Qué ver y hacer en Santiago de Chile: tierra de contrastes

Lo admito. Cuando hace poco me invitaron a Santiago de Chile, no sabía qué esperar de la capital chilena. La venía postergado con el prejuicioso desinterés que me generaron siempre las capitales de los países vecinos. Osea, había visitado Lhasa, la capital de Tíbet, pero no la transandina. Es normal en la especie viajera, la fascinación por lo exótico… Por eso, cuando Avianca nos convocó a los 3 Travel Bloggers (esta vez noc tocó a Laura y a nuestro colega José Luis)a visitar la ciudad para promocionar las ciudades que conecta la aerolínea, me pareció una forma de saldar la deuda. Ahora, les presento una guía práctica con consejos de viaje e información sobre qué ver y hacer en Santiago de Chile basada en lo que hicimos durante este viaje. Por cierto, pueden ver el video que realizamos en este viaje donde, aprovechando la invitación, nos dimos unos cuantos lujitos de esos que no nos damos en los viajes largos mochileros que realizamos cada año. ¡Fue muy divertido!

Santiago es normalmente considerada una ciudad moderna, un lugar de paso para acceder a otros destinos en Chile. Detrás de la cáscara modernista hay, sin embargo, un alma. Lo que siguen son algunas pistas para ir rastreándola. Los precios están en USD (dólares de Estados Unidos). Junto a muchos atractivos he colocado la estación de Metro () más cercana para acceder a ellos.

Plaza de Armas y Casa de la Moneda

Todo recorrido por Santiago debería empezar en la Plaza de Armas, ( Plaza de Armas) establecida por los españoles en 1541 sobre una preexistente kancha inca, en la que se cruzaban variantes del camino inca que se desprendían del Valle de Aconcagua. Cuando el conquistador Pedro de Valdivia fundó la ciudad, aprovechó esta infraestructura previa.

En la Plaza de Armas podemos encontrar muchos edificios gubernamentales de la época de la colonia, como el Correo Central (fue casa personal del fundador Valdivia, luego sede de los gobernadores y también de la presidencia hasta 1842), el Museo Histórico Nacional (en el antiguo Palacio de la Real Audiencia), y la Municipalidad. También se encuentra la Catedral Metropolitana.

palacio la moneda

Quizás el edificio con más historia contemporáneo, y que todos hemos escuchado nombrar, sea el Palacio de la Moneda, famoso tanto por ser la sede de la presidencia como haber sido el epicentro del golpe de estado del General Pinochet, en 1973. El edificio nació como seca para acuñar monedas y fue construido entre 1785 y 1812, con muros de un metro de espesor (lo que explica por qué es casi el único edificio colonial chileno en haber sobrevivido tantos terremotos).  En 1973, durante el Golpe de Estado que derrocó a Allende, el edificio fue bombardeado con cañones por el propio Ejército de Chile, y también recibió dos cohetes lanzados por aviones de combates Hawker Hunter. En el incendio subsiguiente se perdieron tesoros invaluables, como la mismísima Acta de Independencia de Chile de 1818.

Hay visitas guiadas gratuitas, pero hay que reservar con una semana de anticipación. A la vuelta del Palacio, es posible visitar el Centro Cultural La Moneda, ( Moneda) en el mismo subsuelo de la Plaza de la Ciudadanía: tiene muestras de arte y exposiciones rotativas con foco en cultura. Horario: de Lu a Do de 9 a 21 hs. Entrada, para extranjeros: 10 USD.

Parque San Cristóbal

Un lugar tradicional para empezar una caminata por Santiago es el Cerro San Cristóbal, a 880 msnm es el ícono de la ciudad. Está buen punto panorámico para tomar fotos y dimensionar la ciudad a la que acabamos de llegar. Hay una enorme estatua de la Virgen de la Inmaculada Concepción, donada por la comunidad francesa de la ciudad, junto al Museo de Bellas Artes y el Parque Forestal, como regalo en los 100 años de independencia de Chile. El San Cristóbal y otros cerros vecinos integran el Parque Metropolitano de Santiago, que con 772 hectáreas es uno de los parques públicos más extensos del mundo. Se puede subir caminando, en auto, o en funicular (3 USD por tramo).

Parque Forestal y Museo de Bellas Artes

museo de bellas artes

No lejos de la Plaza de Armas, y al norte del centro histórico, está el Parque Forestal ( Bellas Artes) que corre paralelo al río Mapocho. Es, como dije en el video, “un parque para venir a pololear” (en chileno: pasear con la novia). Está inspirado en los Campos Elíseos franceses, con hileras de plátanos orientales, palmeras, araucarias y ceibos,  pero también tiene monumentos legados por otras colectividades, como la impresionante Fuente Alemana (1912). Desde 1852, más de ocho mil familias de esa nacionalidad se habían establecido en el sur del país, zona donde aún tienen gran protagonismo.  Tiene 170.000 metros de uso público, y es un eje de comunicación urbana importante. Todos los primeros martes de cada mes hay bicicleteadas masivas, algo así como una masa crítica.

Dentro, está el Museo de Bellas Artes, que fue construido en 1880 a semejanza del Petit Palais de París. Contiene más de 3.000 obras de arte, desde la época colonial a la contemporánea, principalmente chilenas, pero también hay algunos Giotto o Donatello. Horario: Ma a Do, de 10 a 19 hs. Entrada: 1,20 USD. (O pueden ir el domingo, que es gratis).

Mercado Central

El Mercado Central ( Cal y Canto. A 300 metros de la Plaza de Armas) fue fundado en 1872, y su estructura central de hierro fue fundido en Glasgow, Escocia. Ningún edificio moderno tendrá jamás la solidez y elegancia de todo lo construido durante el siglo XIX… (Perdón, pero todo lo posterior a 1950 me parece hecho con rastis). Tiene 241 locales de todo tipo, pero destacan las pescaderías, que vigilan la supervivencia de recetas tradicionales como la paila marina. Santiago es una ciudad que tiene el mar muy cerca, por lo que el pescado llega sin escalas del mar a la mesa. Por eso lo recomiendo como uno de los mejores sitios donde probar los platos típicos. Para mí Chile siempre tuvo esa mística de puerto, de costas frías y mariscos…

¿No sabés que pedir? Los pescados más populares son: merluza, reineta, corvina, congrio dorado y salmón, del que Chile es el primer exportador mundial. Neruda le escribió una oda al “caldillo de congrio”.  Los mariscos,  debido a la corriente de Humboldt,  parecen ser infinitos: locos, langostinos, ostiones, ostras, langostas, centollas, kril austral, etc. Nosotros nos sentamos en un restaurante bastante tradicional llamado “Donde Augusto” y pedimos un “jardín de mariscos”, que traía un poco de cada ingrediente ya nombrado. Panzada total.

Les recomiendo ´ver la película La fiebre del loco (2001) que hablaba sobre la migración de pescadores al sur, y toda la vida que giraba en torno a la temporada de pesca del loco

Mercado de frutas y verduras La Vega Central

la vega central

Mientras que el Mercado Central está en todo itinerario turístico, hay que ir a La Vega para encontrarse con la turbulencia propia de los mercados más locales. Aquí hay que entrar abriéndose paso entre changarines que piden permiso a los gritos. Es el lugar más barato de Santiago para comprar frutas y verduras, y retumba de fragancia a campo.

la vega central

Alrededores de La Vega Central.

Pablo Neruda dijo que el día más importante de su carrera literaria fue cuando le tocó leer poesía ante los cargadores de La Vega, mercado que describió  como “una muchedumbre de gente que pulula y se derrama junto a la catedral de la verdura” y se admiró ante las “montañas de repollos, ríos de choclos y cordilleras de papas”. Mientras duró su locución, el poeta disimuló su nerviosismo, porque la audiencia de cargadores y puesteros permanecía inmutable, sin dar signos ni de emoción ni de aburrimiento. Hasta que de pronto uno aplaudió, y otros bajaron la cabeza o comenzaron a llorar de la emoción. Nunca antes una personalidad chilena destacada se había apersonado a hablarles a los trabajadores del mercado. Aquí también se puede comer, por aprox. 3000-4000 pesos chilenos (5-7 USD).

Recorrer Santiago en Bicicleta

La Bicicleta verde es un emprendimiento que realiza tours guiados de Santiago de Chile en bicicleta, y se enorgullecen de que Paul McCartney haya requerido sus servicios. Hay distintos tours, como el “Parques + Política” o el “Mercados Locales”, ambos duran 3 horas y cuestan 36 USD.  También tienen un “Bike and Wine Tour” que dura 7 horas y recorre los viñedos del Valle del Maipo. Te dan casco, guía bilingüe español-inglés y una botella de agua mineral.

Centro Cultural Gabriela Mistral

El GAM ( Universidad Católica) se ubica a pocas cuadras de Plaza Italia, y es un ícono de Santiago con vida propia. Provee un núcleo de encuentro entre los barrios Lastarria y Bellas Artes, que son polos culturales de la ciudad. Ha sobrevivido a una dictadura y a un incendio, por lo que trasciende a su mero rol de punto de encuentro de las artes escénicas y musicales. Fui inaugurado en 1972, pocos meses antes de la dictadura, quien llegaría a utilizarlo como centro operativo. Las muestras son aranceladas pero poseé un restaurante y una biblioteca (la BiblioGAM, en el 3º piso del edifico A) a la que se puede acceder gatuitamente. De miércoles a sábado, del lado oeste, hay una feria de artesanos y antigüedades de 9 a 19 hs.

Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Este espacio creado en 2009 busca hacer tangible, en el espacio urbano, los abusos, violaciones y secuestros perpetrados por el gobierno militar de 1973-1990. La muestra, de alta carga emocional, exhibe en diversos formatos gráficos las penurias de los detenidos, las narraciones de los centros de tortura, y las cartas enviadas por los condenados antes de su ejecución. Horarios: de martes a domingo, de 10 a 18 hs. Más info en la web de Museo.

Barrio Bellavista

bellavista

Del otro lado del río Mapocho ´se abre un territorio antiguamente conocido como “la chimba”, ´que fue tradicionalmente la zona de los desplazados, de los indígenas que se acercaban a la capital en busca de empleo. En el siglo XVIII se construyó un puente y se lo integró a la zona urbana, ubicándose allí las instituciones más incómodas, como la prisión. Era también, dicen, donde estaba la joda. Con el tiempo y la expansión inmobiliaria, se volvió una zona católica y aristocrática, pero la marea está volviendo a retomar su pulso original, con bares, teatros, centros culturales y opciones gastronómicas para todos los gustos. Se puede decir que es el Santiago hipster.

Los murales de Bellavista

grafitis-en-santiago

Como parches de color entre las viejas casas de arquitectura europea, los murales de Bellavista hablan del gradual protagonismo de las nuevas generaciones en la definición de los espacios urbanos. En un primer momento tuvieron un sentido político, con la gente del Colectivo Brigada Ramona Parra,  que hacía campaña para el Partido Comunista,  expresando sus valores en los muros desde los años 60. Su propuesta estética se expandió a nivel nacional cuando Salvador Allende se candidatea a las elecciones de 1970. Su lenguaje visual repica sobre símbolos como el puño en alto, la espiga, los trabajadores y las aves. Sus intervenciones eran nocturnas, y bajo la persecución de los carabineros. El otro tipo de grafiti es el hiphopero, con mucha influencia de Nueva York, que aparece desde los años 80s. Las mejores calles para ver grafitis son calles Ernesto Pinto Lagarrigue, Antonio López de Bello y Dardignac. Si ven un perro de la calle no entren en pánico como una mochilera norteamericana, que quería llamar a la policía..

La Chascona

En el Bellavista, el atractivo más puntual, más allá de su atmósfera y bares, es una de las casas de Neruda, llamada La Chascona (despeinada), y la única que tenía en Santiago.  Básicamente, Pablo Neruda la adecuó para vivir con Matilde Urrutia, su amante del momento. Hoy, este bulo histórico es patrimonio, porque Neruda tuvo la deferencia de decorarlo con jarrones, caracolas y demás cachivaches. Hablando en serio, si sólo van a estar en Santiago, visétenla, pero si tienen tiempo de ir la casa de Neruda en Isla Negra, a 1.5 horas de Santiago, entonces pueden pasarla por alto, salvo que sean especialistas en el tema e hilen finito. Horarios: Ma a Do de 10 a 18 hs. Entrada: 6 USD / 3 USD estudiantes.

Patronato

Marketing puro en Patronato: todo con tal de atraer nuevos clientes.

Marketing puro en Patronato: todo con tal de atraer nuevos clientes.

 

Patronato ( Patronato) es un barrio cosmopolita que se ha vuelto la patria amable de muchos inmigrantes. En el siglo XIX llegaron comerciantes palestinos que escapaban del Imperio Otomano, y gracias a su empuje de mercaderes natos transformaron la zona en un polo del comercio minorista, el bazaar que no tiene Santiago. Un sitio dinámico, donde confluyen chilenos e inmigrantes coreanos, oferta y demanda, policías y ladrones. Uno de los sitios más reales de Santiago, donde se cruzan don Buda y un plato de ceviche preparado por inmigrantes peruanos, el lugar donde la ciudad de Santiago decidió alojar al mundo que andaba de paso. Hoy es el lugar para comprar ropa barata (“dos remeras por  cinco lucas”) o comer al paso en los puestos callejeros que ofrecen sopaipilla, mote con huesillo y jugos.

Yungay y otros barrios bohemios

De todo lo que hay para ver y hacer en Santiago, sus barros bohemios no son una cosa menor. El barrio Yungay es el equivalente al San Telmo porteño (de hecho, están hermanados), una comuna que se reveló contra los planes urbanísticos que le esperaban y decidió seguir siendo “barrio”, un sitio pintoresco de casitas de colores, artistas, cafés, etc. Al lado está el barrio Brazil, donde hay muchos barcitos, que desde la tardecita es un sitio ideal para tomarse una cerveza artesanal. También cerca, el mini-barrio Concha y Toro dice tener las callecitas más románticas de la ciudad, con casas viejas estilo europeo.

Costanera Center

costanera center santiago

¡Saludos desde el piso 62!

Si quieren la mejor vista posible de Santiago, nada como subir a la torre más alta de Sudamérica, con 62 pisos y 300 metros de altura. Tiene 24 ascensores de alta velocidad que se eyectan a la friolera de 7 metros por segundo. En la base hay un shopping de seis pisos, aunque no creo que importe. Subir del todo, sin embargo, es una experiencia, porque te permite mirar cara a cara con la cordillera en una ciudad que está al pie de ella. Su diseño es obra del arquitecto argentino César Pelli, que también diseño las Torres Petronas en Kuala Lumpur, Malasia. El guía nos dice orgulloso que las torres cristalizan la estabilidad económica de Chile. Al segundo nos cuenta, menos orgulloso, que con ese progreso, desde los años 80, la gente empezó a comprar más y más vehículos y eso disparó el smog que cubre la ciudad. Cuando no lo hace, los santiaguinos suben a esta torre y suben fotos a Twitter con el hashtag #SantiagoenHD. Entrada para subir: 10 USD.

Dónde probar vinos de todo Chile en Santiago

Si no van a tener tiempo de conocer el Valle de Colchagua, y saben de vinos y quieren probar buenos vinos, les recomiendo poderosamente Bocanariz, un wine-bar con 350 vinos en la carta, de todos los rincos y valles de Chile. Obviamente nos sentamos allí porque estábamos invitados, pero si tu, pudiente lector anónimo, te sobra la tarasca, don`t doubt it! Nosotros pedimos un espumante de sauvignon blanc, cebiche de salmón y queso peccorino. Esa clase de lugar es…

 

Tomarse un terremoto en La Piojera

Pero mi lugar favorito en Santiago no es ningún bar de finos finos, sino La Piojera un bodegón popular, un ícono de la chilenidad y un representante de la cultura guachaca, que sería algo así como la clase urbana sin pretensiones, en oposición a los cuicos, o chetos. Se ganó el nombre cuando en 1922 el director de la policía local invitó al presidente de Chile de entonces, Arturo Alessandri Palma, a conocer dónde se reunía el pueblo a comer y beber. Al llegar dijo: “¿Y a esta piojera me trajeron?”. Aunque el cartel con el nombre oficial se lo pusieron recién en 1981. Uno no reconoce allí ninguno de los aromas que liberan los vinos finos cuando se orea la copa. Pero encuentra algo mejor, la calidez humana que hace que lo que te sirvan en el vaso plástico sea irrelevante, irreverente, irremplazable… Familia de palabras borrachas. Alma universal, sucursal Chile.

la piojera santiago

 

En La Piojera, uno puede comer a muy buen precio comidas típidas como anticuchos, perniles, arrollados y parrilladas. Pasamos  un buen rato en este sitio (miren las imágenes del video arribad el todo si quieren reírse) y probamos el terremoto, un trago preparado con helado de piña, vino pipeño y algún licor que ande sobrando… Hay variantes llamados “réplica” y “tsunami”.

trago terremoto chile

Tres terremotos y a conversar… (ojo con las réplicas)

 

Dónde comer barato, opciones mochileras

El Hoyo (Metro Estación Central)
El Venecia, Barrio Bellavista (Metro Baquedano)
Kleine Kneipe: Sandwiches y cerveza artesanal (Providencia-Ñuñoa).
Bierstube: Comidas y cervezas en un pequeño pedazo de alemania (Metro Baquedano)
Portal Fernandez Concha: sandwiches, completos y restaurantes peruanos por las calles aledañas (Metro Plaza de Armas)
Barrio Cumming, cervecerías, parrilladas, etc. (Metro Cumming)
Barrio Yungay (Metro ULA)
En el Barrio Patronato hay económicas propuestas culinarias tradicionales de la sminorías árabes y coreanas. (Metro Patronato)

Plaza Ñuñoa, miles de lugares para comer y tomar (Metro Plaza Egaña)
Mercado Central (Metro Cal y Canto)
Cervecería Nacional (Metro Cumming o ULA)
La casa de Neruda en Isla Negra

La casa de Neruda en Isla Negra

Yo creo que la primera casa de un escritor son sus palabras, pero ni siquiera había leído ningún libro completo de Neruda (más allá de los poemas más famosos) cuando me tocó visitar su casa en Isla Negra, a una hora y media de Santiago. Allí, como un infiltrado en el rincón privado del poeta, en esa casa atiborrada de objetos, que él había recolectado cual coleccionista, encontré muchísima referencia a los viajes. Había mascarones de proa, timones y brújulas, mapas y globos terráqueos. Imaginé que Pablo vería a sus versos como navíos, como mensajeros y a su casa física, sólo como un recordatorio de ese movimiento. Me impresionaron, particularmente, los mascarones de proa, comprados en cementerios de barcos o anticuarios. A todos les puso nombre. Está María Celeste, que cuelga de la pared mirando el mar (y según la leyenda derrama lágrimas de nostalgia). Desde la pared opuesta, la mira, enamorado, el “Indio Comanche”. Tampoco hay que perderse el caballo de madera rescatado de un incendio en Temuco y el globo terráqueo de 1875, fisurado por la aduana que temía encontrar un contrabando de whiskey en su vientre. Entrada: cuesta 6 USD,  e incluye una visita guiada de 30 minutos. Los buses desde Santiago cuestan 8 USD.

interior de isla negra

Saturación de objetos poéticos en Isla Negra

 

Cajón del Maipó

Mientras Santiago se transforma en una ciudad vertical y moderna, el Cajón del Maipo es un reservorio que custodia las tradiciones rurales chilenas como el asado, el vino, y el baile de los guasos, como le dicen en Chile a los gauchos. Se encuentra a una hora de vehículo, hacia el sudeste de Santiago. Para los que no se quieren alejar mucho de la capital, es el lugar ideal para hacer mountain bike, rafting, senderismo o cabalgatas. Es un buen lugar para comer una parrillada, en lugares como La Vaquita Echá (que además hacen sus propias cervezas artesanales).

Entre los principales atractivos del Cajón del Maipo están las termas de Baños Morales, Monumento Natural El Morado, el centro de esquí Lagunillas, Baños Colina y las Termas del Plomo. También hay cantidad de bodegas, pero de eso les voy a contar en un post sobre vino que estoy por subir…

¡Espero que esta mini guía sobre qué ver y hacer en Santiago les haya servido! Cualquier dato útil, consejo de viaje, o anécdota, pueden dejarla a modo de comentario. ¡Le será útil a toda la comunidad mochilera!


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

14 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Este blog es muy bueno y informativo que tiene una completa informacion sobre Chile. Uno puede hacer visitas en este pais leyendose este blog. Cuando viajo a Chile voy a tener en cuenta. Podra tener informacion de viaje a India y Nepal leyendose nuestro blog.

  • Este es por lejos el mejor post sobre Santiago de Chile! Solo le agregaría los trekkings que se pueden hacer acá, son una de las bellezas más llamativas de esta ciudad:
    – Aguas San Ramón
    – Cerro Manquehue
    – Quebrada de Macul

    ojalá vuelvan algún día! yo los puedo llevar a ver las montañas de acá 🙂

    Saludos!

  • Nacido y criado en la ciudad que describes, leí con orgullo cada palabra que usaste para describir mi ciudad. En general hay un ambiente propio de los santiaguinos de disgusto con su ciudad. En lo personal, me encanta por cada uno de los lugares y actividades que describes.

    La Piojera es uno de nuestros grandes tesoros. El ambiente y los terremotos es algo que recomiendo a cada persona que me pregunta qué hacer aquí.

    Un abrazo!

  • admirable lo que haces, llegue a tu pagina por una conferencia que hiciste con laura y lamentable que justo en mi pais te sucedio lo del robo, soy venezolano pero me siento muy identificado porque tu personificas mi sueño de viajar, espero que tengas mucha salud para seguir haciendo lo que haces y gracias por compartir todos estos pedazos de tu vida , un fuerte abrazo

  • Buen recorrido, sólo me permito agregar:
    Barrio de Quinta Normal (museos, parque, biblioteca)–> Metro Quinta Normal.
    Barrio Franklin (un gran mercado persa, donde puede comer, comprar antigüedades, ropa, videojuegos, etc; visitar fines de semana) –> Metro Franklin.

    Saludos

  • hace poco días descubrí tu blog, y lo estoy devorando!!! jaja
    A la fecha puedo actualizar algunos datos:
    1-El museo de bellas artes ahora es gratis todos los días!!! 😀
    2- Centro cultural moneda cobra sólo por la exposición principal, el resto es gratis
    3- Se inauguró el Museo Violeta Parra (imperdible)
    4- Se re-inauguró el teleférico San Cristobal!!!..con muchas cabinas y mucho mas modernas que las de antaño
    5- Comuna San Miguel, museo Cielo Abierto (edificios usados como lienzos por artistas nacionales e internacionales) gratis!!!!
    6- Como hasta por luka y media ($1.500) poco menos de 3 dólares se come en la Vega Central (no exagero, el plato de porotos con rienda (frijoles con tallarines) cuesta $1500)
    7- Hoy por hoy está en boga el barrio Italia (metro Sta. Isabel), barrio con muchos restaurantes y bares caros, tiendas de diseño, antigüedades, etc. el verdadero barrio hipster.
    En enero está el festival Santiago a 1000, con muchas obras de teatro en salas (con cobro y gratis) y muchas obras en las calles (totalmente gratis)
    8- En la cima del cerro San Cristobal puedes acceder a 2 piscinas para capear el calor del valle central..
    un abrazo..cuando vengas a Stgo les ofrezco mi sillón, vivo en el barrio Bellavista
    saludos
    Eduardo Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual