BERGHAUS BIOFLEX 65+10: LA MOCHILA QUE REEMPLAZARÁ A LA MAGA



Me costó tomar la decisión, no les voy a mentir. Pero a La Maga, la mochila que me acompaña desde 2004, le había llegado la hora de jubilarse. La había comprado en Belfast, Irlanda del Norte, antes iniciar la vuelta al mundo a dedo. Se fogueó en los mágicos acantilados de la costa del condado de Antrim, suavizados por cursivas colinas de un verde Saint Patrick. Los castillos en ruinas y las pintas de stout le contagiaron su valor. Y salió a recorrer el mundo. Salí. Salimos. Alguna vez resumí su biografía en este blog. No es el momento de repetir anécdotas como borracho. Sólo voy a insistir compartiendo la referencia que colgué bajo la foto de ella expuesta en la expo Vagabundeando en el Eje del Mal en el Centro Cultural Borges:

“Ajustarla a mi espalda es como calzarme un par de alas y tirar los dados. Una provocación al horizonte y una evocación del azar. Mientras ella esté pisando la banquina, mi alma estará segura y libre. Modelo: Berghaus Khumbu 70.”

Ahora, después de 60 países y 215.000 kilómetros, La Maga se merece un descanso, una vitrina desde donde recordar y permitirme hacerlo. Es un objeto con karma propio,  que fue testigo de una diversidad de escenarios que roza lo inverosímil, desde el desierto sirio hasta la Antártida. Viajó en aviones, en carros tirados por burro en el Sahara y en canoas por el Amazonas. El mismo día en que me resigné a jubilarla decidí escribirle a Berghaus, el fabricante, una empresa inglesa con medio siglo de tradición, algo así como los Rolls Royce de  de las mochilas. Después de llevar una Berghaus a la espalda por medio planeta, tenía la esperanza de que ellos decidieran patrocinarme con una nueva mochila que reemplazara a La Maga.






Y no me equivoqué. Aunque la política de la empresa es normalmente patrocinar a escaladores y deportistas extremos europeos, no fueron indiferentes a la petición de este trotamundos sudaca enroscado en proyectos sociales y educativos. Hay que valorarlo, porque podrían haberse negado fácilmente, alegando que la mayoría de mi audiencia era argentina y que ellos no apuntan a ese mercado. No sólo no lo hicieron, sino que con esa deferencia tan inglesa se disculparon por no poder ofrecerme otra Khumbu 70,  que ya es un modelo discontinuo y me enviaron el link a su catálogo.


No es fácil elegir una mochila. Lo que me había llevado a preferir a La Maga entre decenas de modelos era su respaldar, mullido como un sofá. Por eso, me enamoré a primera vista de la novísima BioFlex C71 Series 65+ 10. No podían apreciarse demasiados detalles en la fotografía del catálogo, pero la elegí con los ojos cerrados porque ellos mismos decían que Bioflex era un novedoso sistema de ajuste automático al movimiento. No entendí un corno de qué hablaban, pero si ellos lo anunciaban, por Jesucristo debía ser bueno.


Aunque la enviaron meses antes, recién pude encontrarme con mi nueva mochila hace pocas semanas. Estaba envuelta en dos bolsas de consorcio. La ansiedad hizo que abriera el paquete a arañazos, como un niño demasiado feliz ante su regalo de Navidad.  Y eso, para mí, era mucho más que un regalo, era algo así como desatar un ángel.

 


De frente, hasta parece una mochila normal. Lo primero que hice, fue girarla para examinar su respaldar.  Lo que vi me infundió una sensación de alivio, de tranquilidad y buen augurio: aunque el diseño en la nueva mochila era más moderno, había rasgos comunes con La Maga. Sentí que de alguna manera, había algo de ella en la nueva Bioflex, que de tan nueva aún brillaba. Inmediatamente me llamó la atención el encastre de plástico y los rieles por los que se deslizaban las correas auto-ajustantes, pero para serles sincero, me importaban poco todos esos artilugios: ya estaba satisfecho con comprobar el respaldo esponjoso y ancho, los bolsillos laterales anatómicos y la buena calidad de los materiales. O al menos esa era mi opinión hasta que la rellene con ropa y me la cargué a los hombros.


Entonces… magia. En los 14 años que levo de mochilero no había visto nada igual. A medida que camino, la parte inferior de la mochila, la que se agarra a mi cintura, va girando y acompañando el movimiento de mis pasos. Todo el panel inferior del respaldar actúa como un volante que puede girar hasta 45 grados hacia cada lado.

El botón amarillo sirve para regular el rango de auto-ajuste de las correas que van a los hombros. En fin, los de Berghaus entendieron mal y me mandaron una mochila para ir a la luna. Todavía estoy probando si habla, quizás sólo sea tímida y por eso no responde.


Será ahora cuestión de sacarla a la ruta y testeó sobre el terreno. A esta mochila, la sigue esperando un mundo: heredó los 140 países que aún no pude visitar. Habrá también que nombrarla, quizás un día de estos me despierte habiendo soñado su nombre, o la inspiración caiga como un rayo cuando ya estemos en el camino…


¡Recuerden! para recibir en su casa nuestros libros “Vagabundeando en el Eje del Mal” o “Un Tango en Tíbet” sólo nos tenés que mandar un mail a acrobatadelcamino@gmail.com¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo. Más info aquí  ¡Gracias!

Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

33 Comentarios

Dejar un comenentario
  • Lo publique en mi muro, lo de la actitud de la empresa!!!!

    felicitaciones, enjoy…….Me gusta MORGANA, como nombre, ojo, es muy poderosa…..En el ciclo artúrico, el hada Morgana es un personaje femenino, a veces presentado por los cristianos como antagonista del Rey Arturo y enemiga de Ginebra. En los relatos galeses más antiguos Morgana tiene dos antecedentes que no tienen su nombre, pero sí algunas de sus características: El primero es la diosa Modron, que se casó con el rey Urien y fue madre de Owain (igual que la Morgana Le Fay de La Morte d´Arthur) y Gwyar, hermana de Arturo, que era madre de Medrawt y una poderosa bruja (papel de Morgana en otras versiones). En la Vita Merlini (Vida de Merlín) del siglo XII, se dice que Morgana (“Morgen”) es la mayor de nueve hermanas que gobiernan Ávalon. Geoffrey de Monmouth habla de Morgana como sanadora y cambiante. Escritores más tardíos como Chrétien de Troyes, basándose en la interpretación de Monmouth, han descrito a Morgana vigilando a Merlín en Ávalon.

  • Voy anotando ideas! que buena información Mercedes, la voy a agendar!

    Si alguien se compra una, díganle de alguna forma a la empresa que se enteraron por mí (nombre y dirección del blog), así sumo puntos. Ahora le quiero pedir un par de botas! :-))

    Un abrazo!!

  • Lasnubesnoviajansolas Cine dijo en Facebook:

    Hasta siempre Maga, viajera eterna de los caminos, extensión del cuerpo de los acróbatas que andan por el mundo con paso seguro

  • Gabriel Ponce dijo en Facebook:

    Como nombre propongo uno bien simple y util. que defina que se trata de una mochila pero que tenga un sentido cariñoso, dado que acompañara por kilometros. “La Chimo” me resulta muy simpatico.

  • Ana Maria Iogna dijo en Facebook:

    ‎”ARGEN ” …………… la mochi no lo será , pero Juan y Laura son bien ARGENTINOS ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ exitos con la nueva amiga …………

  • Ariel Paternain dijo en Facebok:

    felicitaciones por los indudables, promisorios, hereditarios, y bien aventurados 140 paises que llegaran !!!! a los 4 (mochila de lau, mochila de juan lau y juan, jaja)

  • Me divirtió mucho la historia…pero es muy loco pensar en porqué se les habrá ocurrido esos nombres a los que comentaron !!!, se notan las cabezas, de dónde vienen, si son prácticos o románticos. Yo diría que estaría bueno hacer una compulsa (me gusta esa palabra!) popular y que la gente vote. Bueno Juan, me quedé con ganas de conocerlos personalmente. Ya les mandaré fotos de mi Luli, que ahora se llama La Bondiola, con la que estoy preparando mi viaje. Saludos a Lau, Marcelo.

  • Voy a extrañar a La Maga, pero ciclos son ciclos. Capaz La Maga II por aquello de que nos reciclamos pero somos los mismos, iguales pero diferentes. Una que quiere darle continuidad a la cosa vio.
    Un abrazo y que la nueva mochila te llene de tantas o más historias que la anterior.

  • Voy a extrañar a La Maga, pero ciclos son ciclos. Capaz La Maga II por aquello de que nos reciclamos pero somos los mismos, iguales pero diferentes. Una que quiere darle continuidad a la cosa vio.
    Un abrazo y que la nueva mochila te llene de tantas o más historias que la anterior.

  • Hola juan pablo! muy bueno tu blog, das ganas de encarar un rato y salir por ahí a conocer! te hago una consulta, quiero salir de mochila por primera vez y bueno estoy en lo mismo que todos los que recién empiezan, viendo que mochila me compro. La verdad que con la descripción que me diste ya me vendiste el modelo de la berghaus! jaja me gustaría si me la recomendas para que sea mi primera mochila y si se puede conseguir en argentina, o si se puede encargar o algo asi. Desde ya muchas gracias por toda la info!
    Pd: Quiero viajar de argentina a peru como primera experiencia.
    Saludos!

  • Mi marido tiene una desde hace 10 años y la lleva a pescar de tierra donde tiene que caminar horas y bajar por acantilados hasta la costa por senderos estrechos. Y no quiere otra. Esta desteñida pero ni un arañazo. Como el primer día. Y la lleva esperada. Aparejos ropa saco carretes etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual