18 al 25 de agosto de 2005. El brochet Báltico: Estonia, Latvia y Lituania.





Cuando el lento ferry me hubo depositado en Tallinn, capital de Estonia, apresure mi paso por la intrincada madeja de callejuelas del centro medieval del pueblo. Tecnicamente, estaba en Europa del Este. Hablar de las ex-republicas sovieticas se complica. A muchos de nosotros estos paises nos resultan tan indistinguibles como los son a los ojos del gringo la molleja, la tripa gorda y el chinchulin. Pero hagamos un esfuerzo por poner fin a la ignorancia que rodea al „brochet baltico“ y deshilachemos la aparente similitud.
Estonia, Latvia (talbien llamada aveces Letonia) y Lituania. Los tres paises comparten en alto grado su bagaje cultural. En tiempos medievales toda la zona estuvo bajo fuerte influencia germana. Los Caballeros Teutonicos, una orden religiosa-militar de cruzados, de regreso de Tierra Santa encontraron en el paganismo de Lituania (ultima nacion europea en cristianizarse) una excusa para invadir la zona. Parte del Imperio Ruso, luego de una efimera independencia los tres paises pasaron a formar parte de la URSS en la decada del 20, recuperando su soberania solo en 1990. En 2004 los Estdos Balticos ingresaron conjuntamente en la Union Europea, como lo atestiguan los 200 mil lituanos que viven y trabajan en Londres.
Los tres paises comparten, como natural consecuencia de toda veda, el fenomeno de un desmedido crecimiento que no logra ser ecuanime para toda la poblacion, dando lugar a torvas condensaciones, Mercedes ultimo modelo junto a viejos Lada cargados de campesinos y abuelas con paniuelo. En Tallinn, capital estona, los rascacielos de vidrio crecen al ritmo de uno por anio, como hongos, y lo mismo se observa en Riga y en Vilnius. Pero saliendo de los centros historicos de maquillados oropeles uno se encuentra con viejos bloques de departamentos de la era sovietica que reciben escaso mantenimiento, para no hablar de grandes edificios del S.XIX que por dentro se caen a pedazos, sus escaleras graciosamente arquedas por incontables pasos bolcheviques y perestroikos, donde parece que en cualquier momento nos cruzaremos a Raskolnikov bajando a los saltos las escaleras luego de matar a la vieja….
Cuando llegue a Riga, capital de Latvia, era de noche. A la salida de Tallinn me habia alzado un hombre cuyo caso ilustra la „proximidad baltica“. El hombre era un lituano que trabajaba en la gerencia de la sucursal letona de Coca Cola , y venia de una reunion de negocios en Estonia. Quien mejor que el para evaluar la imagen que esta gente tiene de si misma. Luego de 300 kms resulto ser que los estonios son los lerdos, y por eso los chiste los tienen en la mira, pero a su vez son eficientes y su economia es la que mas se parece a la de un pais europeo. Hay que recordar que por aqui un salario promedio es de 200 euros… Por su lado, los lituanos (y aqui el conductor hablaba de si mismo) se autoretratan calidos („italianos del norte“ los apodan) y algo improductivos si se miran en el espejo Estonio. En los deportes, Lituania es la nacion del basquet, Latvia la del hockey sobre cesped, mientras que en Estonia son demasiado lentos para jugar cualquier deporte de pelota.
Otro de los topicos que el conductor saca a la luz es el proceso de independencia. Al parecer no fue un tramite facil para todos. Mientras en Lituania todo el mundo obtuvo automticamente la ciudadania del nuevo estado, en Latvia el gobierno se nego a reconocer como ciudadanos a aquellos de ascendencia rusa, nada menos que el 40 por ciento de la poblacion. Asi, en Latvia, hay un submundo de ciudadanos de segunda que hasta leen sus propios periodicos en ruso.
Al salir de Riga hacia Vilnius, la capital lituana decidi alejarme de las autopistas y ver el verdadero pais. Jamas imagine que el cambio seria tan brusco. Casi automaticamente empece a transitar por rutas mal pavimentadas, donde circulaban autos un decada mas viejos que el promedio europeo. Los pueblos, rodeados por un halo de abandono, no llegaban a ser pintorescos. Carros tirados por caballo se mezclaban con vehiculos. Y ahi se me cayo una lagrima, todo era demasiado argentino. Un aleman que me llevo en su Toyota Corolla dijo: „Es una lastima que estos paises pierdan de a poco su cultura. En diez anios compraran automoviles nuevos y seran como un pais comun europeo“. No se da cuenta que estos paises quieren ser como un pais comun europeo. Luego un hombre me detuvo jurandome que su amigo me podia llevar hasta el proximo pueblo. A los 10 minutos su amigo aparecio con un scooter….Mi mochila hacen sonar los amortiguadores de la moto y los hombres cambian de idea. Es hora de hacer noche, veo dos ninios con cania de pescar que se acercan ansiosos a practicar las dos o tres frases que saben en ingles. Me parecen graciosos y les tomo una foto. Cuando su madre aparece le muestro en el visor la foto de sus hijos y, orgullosa, me dice que puedo acampar en su jardin bajo unos manzanos. Al otro dia llegaba a Vilnius, y me entere que mi pasaporte italiano esta aun encajonado en Amsterdam porque el Consulado Italiano en Mar del Plata no envia el „via libre“ correspondiente, confirmando que no soy Bin Laden. Ragazzi, en Uds. mis pasos han encontrado un ancla. El pasaporte, ese chasis del alma…


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta

Más Información
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Acerca del Autor

Juan Pablo Villarino

Desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo como mochilero para documentar la hospitalidad y la vida cotidiana de los destinos más insólitos a través de mis crónicas. Escribo libros de viaJe para contribuir a la revolución nómada.

5 Comentarios

Dejar un comenentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Con ayuda de Ecovirtual