- 10 Mayo, 2011

APOLOGIA DE LAS GOTERAS

“Yo los invitaría a mi casa, pero soy muy pobre” – había sido la declaración de Asunción, una mujer de unos cincuenta años que sin emitir palabra se había acercado para obsequiarnos tres naranjas y dos bananas, como si fuera una emisaria de alguna deidad fluvial-frutal en cuya jurisdicción nos aventurábamos. Y de alguna manera lo era, pues todas las […]

Seguir Leyendo

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual