PAK LAY: BANDERAS COMUNISTAS CON ACENTO FRANCÉS

                    


Pasaron dos semanas hasta que Chaning y Rocio del Cyclown Circus hicieron su morosa aparicion en Luang Prabang, Laos. Resulto que ni bien cruzaron la frontera desde China, un dia despues que yo me aburriera de esperarlos, se encontraron por total casualidad con un circo local. El circo local constaba de 25 artistas que viajaban hacinados en un camion, transportando consigo escenario, iluminacion, instrumentos, etc. En cada pueblo donde montaba su tienda, el circo anunciaba orgullosamente la presencia de dos “falangs” (extranjeros) entre la tripulacion…Era una oportunidad unica para ellos, la de viajar con un circo asiatico, por lo que acordamos que yo siguiria viaje hacia Chiang Mai, donde el resto de los Cyclowns llevaba un mes trabajando. Ellos llegarian un par de semanas mas tarde.


Es enero de 2007. Dos calendarios en el cesto y sigo viajando. Sali hacia Tailandia por una via no ortodoxa, la ruta que va hacia Sayanbuli, Pak Lay, etc, recientemente abierta al turismo. La “Route 4” resulto tener mas transito del que esperaba, y pronto estaba en Sayanbuli. El camion que me transportaba cruzo el Rio Mekong en un ferry deecorado con la hoz y el martillo. Estamos, despues de todo, en la Republica Democratica de Laos!!

En Sayanbuli intente alojarme en un monasterio. Los monjes primero dijeron que si pero despues vino no se que botonazo que era profesor de ingles y salto con la letra de la ley, que la policia podia venir y qiue yo no estaba registrado. Suficiente para demostrar lo inefectiva que se ha vuelto toda institucion religiosa a la hora de la prueba empirica. Igualmente los novicios –ninios que practican para monjes- estaban entusiasmados y aparecieron con un libro de ingles y me pidieron que lea las frases en voz alta pra aprender la pronunciacion. El botonazo no tuvo inconvenientes en que me quedara un rato a entretener a los ninios envueltos en sus tunicas naranjas, y empezo la clase…Algunas frases no me parecieron muy adecuadas para enseniarles a los monjes, sobre todo, una que decia: “The beautiful girl is wanted by a youngman” (La hermosa chica es pretendida por un joven muchacho) Tranquilo, Buda, no te pongas cachondo que la idea del desapego a las cosas materiales fue tuya.

Camino a Pak Lay, vi un elefante usado por su patron para cargar la leña cortada en el bosque. En Pak Lay, junto al rio Mekong, sobreviven algunas casas coloniales francesas, pero al reves de Luang Prabang, no hay ningun turista para registrarlas. En el “Bureau de Finance” (todos los carteles estan en frances) juegan a las bochas. Es algo hermoso que en los bureau de finanzas se juegue a las bochas. Uno de los hombres me pregunta si hablo aleman. “Yo vivi en la DDR tres años– me dice. Junto al rio Mekong, no muy lejos de una bandera roja con la hoz y el martillo, un hombre de Laos me hablaba de la DDR. El universo se habia enloquecido. En un restaurant donde comi, la anciana propietaria me despidio: “Merci Monsieur!” Si, el universo habia enloquecido. No dejaba de sorprenderme que la historia universal hubiese dejado que el comunismo y el idioma frances se filtraran hasta las entranias de esta. Selva. Faltaba un Citroen Avan Traction 1935 levantando polvo en la carretera sin asfalto, pero ese pasó solo en mi mente.

En Pak Lay abandoné mis zapatillas con las que venia pateando desde Egipto. Estuvieron en Irak, Irán y Afganistán…y ahora al innoble ciclo de la basura. Si hubiera tenido una “Maga” que me inspirara me hubiera deshecho de ellas de una manera mas poetica… No queria aparecer muy rotoso en la frontera, porque habia escuchado unos casos en que le han pedido prueba de fondos a extranejeros muy hippones. Asique en Pak Lay lave mi ropa, me ate el pelo, y hasta se puede decir que me emprolije, solo para cubrirme de polvo en 5 minutos a la mañana siguiente con el primer camión que pasó en sentido contrario. Predeciblemente, cuando llegue a la frontera, parecia salido de uno de esos retratos color sepia de los años 20.

Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual