VIAJAR A TRANSNISTRIA: CONSEJOS PRÁCTICOS

La República de Transnistria, o Pridniestrovia Moldovska Republika es una república separatista ubicada dentro de la Moldavia, y funciona como un estado independiente de facto desde que declaró su independencia en 1990. Las bases de su reclamo es la preponderancia de la cultura rusa en la franja oriental del río Dniestr desde que en 1792 en general Suvurov anexó la zona al Imperio Ruso y fundó Tiraspol, la capital. Transnistria no ha sido reconocida por ninguna nación miembro de la ONU, sino sólo por otros territorios separatistas como Osetia del Sur y Abkhazia. La república utiliza una simbología soviética (hoces y martillos, estrellas rojas, etc.) nominalmente como estandartes de su afiliación a Rusia, y no porque efectivamente implementen un sistema comunista. Hoy, viajar a Transnistria es adentrarse en lo más profundo de Europa del Este. Es la oportunidad única de visitar un país que no existe, y de romper con todos los itinerarios del tipo Roma-París-Londres. Aquí, comparto información práctica sobre visas, permisos, alimentación, transporte, etc.

Visa de Moldavia para argentinos

Como Transnistria está oficialmente dentro de Moldavia, es necesario tener la visa de este país, que se consigue en su consulado en Bucarest, Rumania a cambio de 75 euros. La dirección del consulado es: Emanoil Prumboru 89 (pero busquen en internet antes de ir, porque se mudan seguido parece). Yo estaba usando mi pasaporte italiano y no necesité, pero Laura, viajando con el azul debió hacer el trámite y presentar una reserva de avión (la hicimos en una agencia de viajes cercana y luego la cancelamos) hoteles, seguro médico, prueba de fondos, itinerario y demás truchadas que se arreglan con Paint. Si vas con tu propio vehículo, con los papeles del auto alcanza.

Luego, al entrar en Transnistria, tenés que hacer otros trámites migratorios con las autoridades de ese estado no reconocido, que se detallan en la sección “Cómo llegar”.

tiraspol

Sede del gobierno local, con estatua de Lenin en frente y emblemas nacionales.

Cuando ir

Me hubiera encantado visitar Transnistria el 2 de septiembre, día de la independencia, para ver los desfiles militares y el singular desfile de novias. Como en Europa en general, se recomiendan los meses más cálidos, de mayo a septiembre, pero nosotros fuimos en diciembre y el clima invernal hacía que todo luciera lo más “ruso” posible. Sí, Europa del Este hay que visitarla en invierno, es más gloomy y melancólica.

Cómo llegar a Transnistria

Hay varias maneras de llegar a Tiraspol, la capital de Transnistria. En todos los casos, es necesario tener la visa de Moldavia. En 2005 yo pensé que al entrar desde Odessa, Ucrania, y al entrar directamente en la zona “rebelde” no iba a precisar la visa moldava, pero me equivoqué y me enviaron de vuelta porque el puesto de frontera era oficial.

La manera más sencilla de entrar en Transnistria es, estando ya en Moldavia, viajar de Chisinau a Tiraspol. Son apenas 75 km que se pueden hacer en bus, tren o autostop (esperamos 15 minutos aprox).

En autostop

Para hacer autostop desde la capital moldava, tomá el bus #165 que te deja en el aeropuerto, y de ahí es línea recta. En la garita de migraciones no te sellan el pasaporte, sino que te van a dar una tarjeta migratoria, un papelito que no tenés que perder porque hay que devolver al salir. No hay  puesto de migraciones de Moldavia: nadie te sella la salida de ese país porque, para ellos, no estás saliendo a ninguna parte, y Transnisitria es solamente una provincia desobediente.

Eso te permite estar 24 horas sin más trámites. Para extender este plazo hay que ir a la oficina de migraciones en Tiraspol con la tarjeta migratoria que te dieron en la frontera y el recibo del hotel donde te estás quedando. Te van a dar otro papel, que presentás al salir.  El trámite es gratuito. Si te quedás en GoTiraspol ellos hacen esta burocracia por vos. Si estás parando por Couchsurfing, la persona que te aloja debe ir con vos a la Milicia y llevar la escritura que prueba que es la propietaria de la casa.

frontera transnistria

No es buena idea sacar una foto de una frontera, pero de contrabando saqué ésta foto de la entrada al “país”.

Pasaporte argentino y nuestras tarjetas migratorias transnistrianas...

Pasaporte argentino y nuestras tarjetas migratorias transnistrianas…

En tren

Si tomás el tren no hacés migraciones en la frontera, sino al llegar a la estación de trenes de Tiraspol. Luego, también tenés que registrarte para poder quedarte más días. Hay trenes desde Chisinau a Tiraspol todos los días a las 22.30, que llegan a la 1.30. Si estuviste más de 24 horas y no te registraste en Migración al llegar, el tren es tu mejor opción para escaparte, ya que los guardias de Transnistria no suelen revisar los trenes de salida. Si te agarran, una coima de 5 USD debería solucionarte el problema.

Tren que une Chisinau con Tiraspol, foto cortesía de Wikipedia .

Tren que une Chisinau con Tiraspol, foto cortesía de Wikipedia .

Entrar a Transnistria desde Ucrania

Se puede viajar en tren o bus desde Odessa a Tiraspol. Es una opción menos aconsejable. Primero, porque en la frontera no te van a sellar la entrada de Moldavia, ya que estarás es un puesto de frontera controlado por Transnistria. Por ende, vas a tener problemas al salir de Moldavia (salvo que te vuelvas por el mismo puesto fronterizo hacia Ucrania) por cualquier frontera oficial hacia Rumania o via aérea desde Chisinau. Si esto sucede y entrás a Moldavia desde Transnistria, tenés que regularizar tu situación en Chisinau en el Ministerio de Información, Tecnología y Comunicación, que está en la calle Pushkin, 42 A antes de las 72 hs de haber llegado. Otro factor es que a los guardias de esa frontera de Transnistria les gusta pedir coimas. Si esto pasa, hay una línea habilitada para denunciar actos de corrupción en la frontera. El número es +373- 533- 94578.

Hostels en tiraspol

Para mí la mejor opción es Go Tiraspol,  porque Dimitri es local y conoce toda la historia y puede explicar hasta los más mínimos detalles. Esto lo digo porque muchos van al Tiraspol Hostel, de dueños gringos, del que escuché malas críticas (parece más enfocado en garantizarle a sus huéspedes borracheras baratas con vodka). Go Tiraspol queda en calle Lenina 28. El hostel tiene wifi gratuita y cocina a disposición. Dimitri habla perfecto inglés. El precio es de 12 EUR por noche. Además, ofrecen excursiones interesantes: bicicleta por Tiraspol, kayak de Benderi a Tiraspol, tour de arte ruso, tour de nostalgia soviética, cursos de ruso, etc.

Dinero

La moneda de Transnistria es el rublo de Transnistria, y se cambia a razón de 12 rublos por euro aprox. Hay casas de cambio por la avenida 25 de octubre. Hay que ir cambiando plata de a poco, porque la divisa no es cambiada ni reconocida fuera del territorio, ni siquiera en Moldavia.

tiraspol

Un calle cualquiera de Tiraspol…

Dónde comer

Aprovechando los bajos precios para los estándares europeos, es un buen lugar para relajarse. Nuestro favorito fue Seven Fridays, donde podés comer un plato fuerte de pasta, bebida y algunos rollos de sushi para picar por 5 euros (¡no podés perderte el único sushi comunista!). El menú está solo en ruso, pero acompañado de fotos. También podés pedir pizzas para llevar a tu hostel. Otros restaurantes aconsejados son Andy’s Pizza y Dolce Vita. Todos están en la Avenida 25 de Octubre. En Bendery, el mejor es Tighina Restaurant, en calle Lazo 7, cerca de la estación de trenes. Si preferís preparar tu propia comida, hay minimercados por toda la ciudad.

Souvenirs

El coñac Kvint es de calidad de exportación, y en la tienda la marca se pueden conseguir desde petacas de 3 dólares para llevar de regalo a alguien hasta otras, más añejadas, de varios cientos. Otro tipo de souvenirs pueden ser las monedas plásticas o la memorabilia soviética que se consigue en el Mercado o en algunas librerías. El certificado que te da Dimitri, de Go Tiraspol, es para enmarcar…

Seguridad

Tiraspol es una ciudad segura. Desde la explosión de una bomba en un minibús en 2006, no ha habido episodios de violencia relevantes, mucho menos que afecten al viajero.

Que ver en Tiraspol

Para ver mis impresiones de cada sitio, lee Bienvenidos a Transnistria, la crónica que publiqué sobre nuestros días en Tiraspol. Casi todo lo que hay que ver está alineado a lo largo de la Avenida 25 de Octubre. Resumiendo: la estatua de Lenin frente a la sede del gobierno, el monumento a la Liberación con el tanque T-34, los carteles con símbolos comunistas entre ambos carriles de la avenida, las embajadas de Abkhazia y Osetia del Sur, el Teatro y el Mercado local.

Monumentos soviéticos abundan en las calles de Tiraspol.

Monumentos soviéticos abundan en las calles de Tiraspol.

Que ver en Transnistria (resto del país)

Bendery es la segunda ciudad del país, y tiene una fortaleza de la época otomana, de más de 600 años de antigüedad. Como los terrenos pertenecen al ejército, no es posible entrar. El centro es bastante agradable para caminar. Hay un checkpoint con fuerzas de paz rusas en el puente que cruza el río Dniestr. Cerca, hay un monumento a la independencia. De Bender a Tiraspol se puede viajar en trolebús. En la vecina aldea de Vamita hay un monumento a Carlos XII de Suecia, quien cayó prisionero de las fuerzas turcas en 1713 tras la batalla de Poltava.

Las pirámides de Vladimirovka: tres pirámides de metal construidas con fines sanadores por un arquitecto místico, a XX km de Tiraspol. Go Tiraspol organiza visitas.

Las pirámides más bizarras del mundo.

Las pirámides más bizarras del mundo.

Aldeas búlgaras: aldeas como Perkane pertenecen a la minoría búlgara dentro de Moldavia/Transnistria. Aunque hayas ido a Bulgaria, es una buena oportunidad de conocer la vida de la minoría étnica búlgara. Dimitri de Go Tiraspol, otra vez, es el único que organiza visitas a algunas casas que, por dentro, son museo. Además, es una buena oportunidad de conocer el entramado rural del país y salir de la capital. Se ven muchos monumentos de impronta soviética en el camino.

Espero esta guía práctica para viajar a Transnistria te ayude en la organización de tu viaje. Todo viaje a Transnistria es único e irrepetible. Si fuiste y tenés información, dejalas a modo de comentario para ir engrosando la sabiduría viajera colectiva!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

15 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Después de este post, terminé de confirmar lo que venía pensando desde el anterior: Transnistria es una Feria de las Colectividades gigante, a cielo abierto y con forma de Estado. Podés pasar por la zona de Moldavia, visitar el stand de Bulgaria, llevarte un souvenir del puesto de Rusia y asomarte si tenés tiempo a las exposiciónes de Rumania y Ucrania… Lindo (y por sobre todo, interesantísimo) cachengue!!

  • Debo confesar que me atrae mucho saber sobre lugares lejanos o de infrecuente acceso desde esta parte del mundo. Sólo hoy me hice el tiempo entre trabajo y salidas de leer todo lo que escribiste sobre Transnistria. Hace tiempo que venía siguiendo tu blog, pero creo que es primera vez que te escribo un comentario.

    Sin duda que Transnistria tiene una historia muy interesante, las influencias rumanas, rusas, búlgaras y hasta turcas en algunas zonas del país hacen que su conjugación étnica que le de una identidad muy interesante hoy en día.

    Un saludo enorme desde Chile!

    • Fabián, gracias por romper el silencio y comentar!! Transnistria fue la cereza del postre del viaje por los Balcanes, ahora ya cruzamos a Africa, donde también hay fronteras duras que intentaremos desafiar. Un gran abrazo desde Alejandría!

  • Juan! La verdad me interesaron mucho tus posts sobre Transnistria, los lei ambos detenidamente, detalle por detalle y tengo que decir que te luciste con ellos. Un viaje interesantisimo!!! Es un lugar que me interesaria visitar alguna vez si tengo la oportunidad y asi practicar mi ruso un poco en desuso ultimamente jaja.

    Lo unico que queria preguntarte es…que te piden entrando con un pasaporte europeo?? solo la tarjeta migratoria? o alguna cosa mas?

    Muy buenos tips dejaste…y muy buena la foto del paso fronterizo. Tuviste coraje para sacarla 🙂

    Espero pronto leer de tus aventuras en Africa!!! Segui asi!!!

  • Hola Juan;

    Yo soy española pero sigo tu blog y el de Laura desde que hace ya casi dos años, cuando decidí estudiar en Chile, concretamente en Valparaíso, como alumna de intercambio en la carrera de Sociología. Ya había viajado antes como mochilera por Europa, pero siempre en la compañía de alguien. En diciembre del 2014, aprovechando el verano, me fui con mi mochila a recorrer Latinoamérica empezando por Argentina. Y sí, nadie me apoyó en esta decisión que al parecer a todo el mundo le resultó una locura, una chica de 20 años sola por un continente desconocido y haciendo autostop. A mí desde luego me atraía esa idea. Entonces encontré vuestros blogs, ya tenía una pata al otro lado de la puerta de mi casa pero al leer vuestras historias, puse la otra y empecé a escribir mis propias historias viajeras.

    Y bueno, me he animado a escribir después de tanto tiempo porque ayer estuve en Transnistria, mi último destino en un país tan desconocido para España como es Moldavia, del cual me llevo grandes amigos y he borrado muchos prejuicios que sin querer retenía en mi cabeza. Ahora mi ruta continúa ahora por Rumanía.

    Gracias por compartir vuestras experiencias y saludos desde Constanza!

    • Que bueno que te animaste (a recorrer Latinoamérica a dedo y, ahora, a desterrar los prejuicios heredados sobre Moldavia). Transnistria es un sitio casi irreal, único, espero hayas tenido una buena experiencia! Te mando un abrazo desde Etiopía y gracias por seguirnos (cuando quieras leernos en papel, fijate que desde el blog ofrecemos nuestros libros!)

  • Juan, cómo va? Una consulta, en unos días voy para Odessa y recién me acabo de dar cuenta lo cerca que está Transnistria y después Moldova. La verdad es que me despiertan mucha curiosidad y más después de leer los 3 artículos tuyos. Tengo muchas ganas de ir!

    Leí algunos otros blogs en inglés y hasta wikitravel que parece estar bien hecho. El tema es el siguiente: entiendo que si yo entro desde Odessa, en tren por ejemplo, tendría sello de salida de Ucrania, pero no de entrada a Moldova (ponele que me den la tarjeta migratoria de Transnistria que después extiendo con mi host u hostel). Para después pasar a Moldova, desde Transnistria, entiendo que no hay control de Moldova porque ellos la consideran una “provincia rebelde”. Entonces, al parecer, podría recorrer Moldova y después volver a Odessa (vía Transnistria) sin el sello de Moldova en ningún momento. Porque al entrar a Transnistria no habria control de Moldova y al cruzar a Ucrania tampoco? O sea que ni siquiera necesitaría la visa de Moldova siendo argentino, ponele?
    Todo esto sin contar que te pueden pedir coimas y demás.

    Conocés a alguien que lo haya hecho así al recorrido últimamente?

    Muchas gracias por la ayuda! Un abrazo grande y saludos a Laura!

    • Hola! Tengo entendido que entrar desde Odessa sigue siendo complicado. YO no lo logré en 2006. En 2014 pude hacerlo pero desde Chisinau. Te recomiendo esa opcion! Los guardias de frontera si entrás desde Odessa creo que son del gobierno oficial de MD y te van a pedir la visa. Eso me pasó a mi!

  • Hola Juan, la verdad que tu blog es de lo mejor que encontré en cuanto a relatos y experiencias de viaje! En un par de semanas me voy para Europa y una de mis posibles paradas es Tiraspol, no solo por lo que narrás acá sino porque mi abuelo nació ahí y me intriga conocer su ciudad de origen.
    Te hago una consulta, por si sabés la respuesta: mi idea es llegar desde Chisinau como explicás vos, pero me gustaría desde ahí seguir hacia Odessa. Es decir, hacer Chisinau – Tiraspol – Odessa.
    Considerando que, como bien relatás, para el gobierno de Moldavia nunca estaría yéndome de su territorio, tendré problemas para entrar después a Ucrania? Vos qué pensás?

    Saludos, y gracias por tus relatos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual