan de Valencia pero es necesario reservar lugar en este sitio.

Sant Jordi

El 23 de abril fue instituido por la UNESCO como el día mundial del libro en 1995 pero en Barcelona la celebración se combina con la tradición medieval de la Diada de Sant Jordi, en que los caballeros obsequiaban rosas a sus damas. Así, la Rambla de Barcelona se llena de puestos de libros y flores y lo que sucede es un trueque: ellos les regalan una rosa a ellas y ellas les retribuyen con un libro. Si estás en Barcelona para esta fecha es una buena oportunidad de conocer autores independientes y ponerse al día con nuevas tendencias.

Fiestas en casas okupa

Bueno, esto no hay forma de planearlo ni boletería donde reservar, pero si pasás un tiempo en la ciudad y conversás con su gente tarde o temprano te van a invitar a una fiesta o actividad cultural en una de sus casas okupas. Una vez hacía dedo hacia Barcelona desde Francia y poco antes de la frontera me levantaron dos chicas de Perpignan que iban a una de estas fiestas en Barcelona. Mala mía, llevaba dos días sin dormir y caí desplomado en un sofá. Pero antes pude tomar esta foto.

fiesta en casa okupa

Si conocés la ciudad y tenés sugerencias sobre qué hacer en Barcelona, contanos en los comentarios debajo del texto. Seguramente ayudarás a que más viajeros tengan una experiencia enriquecedora. De igual manera, si tenés una opinión sobre los sitios que listé, no te quedes callado. ¡Gracias por tu aporte a la comunidad mochilera!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

9 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Estuve en Luna de miel por Europa y si bien de Barcelona no me agradó la cantidad enorme de gente puedo rescatar perderse en el barrio gótico, tomarse una buena craft beer e intentar ir a un refugio… hay uno en MontJuic que se llama 307 pero cuando fui estaba cerrado y ya no tenía posibilidad de volver. Paré a una cuadra de la estación de Metro de Universitat, bien cerquita de la Rambla del Ravl, todo un espectáculo

    Saludos

    • Gracias Eze por el comentario. A mi también me espantan los sitios mega turísticos. A veces es cuestiones de encontrar los rincones y circuitos más locales. Y a veces eso cuesta, desde ya, sobre todo en estadía no muy prolongadas! Un abrazo!

  • Un gran texto. Además del Raval, yo creo que merece la pena perderse por el entramado de callles en cada uno de los barrios o sentarse en una de sus plazas a tomar una cerveza y ver la vida de una ciudad tan cosmopolita.
    La librería Altair es algo que nadie debería perderse, es una institución en lo que se refiere a viajes. Por ley tendría que haber un lugar así en cada ciudad.
    Tenemos varios amigos en Barcelona que forman parte de un gran grupo de viajeros que se conocieron antes de la era de Internet y hoy en día organizan charlas y exposiciones temáticas un viernes al mes en una sala que les cede el ayuntamiento. La dirección es: Centre Cultural Can Fabra c/Segre 24/32

  • Buenos puntos de Barcelona, adoro mi capital (soy del interior, a 80 kms, Manresa) y siempre recomendaré (a pesar del turismo) esta ciudad que nunca duerme. Una cosita… es Sant Jordi 😉 Felices viajes y buena ruta por África a los dos.

  • Hola! Soy Montse, de Barcelona y estoy empezando en este mundo de las bitácoras sobre viajes. nada más comentar que me encantó el pos. He estado en la mayoría de los lugares que aparecen y también soy una adicta a la librería Altaïr.

    Buen trabajo,

    saludos a los dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual