DUELO DE BILLAR EN EL BOLICHE DE MERINOS


Luego nos damos una vuelta por el “Comercio” del pueblo. El clásico almacen de ramos generales donde también se sirven bebidas y se juega billar. En ésta última destreza Baldomir parece ser el experto del pueblo. Tras abrir la puerta y ver al dueño del establecimiento, un hombre de enormes brazos, bigotes y ojos saltones, ambos se paralizaron como dos perros rivales y se retaron tácitamente a duelo, uno de esos duelos que llevan lustros de reediciones y revanchas. Para hacer enojar a su contrincante, Baldomir manipulaba mi presencia –y la de mi cámara- y aseguraba: “¡Me vienen a contratar para el casino de Mar del Plata!”. Y si la jugada era exitosa añadía: “¡Sacale una foto, sacale una foto a eso! Por cierto espíritu de imparcialidad dejé a los dos hombres solos, para que pudieran continuar los do juegos en los que se medían. Pues las bolas de billar ruedan sobre el paño, pero la oratoria que las sobrevuela, la manera en que cada jugador desalienta al rival marcándole sus errores o celebrando alguna carambola propia es otra destreza que amerita puntaj aparte. Un buen orador puede perder y aún así dejar a su rival con la sensación de haber tenido, apenas, una inusual racha de suerte.



En el frente del boliche, hay un kilométrico mostrador de madera sobre el que cuelgan, a varios metros de suelo, todo tipo de herramientas y cintos de cuero con enormes evillas y medallas.. De éste lado del mostrador, dos ancianos beben tranquilos su caña. Intento seguir su conversación, pero como no tomé caña, entiendo poco, aunque parecían hablar del derecho a la justicia por mano propia.

– Les prohibieron el Mauser y el Winchester, porque no los sabían usar…
– Haz el bien y no ve a quien….
– Pero a esa gente… ¿cómo no le va a hacer un bien al mandarlos a la dulzura del más allá?
– Si se trata mal al pueblo, malo queda el pueblo. Lo único que le dan es vino.

Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

2 Comentarios

Dejar un comenentario
    • Hola! jaja Me encanta que la gente reconozca en las fotos del blog a sus vecinos y amigos! La pasé muy bien en tu pueblo. Mandale saludos al comisario (si es el mismo que habia en 2009) que nos agasajó a mi y a mi novia con un asado (además de alojarnos). Abrazo desde Tanzania!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual