- 31 agosto, 2005

25 al 31 de Agosto de 2005. Pontificio en Vilnius. Salvado por la gran gente de Uzupis. La taza de te y sus increíbles consecuencias.

Ya tenía bien aprendido que el viaje es una constante dislocación de las expectativas cuando el destino propuso un memorandum. Vladas, mi anfitrión, fundador del Club de Autostop de Vilnius, me puso de patitas en la calle por tocar el timbre a las 2 am, de regreso de un recital de jazz al que me había invitado Sigita, una amiga […]

Seguir Leyendo

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual