Otras vez las rutas europeas: vacas sin karma en países de banqueros, y encima..¡Sarkozy!

Contraste en Estrasburgo, Francia. La catedral gótica y casas estilo fachwerk

Visite Estrasburgo, Francia, la tarde de la victoria del tal Sarkozy, uno que se las da de nacionalista y racista, aunque si hubiera estado en la epoca de Adolfo lo hubieran subido a un vagon sin ventanas dirigido no precisamente a un pueblo, pues es de ascendencia húngara. Estaba en Alsacia, una zona muy conservadora aunque de innegable belleza, donde visitaba a Maru y David, dos amigos españioles a quienes habia conocido en New Delhi el año anterior. Francia es un pais interesante, donde hay que escribir una carta de motivacion hasta para conseguir empleo limpiando inodoros, una carta en la que uno debe explicar como piensa que sus cualidades personales pueden aplicarse a la posicion deseada. Por la noche, sin embargo, un rebanio de estudiantes se junto en la plaza a protestar por la eleccion del vinagre de Sarkozy. Todo era muy tranquilo, tanto que de grupo en grupo yo iba vendiendo mis libritos. La gente charlaba más que protestar. Unos cuantos piqueteros no hubieran estado demás…La mañana siguiente deje Estrasburgo rumbo a Alemania. La misma naturaleza parecia protestar contra Sarkozy, llovía a cantaros.

En el pueblo de Plobsheim, un viejo furgon citroen de los años 60…

Aunque no lo crean, en esta estación de servicio suiza, yo le pregunté la hora a uno de los empleados….

Mientras atravesaba Suiza rumbo a Liechtenstein quede impctado por la pulcritud de las vacas suizas, todas parecian estar posando para una publicidad de Milka o Carandache. Nada mas distante a las vacas llenas de barro y karma que caminan como zombies empastillados por las calles de Amritsar o Delhi. Cruce Suiza varias veces, de Italia hacia Alemania y viceversa. Hubo muchos viceversa, muchos tuneles San Gotardo, muchas periferias de Zurich, una noche en un pueblo llamado Zofingen donde vendi mis libros a los estudiantes de un pub llamado “Rotten Ochsen”que un siglo atras habria sido una posada. Cuando llegue, con mucha hambre y cargado de mochilas y paquetes, me senti como si esa casona me hubiera guiniado un ojo y dicho: “Ah, cuando yo fui construida llegaba mucha gente como tu…”.

De vez en cuando uno viaja en estos clásicos….. ¡un Jaguar modelo 70!

Jorge, el portugués que me alojó en Zurich.

Liechtenstein me pareció un pais de banqueros. Prolijo, inerte, parecia una animacion en 3D, era como estar dentro de un Play Station. Los autos pasaban emitiendo un zumbido parejo, y se detenían ante cada cruce peatonal. Hombres de traje y portafolios eran lo unico que caminaba por las calles. La Capital del Aburrimiento. La gente que conocía allí decía que lo particular reside en que allí es normal cruzarse con el príncipe caminando descalzo por la montaña, lo que es comprensible porque Liechtensteinse trata , en definitiva, de una montaña.

Las calles de Vaduz, Liechtenstein, capital europea del aburrimiento.

En Tirol, Austria, visite a mi amiga Katrin, que es mi compañera de desinfección (argumentábamos que las heridas del corazón se desinfectan etílicamente). Cuando uno está triste va a la casa de Katrin y entre cervezas y licor Jagermesiter ella te explica que la vida es linda, que el amor de tu vida te espera a la vuelta de la esquina y que aquellas peronas a las que heriste van a resucitar y agradecerte ….y a continuación te pregunta si realemente crees en todo eso….El tema de la semana: la culpa…. El sueño de Katrin: bailar salsa en Cuba con un viejito. ¿Pero por qué tiene que ser anciano, Katrin? ¿ya estamos con la culpa de vuelta?


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

2 Comentarios

Dejar un comenentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual