CIRCOS EN LA OSCURIDAD, O UNA POESÍA ESCRITA DESDE EL SUDESTE ASIÁTICO.

“Las unicas peronas para mi son los locos, todos aquellos que estan locos por vivir, locos por hablar, locos para salvarse, deseosos de todo al mismo tiempo, aquellos que nunca bostezan o siguen el sentido comun, sino que arden, arden y arden como fabulosas antorchas romanas….” Jack Kerouac (1922-1969)
Viajar por el Sudeste Asiático como mochilero fue sin dudas un mosaico de historias desopilantes, vividas en pequeños pueblos tropicales que funcionaban como sedes de siempre fluctuantes caravanas de viajeros internacionales. La prosa que sigue fue escrita “de un tirón”, en un experimento de escritura automática con algo de ayuda cósmica. A quien esté por partir hacia Laos, Tailandia, o India, le ayudará a entrar en clima. El disparador de este río fue la convivencia con una tribu de malabaristas viajeros que conocí en Luang Prabang, pero también hay varias referencias a los Cyclown Circus, un circo bicitransportado con el que también compartí camino en Turquía, China, Laos y Tailandia.




———————————————————————————–

CIRCOS EN LA OSCURIDAD


Me gusta Laos, es mágico  como nosotros – le dijo Maddi, la vasca, a Ronan, el irlandés  a orillas del rió Mekong. ¿No me digan que ustedes también creen que el terrible maravilloso accidente de la felicidad sucede en los margenes? Sí, y además creemos que se puede hacer malabares y fuegos a la vez. Eso sería la libertad total – exclamó Ronan. Hace poco tiempo que conocí a esta familia. Al principio Maddi jugaba con los niños de la calle. “Tenés que dejar que los pois sean una continuación de tus manos” -dijo. Entiendo el punto en el movimiento al que te referís.
Descalza, una vez que te acostumbras a estar descalza es hermoso. Liviana, el asfalto es también la tierra que pisa y a la que pertenece Michi, la alemana de rastas. Barfuss… cada palabra del alemán es dulce, aunque el acento las puede volver bastante monótonas. Cuando había visto a la familia en la calle sabia que terminaría  con ellos. Lo mismo con todos los circos. ¡Esto es como una convención de artistas del fuego! Los pois se pueden hacer con 110 gramos de arroz o con pelotas de tenis. No me puedo permitir todos los días almorzar en un restaurantes. Barfuss, la verdadera farándula  

¿Sos de Lubeck, Michi? No, de más al norte, de Schleswig Holstein. Alli se habla Plat-Deutsch, como esos idiomas muertos que algún freaky trata de resucitar. Cierta vez estaba en una de las islas al sur de Funnen y alguien dijo: mañana sale un barco para Alemania, ¿alguien se prende? Sus pantalones eran una cloth donation de una mochilera coreana. Mientras dejaba que la bola la guiara ella me sonreía y decía: es todo lo que hago en la vida, tanzen und spielen. Sus ojos, de una claridad infinita. Yo, sabes, puedo hacer “contact” con el pie – estúpidamente le dije. Ronan decía que solo cuando tengamos pleno dominio de nuestras posibilidades musculares y de balance dejaremos de ser esclavos de las presiones del mundo. Y Ronan era un tipo listo.

 

Un viejo libro artesanal que solía vender en mis viajes



Todo baja hacia el rio Mekong, especialmente las naranjas que se acaban de caer de la mochila de Maddi. ¿Hacía más calor en Chang Mai, no? Algunos van al Encuentro Rainbow. Nosotros siempre hacemos espirales, y al llegar acá y ver la moda local flasheamos. ¿Tú que haces? Soy contrabandista de versos, vendo libros y palabras para pagar la cerveza y la comida. De alguna manera hago malabares con palabras para crear mundos. 



Luang Prabang es una ciudad bizarra: por la calle te ofrecen pasear con elefantes. Esa casa colonial francesa esta fechada en 1934. Con la liberté y la fraternité llego también la baguette. Las bolas luminosas giran en la oscuridad. Son un carnaval de luciérnagas que desafía las entrañas de la noche. La vasca dice que deberían tener un ritmo alterno. Acaso las bolas son un encantamiento, y mezcladas, como los significados en una poesía  le sacan el candado a mundos que existen solo para los ojos que rastrean esa frecuencia. Malabares. Poesia. Autostop. Sinergia. Son como los poemas de una sola palabra, cuyas letras pueden cifrar la historia de un reino o un amor. Beer Lao. O la vieja Quilmes. Sabaidi. ¿Cómo te va? Don’t worry about a thing, because every little thing is gonna be all right. Lo que estuvo bien fue que no durmiéramos los siete en la misma habitación.  Ronan conoce a Michelle, la chica de Galway, que logró que un sombrero afgano acomodara la belleza.


La hierba deparaba una coordenada en la que irrumpían en la noche los símbolos coloreados del reiki. Un chamán de la Plaza Mitre ya me había cantado esa intersección hacía tiempo. No se puede pretender que las palabras dejen de ser trampas vacías  Sino Michelle me hubiera confiado algo mas que sus razonamientos. Es un nivel muy mezquino en el que comerciar. Hay reyes que desde que escucharon el poema de una sola palabra se han vuelto vagabundos. Malabares. Poesia. Autostop. Sinergia. 

Lo bueno es tener siempre a mano una excusa para arrancarle una sonrisa a los niños de las aldeas. ¿Qué tal si pasamos la Navidad comiendo bananas gratis? Otra cosa gratis que se daba en una esquina eran abrazos, y la gente que los recibía brillaba con mas energía  Algunas parejas protestaban con orgasmos, y a través de una pared se escuchaban voces en hebreo que preguntaban por el sitio exacto del Encuentro Rainbow en Tailandia. Cuatro años antes, en Argentina, mucha gente también había comenzado a moverse a dedo. Celebraban el movimiento y la producción furtiva de la distancia que, paradójicamente, los llevaba a estar mas cerca. Vicky había sido la primera en ponerlo en palabras, y en hablar sobre despeinar el alma y tomar por asalto calesitas. Se empezaron a desear “Buenos Caminos” también del otro lado de la cordillera. Ojala ayude a que se deje de pelear por los nidos de los cóndores.

Las bicicletas mutantes de los Cyclown Circus, en Capadoccia, Turquía.

        
¡Había tantas maneras de emigrar…! En otras latitudes, unos lunáticos habían decidido construir bicicletas de doble piso para poder alcanzar las hojas de los arboles. Pedaleaban con el circo encima. Paralelamente pedaleaban contra las guerras del petroleo. Nadie destapaba ya latas de Coca Cola. Se deconstruían las sociedades visitadas al pegarle un golpe en la nuca a los peatones, dirigiéndoles la palabra con la tierna etiqueta de “stupido!”. Todos los mambos marginales habían liberado sus topadoras destinadas a Babilonia. Cada vez que el artesano urdía un mundo de alpaca una bala perforaba el pecho al Minotauro que devoró la belleza. 

América Latina iniciaba al fin una marcha hacia si misma. Se conversaba del tema hasta en los árticos bares de Tromso. Yo era de allí el único que había crecido mirando otras estrellas. Bueno, entre los ciclonautas también estaba Rocío. A ella le gustaba decir “voy caminando por el aire” pero habia olvidado la palabra “carozo”. En Nicosia, los bici-clowns habian okupado una casa enorme habitada por un rasta que conviva con su basura. Hubo que limpiar bien antes llamarlo Hogar. Al conocerlos, Bo, el chino de Kunming, dejó su trabajo en Siemens. No quería vender Rayos X el resto de su vida. Lila. La vita e gioco.


Mucho tiempo había pasado desde que una gota mágica en los Himalayas Indios nos había hecho temblar los ojos. Habíamos sido la lluvia y también la montaña para evitar el desdoblamiento del mundo y del yo. La realidad gritaba tras una filigrana de hexágonos purpuras y naranjas. Hay un poco de confusión  no? – pregunto el Capitán mientras me guiñaba un ojo. No quedaba claro si los que bailaban rock and roll en una punta del Shiva Café eran o no campesinos tibetanos. A Sergio el chileno le habíamos enseñado a jugar al truco, para ser cuatro, pero nunca había aprendido a cantar bien el tanto. En un punto de la noche –que fue larguísima  acordamos crear con la mente a una francesa que justo apareció en la puerta. Flotando la vimos acercarse. Encalló en las piernas de Sergio, pero cuando ella le pregunto su edad el volvió a cantar mal el tanto. Quiero 37. Son buenas, dijo la francesa que tendría poco mas de la mitad, y desapareció.
  

Los murales de los templos budistas conspiran para el flasheo.

                            
                         
Con la respiración sincronizada todos quedamos conectados por una vibración que culmino en el “Om”. Todos presentimos que Dionisia, la griega, era la hechicera detrás de los arañazos en el velo de Maia.. Lucas tenia una explicación  algunas setas liberan fotones que codifican información sobre el universo. Las plantas tienen un mensaje para darnos –dijo. El “San Pedro” es como un viejo sabio que te toma del brazo y te guía. Con la ayahuasca, en cambio, agarrate Catalina. Lucas era un caballero en todo el sentido de la palabra, pero a todos nos sorprendía que sus genes siguieran navegando los rápidos de la evolución  

En el calendario maya hubiera sido el día de la luna roja autoexistente, pero en cambio era apenas un Jueves. El satori no podía durar por siempre. Pronto lo que parecía un gato volvió a ser un almohadón  Para no deprimirme recordé a la gente de Venado Tuerto, que bailaba murga sobre los cadáveres de los imperios, y también recordé a Cecilia, a quien cuando le estalla el mercurio sale a caminar con patas de palo por las soleadas calles de Corrientes. Resplandeció a su vez el día en que con el Conde despabilamos una Ford ’38 que se oxidaba en un granero en Ramon Santamarina. Había sido nuestra manera de festejar el milenio, digo, chocar la ’38 contra un 1114 en el cruce de La Dulce. El Mekong me pareció  por un segundo, más lejano de lo que estaba. Me dio en pensar luego en los amores que se me habían quedado enganchados, en la parada del 86 o en el binario 8 de la Estación de Trenes de Milán. Mejor dejar algunos caleidoscopios en la oscuridad.

Kinga Freespirit en su viaje final, en Africa.

                                
Michi me devolvio a la realidad, me pregunta: “¿Es verdad que cierran Christiania?” No se gringa, a vos te queda más cerca de casa. Ella era de las que creían en las granjas de unicornios, que no son compatibles con el Parlamento Europeo. Todos los espacios creativos preparaban sus maletas. Para dilatar lo inevitable algunos viajeros se habían aventurado a cruzar la Mauritania en camellos blancos. Alli se encontraron con rituales de te sin tiempo a la vera de caminos sin asfalto. Ya de antes sabían que las mejores cosas en la vida no eran cosas, pero eran gratis. Kinga se los había revelado antes de dirigir su pulgar al cielo. Pinochet había ido tiempo después en la misma dirección  aunque una colisión con el canalla era imposible. 


Alguien me pregunto si iba a volver a casa, respondí que siempre algo le daba cuerda al trompo, y que apreciaba a los caracoles. Volví caminando por el Mekong. El hecho ocurrió en Luang Prabang, Laos, a finales de diciembre de 2006. Cada palabra que lo relata es un segundo más joven que la anterior. Al margen de este espejo infiel, yo se que las pois siguen girando en la oscuridad. Malabares. Poesia. Autostop. Sinergia. Y tantos otros circos que parecen invisibles.

VOCABLABLARIO.

Rio Mekong. Uno de los principales rios del Sudeste Asiatico.
Contact. (En ingles) Tipo de malabar que consiste en mantener un bola siempre pegada al cuerpo.
Poi. Tipo de malabares originario de Nueva Zelandia en la que las bolas estan fijas en el extremo de una cuerda.
Barfuss. (en Aleman) descalzo/a
Lubeck. Ciudad del norte de Alemania.
Schleswig Holstein. Provincia alemana en la frontera con Dinamarca.
Funnen. Una de las islas que forma Dinamarca.
Freaky. (En ingles) Excentrico.
Cloth donation. (En ingles) Donacion de ropa
Tanzen und spielen. (en Aleman) bailar y jugar
Chang Mai. Ciudad del norte de Tailandia, en el circuito mochilero.
Encuentros Rainbow. Encuentros mundiales de artistas, pacifitas, viajeros, y demas personas que buscan mejores alternativas para este mundo.
Luang Prabang. Ciudad del norte de Laos, en el circuito mochilero.
Liberte, fraternite. (En frances) Libertad y fraternidad. Lema de la Republica Francesa.
Sinergia. Concepto que resume la idea de que el todo es mas que la suma de los elementos individuales que lo forman.
Beer Lao: marca de cerveza de Laos.
Sabaidi: (En Laos) Hola
Don’t worry, about a thing, cause every little thinkg is gonna be all right. (fragmento de un tema de Bob Marley) No te preocupes por nada, por todo va a salir bien.
Buenos Caminos. Saludo comun entre los viajeros latinoamericanos.
Stupido. (En italiano) Estupido
Babilonia. En la jerga de los Encuentros Rainbow, la sociedad contemporanea.
Tromso. Ciudad del norte de Noruega, sobre
Nicosia. Capital de Chipre.
Kunming. Capital de la provincia de Yunnan, en China.
Lila. Concepto hindu que resume la idea de que la vida es un juego.
La vita e gioco. (En italiano) La vida es juego.
Om. Sonido utilizado en el yoga y otras disciplinas orientales para meditar y armonizar con el universo.
Velo de maia. Concepto hindu segun el cual la vida material cotidiana es una ilusion de la mente.
San Pedro. Tipo de cardon sudamericano cuyo extracto ha sido utilizado por siglos por chamanes para viajes astrales.
Ayahuasca. Planta sudamericana tambien utilizada para expansiones de conciencia.
Satori. En la tradicion zen, estado de experiencia cumbre.
Venado Tuerto. Ciudad de la Provincia de Santa Fe, Argentina.
Ramon Santamarina. Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina.
Christiania. Comuna autonoma ubicada en Copenague, Dinamarca, que pronto sera clausurada por el gobierno danes…
Kinga. Kinga Freespirit. Autostopista y escritora polaca. Recorrio el mundo a dedo entre 1998 y 2003. Autora del libro: “Led by Destiny”. Murio de malaria en Ghana, Africa, en Mayo de 2006.


———————————————————————————————

Para recibir en tu casa nuestros libros “Vagabundeando en el Eje del Mal- Un viaje a dedo en Irak, Irán y Afganistán” o “Caminos Invisibles -36.000 a dedo de Antártida a las Guyanas” sólo nos tenés que mandar un mail a acrobatadelcamino@gmail.com 

¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo. Más info aquí 

Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

4 Comentarios

Dejar un comenentario
  • FALTÓ UNA DEFINICION PARA PINOCHET…ME HUBIESE ENCANTADO VERLA…

    Y TB ME GUSTÓ ESO DE QUE NOS DEJEMOS DE PELEAR POR ESOS NIDOS DE CONDORES, AL FINAL LOS CONDORES NO SON DE NADIE, SINO QUE SOLAMENTE DE ELLOS…. Y AQUELLOS NIDOS SOBRE ESAS LINEAS IMAGINARIAS Y BUROCRATICAS…TAMPOCO SON DE NADIE, SINO Q DEL MUNDO

    BUENA ESTRELLA

    Y BUENOS CAMINOS..

    /LUMPEN

  • genia!!!!!!lo que todos queremos!!!!esa vida la queremos todos,y no nos animamos!!los viajes es algo muy importante en la vida,es lo que te queda….los admiro.roberto villa constitucion sta fe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual